Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Kurdistn, un pueblo sin derechos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-10-2017

Sobre la independencia kurda

Guillermo Almeyra
Rebelin


Los kurdos, descendientes de pueblos guerreros como los hititas y los asirios en el siglo X, estaban organizados en principados independientes y recin seis siglos despus fueron ocupados por los otomanos. Divididos entre lo que hoy es Turqua, Siria, Irak e Irn durante siglos combatieron por su independencia, en 1946 crearon un efmera Repblica del Kurdistn en Irak y durante la Segunda Guerra Mundial dominaron el norte de Irn apoyados por la Unin Sovitica. En Turqua y en Irak desde los aos '20 se alzaron en armas en diversas ocasiones y el rgimen iraqu de Saddam Hussein debi concederles la autonoma. Las potencias vencedoras en la Primera Guerra Mundial reconocieron su independencia en el Tratado de Svres de 1920 pero despus abandonaron esa resolucin ante el temor de que el desmembramiento de Turqua, ya gobernada por Mustaf Kemal, favoreciese a la naciente Unin Sovitica.

Los kurdos son sunnitas y la victoria del referndum en Siria sobre su independencia cambia el panorama en todo el Medio Oriente, donde los gobiernos de Assad en Siria, de los ayatollahs en Irn y de Bagdad son chitas y se vern afectados, como Turqua, en el caso de la unificacin de los kurdos que reducira su poblacin y territorio y creara una nueva potencia petrolera y gasera en la regin.

El reconocimiento de la legitimidad del referndum por parte de Mosc, aunque eso moleste tanto a sus aliados sirios, se debe a que los kurdos sirios son una fuerza combativa real pero, sobre todo, al deseo de evitar su izquierdizacin revolucionaria y social, sometindolos a su tutela y comprndoles el petrleo y el gas. Adems, Rusia incorpor el Donestk y Crimea alegando contra Kiev el resultado de sendos referendos y no puede destrozar ese argumento democrtico que, adems, le sirve para presentar a los europeos y estadounidenses como enemigos de la independencia nacional en Medio Oriente (por haber renegado de lo concedido en Svres y por tratar de derribar a los gobiernos de Irn y de Siria).

Turqua, por su parte, no puede chocar con Mosc porque Erdogan est aislado y porque podra beneficiarse con el paso del gas y del petrleo sirio-iraqu por su territorio y hasta ahora prefiere esperar callada aunque se ve muy afectada por la posibilidad de la independencia kurda en Siria que reforzar la lucha por la unificacin de todos los kurdos de Medio Oriente, incluyendo en primera lnea los kurdos del PKK contra los cuales combate en Turqua y en Siria. Erdogan, a lo sumo, puede hacer maniobras militares conjuntas con Irak para amenazar a los kurdos turcos, iraques e iranes, pero no puede tocar a los de Siria. Adems, no ve con buenos ojos la ayuda que Qatar y Arabia Saudita dan al Estado Islmico, aunque Turqua tambin le haga llegar a ste, cuando le conviene, armas y dinero y venda el petrleo robado por el E.I.

Assad, a su vez, depende demasiado de los kurdos, excelentes combatientes contra el Estado islmico, y de la aviacin y el respaldo ruso, que le estn haciendo triunfar y de todos modos los kurdos ya funcionan como Estado en su territorio y no lo puede impedir.

Si Siria no reconociese la independencia kurda esperando que Irn e Irak la impidan y para no descontentar a Tehern, su fiel aliado, sabiendo que Rusia siempre la va a ayudar porque le conviene hacerlo, la autonoma para los kurdos tendra que ser tan amplia que sera prcticamente una Federacin.

Las actuales amenazas estadounidenses (y europeas) contra Irn impiden a los mullahs abrir un nuevo frente con una campaa antikurda. De modo tal que, en este conjunto de debilidades, Mosc, el nico firme, mantendr su lnea y los kurdos avanzarn hasta superar el tribalismo.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter