Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-10-2017

Mxico qu(h)erido

Gerardo Szalkowicz
Rebelin


El pueblo mexicano sufre una acumulacin de tragedias. Tragedias naturales que pegaron duro en las ltimas semanas, tragedias naturalizadas que lo azotan desde hace rato. Un Estado ausente que llega tarde y mal cuando la tierra tiembla, un Estado omnipresente como engranaje de un sistema de violencia mltiple, sistemtica y cotidiana.

Por estos das de fatalidad y caos, en medio de la conmovedora solidaridad espontnea ciudadana ponindole el cuerpo a los rescates y a la ayuda a los damnificados, se cumplieron tres aos del secuestro y desaparicin forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Un aniversario marcado por la impunidad: no hay ninguna condena ni avances significativos en la investigacin de aquel crimen de lesa humanidad, cometido por la corporacin policial y narcocriminal, que marc a fuego al Mxico contemporneo.

Ayotzinapa no fue un caso aislado, pero logr ponerle nombre a una guerra difusa y no convencional. Ayotzinapa sintetiza la hipocresa, la torpeza y la crueldad de un poder poltico hurfano de sensibilidad y al menos cmplice de los hechos. En estos 36 meses, el gobierno de Pea Nieto desvi la investigacin, fabric culpables, ocult evidencias. Minti descaradamente. Pero gracias al equipo argentino de forenses y al grupo de expertos de la CIDH se logr desmontar la versin oficial que buscaba dar vuelta la pgina.

Ayotzinapa no es una excepcin, pero tuvo una carga simblica especial que viraliz ante el mundo una tragedia humanitaria generalizada. Ah estn los datos todos oficiales-, que no llaman la atencin de la comunidad internacional y que los medios cartelizados intentan disimular. Segn el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, hay hoy en Mxico 30.499 personas desaparecidas, desde 2007 se reportaron 855 fosas clandestinas y 1.548 cadveres exhumados; el Instituto Nacional de Estadstica y Geografa (INEGI) revel que se producen ms de siete femicidios por da. La espiral de violencia viene de larga data, pero explot durante el gobierno de Felipe Caldern (2006-2012) y su guerra contra el narcotrfico. Aquel sexenio dej oficialmente ms de 121 mil muertes violentas, en los casi cinco aos de Pea Nieto ya se registran ms de 104 mil.

Mltiples factores explican el cuadro, pero hay uno esencial: Mxico paga muy caro ser la puerta de entrada al principal consumidor de drogas y mayor vendedor de armas del mundo. No pierde vigencia la clebre frase: Pobre Mxico, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos.

El poder fabrica monstruos y nos los vende como sus enemigos. Los grandes caones mediticos repiten: combate al terrorismo, guerra al narco, ocultando que el creador y la criatura son dos caras de una misma moneda que se complementan para seguir acumulando riquezas. Mientras, los muertos son siempre del mismo lado.

Pero hay un Mxico profundo que no quiere seguir respirando sangre. Se vio en ese tejido comunitario que aflor una vez ms mientras remova escombros, se despliega en mltiples resistencias en todo el pas que algn da se unificarn en alternativa poltica. Porque si hay algo que no pierde el pueblo mexicano es la fe. Como dice en letras rojas en uno de los muros de la normal de Ayotzinapa: Bienvenidos a lo que no tiene inicio, bienvenidos a lo que no tiene fin, bienvenidos a la lucha eterna. Unos la llaman necedad, nosotros la llamamos Esperanza.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter