Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-10-2017

Reproches a Marx acerca de El capital (Bajo la gida de Friedrich Engels)

Manuel Martnez Llaneza
Mundo Obrero


1

"Pero de lo que ms necesidad tenemos actualmente es de algunas obras de cierta importancia que puedan procurar un apoyo slido a todos nuestros semisabios, que estn llenos de buena voluntad, pero no pueden arreglrselas por s solos. Disponte a terminar tu libro de economa poltica; poco importa que muchas pginas no te satisfagan a ti mismo: las mentes estn maduras y hemos de machacar el hierro ahora que todava est caliente" escriba Engels a Marx en una carta de 20 de enero de 1845 (sm).

No se trataba todava de El capital. Marx an era un joven doctor de 26 aos; Engels tena dos menos. Ambos haban luchado en su tierra renana por los derechos civiles contra el despotismo prusiano y conocan la censura, la persecucin policial y la deportacin. Eran los tiempos de agitacin cultural y poltica que precedieron a los grandes movimientos sociales de 1848.

Se trataba de los llamados Manuscritos econmico-filosficos de 1844, coleccin de notas que escriba Marx y que empezaba a recoger dos preocupaciones que ambos compartan y que iban a cambiar la forma de hacer poltica: la importancia de la economa en la configuracin social y el papel protagonista del nuevo proletariado industrial en la evolucin poltica. Las consecuencias fueron el entendimiento de la lucha de clases y el materialismo histrico.

Aunque es evidente que a Marx le fueron tiles como elementos de estudio y reflexin, los Manuscritos no fueron publicados hasta 1932.

El mensaje que encabeza este escrito se repite con diversas variantes a lo largo de toda la correspondencia entre los dos amigos -correspondencia muy extensa porque Marx viva habitualmente en Londres y Engels en Manchester- a propsito de los varios estudios y diferentes momentos histricos que vivieron.

El capital se public en 1867 y slo el primer libro. Marx no public el resto; hubo que esperar para conocerlo a que, tras su muerte, Engels realizara un gigantesco esfuerzo para ordenar las difciles notas que haba dejado y publicarlas como libros segundo y tercero de El capital.

Entretanto, aunque haba publicado otro tipo de trabajos (notablemente el fundamental Manifiesto del Partido Comunista, con Engels, y los imprescindibles La lucha de clases en Francia y el 18 Brumario de Luis Bonaparte), en el campo que nos ocupa, a pesar de haber escrito mucho, slo public dos obras menores, Trabajo asalariado y capital (1847, escrito an en la terminologa anterior a la plusvala, como seala Engels en una carta a Kaustky del 17 de marzo de 1991) y Salario, precio y ganancia (1865), y una muy importante, Contribucin a la crtica de la economa poltica (1859), con su impagable Prlogo, que prefigura varios de los contenidos bsicos de El capital.

...

Sin embargo, no hay dejadez, desidia ni desinters por parte de Marx, que estudi y trabaj incansablemente durante toda su vida, a pesar de su enfermedad y de sus problemas econmicos, y dej una ingente cantidad de recopilaciones y notas que dieron lugar a la publicacin posterior, adems de los citados ltimos dos libros de El capital, a los Grundrisse (1857, publicados en 1939) y Teoras sobre la plusvala (1862, publicado en 1956), considerado por algunos como el cuarto libro de El capital.

S que hay un sentido perfeccionista que desesperaba a Engels. Marx escribe a Danielson el 7 de octubre de 1868: "No esperes el volumen II, cuya aparicin se retrasar an seis meses. No puedo terminarlo hasta tanto no se hayan concluido o publicado algunas encuestas oficiales abiertas durante el ao pasado (y en 1866) en Francia, en los Estados Unidos y en Inglaterra".

Caben serias dudas de si estas encuestas, por muy importantes que fueran, justificaban el retraso que pudo haber sido infinito- de una obra con tantos otros contenidos.

 

2

Engels escribe a Marx el 23 de agosto de 1867 (poco antes de la publicacin) para, adems de felicitarlo, comentarle un borrador de parte del libro primero: "de esta forma, el razonamiento se encuentra completamente interrumpido por aclaraciones, y el punto que se trata de ilustrar nunca es resumido al trmino de la explicacin, de suerte que siempre se pasa a pies juntillas y sin transicin de la ilustracin de un punto del razonamiento al enunciado de otro punto. Esto resulta terriblemente agobiador y, si no se sigue con una atencin bien despierta, uno se pierde".

Aunque Marx hizo mltiples correcciones hasta ltima hora, El capital no es fcil de leer. Ni siquiera el primer libro que escribi y corrigi cuidadamente el propio Marx.

Su salida tuvo escasa repercusin. Tras su publicacin, Marx escribe a Engels el 2 de noviembre de 1868: "El silencio en torno a mi libro comienza a ser inquietante. No oigo ni veo nada", asombro y queja que se repiten en su correspondencia. Se podra discutir si fue por su dificultad de lectura o porque los tiempos haban cambiado y se prefiguraba el empuje del marginalismo que, con su seuelo cientifista y apoltico, iba a dominar el imaginario econmico.

Lo cierto es que tuvieron que pasar muchos aos para que se empezara a valorar, criticar y completar la obra de Marx que, curiosamente o quiz no tanto, tuvo la mayor repercusin en el desptico imperio ruso (Plejnov, Lenin, Rosa Luxemburg, primera traduccin de El capital) frente a la casi indiferencia de Francia e Inglaterra.

Tanto Marx como Engels queran que fuera un libro para obreros (Engels le escribe el 16 de septiembre de 1868 "No crees que una exposicin popular y concisa de tu libro, DESTINADA A LOS OBREROS, no respondera a una necesidad urgente?" (s. Engels); se hizo una traduccin al francs en fascculos). Se han hecho compendios el primero Kautsky- para que fuera accesible a no tan amplias capas de la poblacin; se hicieron importantes pero escasas- aportaciones en el campo econmico donde quedan inmensas reas sin tratar y, sobre todo modernamente, se gener un aluvin de publicaciones acadmicas o academicistas de escasa repercusin fuera de mbitos muy cerrados.

El objetivo de ser una gua asumida por las organizaciones y las masas obreras para su emancipacin y la construccin del socialismo no se ha llegado a cumplir nunca.

3

Marx, en los ejemplos que pone en el primer libro de El capital, supone, y as lo repite, que las mercancas se venden por su valor. Pero eso no es cierto ni en el modelo que propone el propio Marx ni en la realidad. Cuando Engels le advierte de las crticas que le hacen por este motivo cuando se publica el libro, Marx se regocija y le dice que los deje criticar que ya quedarn en ridculo cuando les d la solucin. Esa solucin no lleg en vida de Marx, y slo la conocemos gracias al celo de su amigo y colaborador.

Cul es la razn de esta decisin? No lo sabemos; una explicacin razonable es que slo quiere poner ejemplos sencillos sobre la formacin de plusvala en la produccin, que es de lo que trata el primer libro, y no quiere complicarlos con conceptos que tratar despus. Porque la plusvala se extrae en la produccin, pero los precios se forman en la circulacin que se trata en el segundo libro y cuyos resultados en la formacin de precios aparecen en el tercero.

l, que tan minuciosa y exhaustivamente explora las determinaciones y relaciones de los conceptos, deja abierta una brecha inmensa en su edificio conceptual por la que se han colado infinidad de malentendidos e incluso disparates. Es frecuente escuchar y leer en entornos marxistas que el valor es el precio terico y los precios reales son fluctuaciones que crean la oferta y la demanda alrededor del valor, concepcin que inhabilita para entender la visin marxista del funcionamiento del capitalismo. (A propsito de esto, puede verse "Valor y precio en Marx" [1], si se me permite la autocita). Le hubiera bastado decir que despus contara cmo se formaban los precios, pero que, por comodidad y para no avanzar conceptos no estudiados, iba a utilizar esos valores. Poda haber avanzado a los posibles crticos que la masa de plusvala se la repartan los capitalistas mediante los precios de forma que igualaran la tasa de beneficio en las distintas ramas. Pero no lo hizo.

No es que no lo supiera cuando public el primer libro y lo averiguara en sus posteriores investigaciones; eso s le sucedi con el concepto de plusvala en Trabajo asalariado y capital, pero no aqu, ya que mucho tiempo antes, en carta de 2 de agosto de 1862, explica a Engels el fundamento de lo que luego aparecer en el tercer libro. A propsito de la explicacin, comenta adems: "..y los capitalistas son hermanos. La competencia (traspaso de capital o retirada de capital de una rama a otra) es la que realiza esto: que los capitales de la MISMA MAGNITUD en ramas de la industria DIFERENTES obtienen la misma cuota media de beneficio, a pesar de su composicin orgnica diferente. [] Ricardo confunde valores y precio de costo" (s. Marx).

El no entendimiento de la explicacin marxista de la formacin de los precios (en definitiva de la economa capitalista), incluidos muchos divulgadores, ha facilitado la contraofensiva burguesa neoclsica basada en la formalizacin de mentiras presentadas como verdades cientficas. Su derrumbe por sus propias contradicciones ha provocado que muchas miradas se dirijan de nuevo a Marx. Debemos aprovecharlas bien.

...

Marx fue un hombre genial en muchos mbitos de la crtica y la investigacin, y describi la estructura profunda del sistema capitalista y sus manifestaciones sociales y jurdicas. El descubrimiento del mecanismo de generacin de la plusvala y de su apropiacin por el capital bastara para demostrarlo, si no hubiera muchas ms razones. La colaboracin de Engels fue ejemplar, tanto en las aportaciones como en las crticas, siempre stas con admiracin y cario. Es bueno tambin tenerlas en cuenta y considerar la distancia en tiempos, formas y organizacin- que existe entre la elaboracin cientfica y su asuncin por las masas y sus organizaciones.

Nota:

(1) http://www.rebelion.org/docs/148273.pdf

 

Fuente: Mundo Obrero, nmero extra, septiembre de 2017

 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter