Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-10-2017

El desarrollo de la contrainsurgencia y la guerra sucia en Mxico
Antecedentes del narcoparamilitarismo (I)

Ramn Csar Gonzlez Ortiz
Rebelin


Introduccin.

La poltica exterior norteamericana haca Latinoamrica, inscrita en el espectro de la contrarrevolucin, incluyo a la lucha ideolgica como una instancia cada vez ms decisiva, convergente con las acciones militares y polticas ms novedosas de la Guerra de Baja Intensidad [1] , emprendidas durante los aos ochenta en Amrica Central.

De suerte que, la ofensiva religiosa conservadora emprendida en Amrica Central tiene sus races en una reformulacin estratgica emprendida desde los Estados Unidos, dado que, los aparatos religiosos proveen mediaciones nacionales con insercin de masas, constituyen instituciones especializadas, con asentamiento en la poblacin y credibilidad, capaces de favorecer el consenso activo y organizado, aspectos nodales para ganar los Conflictos de Baja Intensidad [2] .

Constatndose la importancia de la religin en momentos de crisis como la fase armada de la contrarrevolucin, as como en las etapas preventivas de la misma. Motivos por los cuales, se ha acudido a la ayuda tanto de las iglesias protestantes como catlicas.

Respecto al protestantismo, particularmente contra los cristianos, Reagan durante su mandato, privilegia escrupulosamente la ofensiva ideolgico-poltica contra las iglesias progresistas de Estados Unidos y de Amrica Latina. Para tales efectos, utiliza aparatos como el Institute on Religion and Democracy. Siendo ste un aparato especfico de lucha ideolgico-poltica del neoconservadurismo contra el enemigo exterior (URRS-Cuba), as como contra sus aliados nacionales, encarnados en la subversin interna y los proyectos alternativos. Fundado en abril de 1981, en Washington, D. C., por un grupo de activistas poltico-religiosos, principalmente evanglicos.

Autodefinindose en ese momento como un proyecto de la Fundation for Democratic Education, creado para apoyar a las instituciones y valores democrticos. En tanto que la Fundacin era un proyecto especial, as como el organismo financiero de la Coalition for Democratic Majoraty.

Presentndose adems tal Instituto, frente a la nueva derecha de ese momento en Amrica Latina, con una imagen ms moderada y estratgica de sus miembros y propuestas. Centrando sus acciones en problemas de poltica exterior. As, sus primeras publicaciones hicieron referencia a El Salvador, Nicaragua, y a distintas cuestiones de Centroamrica y el Caribe.

Promoviendo asimismo, reformas en las iglesias evanglicas norteamericanas para controlar mejor sus definiciones polticas internacionales y dificultar el financiamiento a grupos cristianos progresistas de Amrica Latina. Organiza campaas contra el creciente compromiso de los cristianos progresistas de Estados Unidos en la problemtica centroamericana y caribea, hostigando particularmente a los Consejos Nacional y Mundial de Iglesias de Cristo.

En tal sentido, el Instituto pblico un artculo en Readers Digest, mismo que parte de la pregunta Cmo se estn gastando los dlares de tu iglesia? y se responde que, las ofrendas dominicales eran usadas para apoyar causas polticas: financiando movimientos guerrilleros apoyados por los soviticos en frica; pagando salarios y locales de oficina a individuos que ayudaban a los terroristas del FALN de Puerto Rico; montando campaas para promover los objetivos polticos de los regmenes de Cuba y Vietnam; subvencionando grupos de la OLP o que apoyaban al ayatollah Jomeini.

Ms aun, el Institute on Religion and Democracy tambin se vincul de manera directa con el neoconservadurismo ms poltico. Principalmente por medio de la Coalition for Democracy Majoraty (CDM), creada en 1972 por prominentes demcratas y funcionarios de la AFL-CIO, contrarios a las polticas de la nueva izquierda. Siendo en ese momento su presidente Ben Wattenbey, y dentro de sus miembros ms importantes se cont con Jeane Kirkpatrick, misma que era embajadora estadounidense ante la ONU, y era conocida por sus posiciones reaccionarias hacia Centroamrica y Amrica Latina en general.

Otra organizacin que estara ligada a la CDM, sera el comit de ciudadanos para la libertad de las Amricas, el cual fue creado como respuesta especfica contra la creciente oposicin a la poltica que mantena el gobierno de Reagan hacia El Salvador, dedicndose a promover un tipo singular de reforma agraria, utilizado en Vietnam y que tendi a prevenir y combatir cambios radicales, principalmente en Centroamrica [3] .

Pretendindose, al expandir el evangelismo fundamentalista, se fortalecieran las fases contrainsurgentes de disuasin, tratando de alcanzarse una influencia perdurable a nivel de reformas culturales, tales como una desecularizacin, regresin antiliberal en temas sociales y morales, as como en el modelo de sociedad.

En tanto que respecto a la iglesia catlica, se adoptaron aspectos como el de discursos netamente simblicos, tales como la exaltacin de figuras como las de Juan Pablo II y el cardenal Miguel Ovando y Bravo, arzobispo de Managua en ese momento. De forma que, los contrarrevolucionarios usaban llaveros con la efigie del Papa y lanzaban lemas reiterados como, con Dios y patriotismo derrotaremos al comunismo, Decdase: Iglesia o Sandinista comunista y Cristo es el libertador. A lo cual tambin se le sumaron emisiones contra la insurgencia, trasmitidas por radiodifusoras como 15 de Septiembre [4] .

As como se vera reflejado el apoyo en personajes como William Casey, a la guerra secreta desatada por Estado Unidos en Nicaragua (Iran-Contras), siendo ste un representante de una fraccin de la derecha catlica tradicional, nucleada en torno a la Orden Militar Soberana de Malta, misma que se encontraba proverbialmente ligada a la Agencia Central de Inteligencia [5] .

El conservadurismo en Mxico y la contrainsurgencia.

En el contexto descrito arriba, los sectores ultraconservadores de Mxico se confabularon para frenar el avance de lo que llamaban una conjura judeo masnica comunista. Aprovechando el miedo al comunismo y el afianzamiento de privilegios por parte de sectores empresariales, alentados por Manuel vila Camacho y Miguel Alemn. As, a finales de los aos sesenta, en Puebla y Guadalajara, se formaron bandas paramilitares ultraderechistas para luchar contra los estudiantes de izquierda y los sacerdotes progresistas.

Ejemplo de tal situacin lo dar la Organizacin Nacional del Yunque, organizacin que era secreta, de inspiracin catlica reclutaba jvenes para adoctrinarlos y adiestrarlos en el combate fsico e ideolgico. Siendo el origen comn de los organizadores, escuelas confesionales, como Cristbal Coln, Simn Bolvar, Universidad La Salle, el Colegio Benavente (en Puebla) y bajo la direccin de la congregacin religiosa llamada Hermanos de las escuelas cristianas o hermanos lasallistas, con motivo del nombre del fundador de la Congregacin, Juan Bautista La Salle [6] .

De tal manera, la Universidad La Salle, desde los aos sesenta sera un semillero, en casi todos los planteles del pas, de numerosos cuadros de dicha Organizacin. As como se funda la Universidad Popular Autnoma del Estado de Puebla (UPAEP), en 1974, por los mandos del Yunque.

Naciendo la Organizacin en Puebla, estado histricamente considerado como un enclave de los sectores ms reaccionarios, ante la preeminencia del clero poltico, adems de que en ese momento vea al PAN como parte de la conspiracin mundial, hasta atribuir a Gmez Morin una ascendencia juda.

Alentados por la Iglesia catlica, especialmente por el obispo Octavio Mrquez y Toriz. Ramn Plata Moreno y Manuel Daz Cid, conciben el Yunque. Adems, la iglesia, unida a la oligarqua poblana para hacer frente al comunismo, financia a la Organizacin. Hecho que se expres a partir de empresarios como Jorge Ocejo, gerente de la embotelladora Orange Crush, y cuyo hijo con el mismo nombre egresa, en 1961, del Colegio Benavente, al reunir dinero para financiar escuadras con armas y entrenamiento del Frente Universitario Anticomunista (FUA).

As, dentro del Yunke, el Movimiento Universitario de Renovadora Orientacin (MURO), fundado en 1961, as como su antecesor en Puebla, el Frente Universitario Anticomunista (FUA), en 1955, y la Guardia Unificadora Iberoamericana (GUIA), fundada en 1971, fueron organismos creados deliberadamente para operar pblicamente y ocultar la verdadera estructura del Yunque. As como se utiliza a la Unin Nacional de Padres de Familia (UNPF) para avanzar polticamente en el pas, particularmente en 1971, cuando logra incrustar a Csar Nava Miranda como presidente y Muggemburg como vicepresidente, junto con Velasco Arzac y Eduardo Turati en la mesa directiva [7] .

Dndose a conocer el MURO por desbaratar conferencias y reuniones liberales o de izquierda, desarrollndose hasta conformar una camarilla universitaria fascista. De igual forma, el Opus Dei, sin conformarse como un partido poltico, ha sido un importante centro de ideas y actos polticos conservadores. E igual que el grupo conocido con el nombre de Los Tecos, surgido en Guadalajara, como una de las fuerzas de derecha ms extremistas del pas [8] . Mismos que han sido alentados por personajes como el obispo de Puebla, Octavio Mrquez y Toriz; el de San Juan de los Lagos, Francisco Javier Nuo, y el de Nuevo Casas Grandes, Hilario Chvez Jolla, todos identificados con el combate a los enemigos de la religin.

Ms aun, la nacionalizacin de la banca, en 1982, estimul el activismo del Yunque, alternando con el reclutamiento y adiestramiento paramilitar de jvenes con acciones polticas, mediante organismos empresariales como los foros Atalaya y Mxico en la libertad. Mientras que en los noventas se desarrollaron otras agrupaciones impulsadas tambin por el Yunque como, la Comisin Mexicana de Derechos Humanos (CMDH), Coordinadora Ciudadana, dirigidas por Snchez Daz de Rivera, y Vertebra, de Abascal Carranza, ambos presidentes de la Coparmex, desde 1993 hasta 1998.

Llegando su expansin hasta el 2000 al posicionarse en gobiernos estatales y el federal, por medio del PAN, dentro de los que sobre saldrn personajes como Luis Fernando Bravo Mena, Ana Teresa Aranda, Manuel Espino, Jorge Ocejo Moreno, entre otros [9] .

Los grupos porriles en las Universidades pblicas.

Los grupos de choque, tambin llamados grupos porriles, parecen remontarse a los aos 20 del siglo pasado. Sin embargo, el porrismo cobrar cada vez ms fuerza a partir de la dcada de los cuarenta en la UNAM, cuando las autoridades de la misma institucin promueven la intervencin de pistoleros como contencin a las corrientes estudiantiles de izquierda gestadas dentro de la institucin.

En la dcada de los 50 se forman organizaciones estudiantiles en el IPN, que aunque tienen un origen democrtico, van adquiriendo apoyos y estructuras semejantes al sindicalismo oficial bajo la denominacin de federaciones universitarias. Y dentro de estas organizaciones habr un ala de choque para combatir la organizacin democrtica del estudiantado. As, para la dcada de los sesenta, tanto de la UNAM como el IPN, hay una vinculacin entre los integrantes de los tradicionales grupos de animacin de los equipos estudiantiles de ftbol americano, en Mxico denominado "porras", con grupos de choque, por lo que popularmente son comenzados a ser llamados "porros".

Pero, especialmente, tras el fin del Movimiento de 1968, en Mxico, luego del regreso a clases, los grupos porriles se activaron para contrarrestar la organizacin de los Comits de Lucha, en algunas escuelas consolidan su poder en los niveles medio superior y superior. En las vocacionales, en pocos aos, los Comits de Lucha desaparecen y los grupos porriles se convierten en los dueos de la situacin. Ms todava, en el contexto de la Guerra Sucia en el pas, tales asociaciones sern usadas con el fin de disuadir actividades u organizaciones con ideologas opositoras al gobierno mediante la violencia, la delincuencia y el espionaje.

De forma que, alternaran el cumplimiento de sus funciones, ya sea a peticin de las mismas autoridades estudiantiles o del gobierno: infiltrndose en organizaciones estudiantiles, con fines diversos, ya fuera para obtener informacin, para intentar manipular, para amedrentar y agredir fsicamente, para fracturar la organizacin o, en contextos de manifestaciones y protestas, para ejercer actos violentos que rompan el orden y, as, facilitarle a las autoridades justificar el uso de la fuerza pblica, cometer detenciones a manifestantes y deslegitimar a los movimientos sociales [10].

Consolidndose el porrismo en la Universidad Nacional Autnoma de Mxico, ya que a iniciativa expresa de rectores como Alfonso Pruneda, en los aos veinte, se organizan grupos de prefectos que seran conocidos como Los gorilas, y en los treinta, el rector Luis Chico Goerne, organiza el primer grupo de choque conocido como Pistoleros de la Rectora. Y ya para los cuarentas, con la llegada de Rudolfo Brito Foucher, se oficializa la contratacin de guardaespaldas juveniles para el rector.

Para los aos cincuenta, los grupos porriles se transforman de organizacin estudiantil del IPN, la Federacin Nacional de Estudiantes Tcnicos, dejando atrs su carcter representativo y popular, y adquiere los rasgos de corporativismo, violencia y supeditacin al partido oficial que lo caracterizan hasta la fecha, ocurriendo igual en otros estados de la Repblica. Con Miguel de la Madrid, los grupos porriles mediante las porras deportivas, mantendr nexos con los grupos estudiantiles de izquierda, con el fin explcito de controlarlos y mediatizarlos.

Destacando en tal sentido durante los 60 y 70, grupos como el ya citado MURO y los Halcones, siendo estos ltimos importantes para que se cometiera la matanza de estudiantes la plaza de Tlatelolco, Ciudad de Mxico, en 1968, conocido como el Halconazo [11].

Bajo tal espectro, los grupos de choque no se han limitado a contextos universitarios, aunque fueron creados en el seno del PRI, otros partidos polticos han hecho suyas sus prcticas. Usndolos el PRD, el PAN, el Partido Social Demcrata y el del Trabajo, no obstante mantienen sus servicios en las instituciones de bachillerato tradicionales, y a las cuales se les han sumado desde los noventa, el Colegio de Bachilleres, Conalep, Cebetis o Cebeta.

Mediante organizaciones como la Federacin de Estudiantes Universitarios, la Alianza Universitaria y las Federaciones de Estudiantes de Naucalpan y Acatln, el 3 de marzo, el Grupo Pedro de Alba, la Santa Inquisicin, Bohemios, el Grupo de Animacin Femenil, entre otros tantos que mantienen una actividad permanente en Ciudad Universitaria, logrando vnculos con preparatorias, colegios de bachilleres y dems.

Mientras que en Instituto Politcnico Nacional, prevalecen la Organizacin Democrtica de Estudiantes Tcnicos (ODET), la Federacin Nacional de Estudiantes Tcnicos (FNET), y la Federacin de Estudiantes Politcnicos (FEP). Mismas que tambin se han extendido a escuelas de bachillerato dependientes de la SEP [12] .

As, se han presentado casos como el del CECyT 4, Lzaro Crdenas en el cual est un grupo autodenominado 26 de septiembre, grupo porril de la FEP (Federacin de Estudiantes Politcnicos), que mermo el trabajo del comit de lucha de la escuela que fue conseguido despus de un paro estudiantil, y tambin ha intimidado a la comunidad del plantel. Otro caso ha sido el del CECyT 8, Narciso Bassols, donde los porros actan amedrentando a los compaeros que pugnan por la educacin pblica y defienden sus derechos.

Aspectos que no pueden tener otro sentido, puesto que, el porrismo surgi para contrarrestar la organizacin estudiantil surgida despus de 1968. De manera que, no obstante distintos comits de lucha mantuvieron una firme resistencia contra estos grupos y sostuvieron una organizacin estudiantil democrtica en defensa de los intereses de los hijos de los trabajadores. En las escuelas donde los porros lograron presencia o incluso hegemona, se han gestado luchas encarnizadas. Caso emblemtico ha sido el del ao 1987, donde los distintos comits de Lucha, que se agruparon en la Coordinadora Estudiantil Politcnica, llamaron a la lucha y se dio una huelga en 10 escuelas superiores que debilitaron al porrismo, pero no consiguieron erradicarlos del bachillerato.

Caso similar fue el de vocacional 7, en 1999, (impactados por la huelga de la UNAM) la comunidad erradic del turno vespertino al porrismo, que era una violenta mafia, y al ao siguiente hicieron lo mismo del turno matutino. Sin embargo, tal lucha pudo conservar sus logros, ya que no hubo una organizacin permanente, pese a que se logr un importante nivel organizativo. De forma que, cuando la generacin que dio la lucha egres, la organizacin se vino abajo y poco tiempo despus se vea nuevamente al porrismo actuando en dicha vocacional [13] .

Ms todava, los grupos porriles, ante el respaldo institucional con el que cuentan, donde se ha llegado a encontrar que estn dentro de la nmina de alguna delegacin. Desde los aos ochenta, el fenmeno se ha agudizado particularmente en el IPN, en donde los grupos porriles han gozado de privilegios como el cobro de cuotas por acceso a las universidades y extorsin a los profesores a cambio de "proteccin". Y as, paulatinamente han transitado hacia la comisin de distintos delitos y actividades ilegales, tales como la extorcin, el robo y la venta de drogas al menudeo.

Hasta enmarcase el usos ms recientes de porros o provocadores, conforme se ha manejado el gobierno prista en otras ocasiones, repitiendo el mismo patrn, segn denuncias por parte del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero (CDHZL), quien sealo la infiltracin de personas ajenas a las manifestaciones suscitadas contra los aumentos a los precios de la gasolina que se dieron en el pas a principios de ao.

De acuerdo con el Centro, tales acciones formaron parte de una estrategia gubernamental para intimidar las protestas y la inconformidad popular contra los gasolinazos y as justificar un uso de la fuerza desmedido. Orquestndose una serie de saqueos a tiendas y comercios en diversos puntos del Estado de Mxico, as como el estado de Hidalgo y Puebla. Mismos que generaron miedo en la poblacin y creci el desconcierto, conforme se difunda informacin falsa por medio de Twitter y Whatsapp [14].

As como en el ao 2006, el Yunque y Los Tecos reactivaron sus respectivas fuerzas de choque para, eventualmente, proceder con violencia contra Andrs Manuel Lpez Obrador y sus simpatizantes, al reclamar que se limpiaran las elecciones presidenciales. Las dos organizaciones secretas, se reagruparon para emprender durante la contienda presidencial, y mediante los sectores que controlan, acciones de propaganda contra Lpez Obrador, acuartelndose para garantizar el triunfo del entonces candidato del PAN, Felipe Caldern.

Acciones que se realizaron junto con las de la Sociedad en Movimiento y el Centro de Liderazgo y Desarrollo Humano (Celiderh), supeditadas al Yunque, y siendo que la ltima agrupacin gast casi 37 millones de pesos en una campaa de radio y televisin para sembrar el miedo comparando a Lpez Obrador con el presidente de Venezuela, Hugo Chvez. Y dentro de la misma lgica tambin se inscribi, la tormenta de promocionales del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), encabezado por Jos Luis Barraza, expresidente de Coparmex, con un costo de 136 millones de pesos, segn el monitoreo del Instituto Federal Electoral (IFE) [15] .


Bibliografa.

Buenda Manuel. La CIA en Mxico. Ediciones Ocano, 1983.

Castillo Heberto. Desde la trinchera. Ediciones Ocano, 1986.

Cordero H. Salvador y Tirado Ricardo. (Coordinadores). Clases dominantes y Estado en Mxico. UNAM, 1984.

Riding Alan. Vecinos distantes. Un retrato de los mexicanos. Joaqun Mortiz/Planeta. Vigsimo cuarta reimpresin, mayo de 1993.

Castaeda G. Jorge y Pastor A. Robert. Lmites en la amistad Mxico y Estados Unidos. Joaqun Mortiz/Planeta. 1989.

Garca Cant Gastn. El desafo de la derecha. Joaqun Mortiz/Planeta. 1987.

Hernndez Anabel. Fin de fiesta en los pinos. Grijalbo, 2006.

De la Rosa Martn y Reilly A. Charles (Coordinadores). Religin y poltica en Mxico. Siglo Veintiuno Editores. Dentro de Estudios Mxico-Estados Unidos, Universidad de California, San Diego, 1985.

Ezcurra Ana Mara. Intervencin en Amrica Latina. Los Conflictos de Baja Intensidad. IDEAS, 1988.

Delgado lvaro. El Yunque la ultraderecha en el poder. Plaza Jans, quinta edicin, 2003.

Castaeda G. Jorge. Aguilar Camn Hctor. Un futuro para Mxico. Punto de lectura, 2009.

Fazio Carlos. El tercer vnculo. De la teora del caos a la teora de la militarizacin. Joaqun Mortiz, primera reimpresin 1997.

 

Hemerografa.

Todo lo que debera saber sobre el crimen organizado en Mxico . Instituto Mexicano de Estudios de la Criminalidad Organizada, A.C. Ediciones Ocano, 1998.

Contralnea. Del 8 al 14 de agosto de 2016. Ao 15, nmero 500.

Contralnea. Del 14 al 20 de agosto de 2017. Ao 16, nmero 552.

Proceso. Nmero, 1631, 3 de febrero de 2008.

Proceso. Nmero, 1574, 31 de diciembre de 2006.

Proceso. Nmero, 1873, 23 de septiembre de 2012.

Proceso. Nmero, 2049, 7 de febrero de 2016.

Proceso. Nmero, 1794, 20 de marzo de 2011.

Proceso. Nmero, 1775, 7 de noviembre de 2010.

Proceso. Nmero, 1956, 27 de abril de 2014.

Proceso. Nmero, 2029, 20 de septiembre de 2015.

Proceso. Nmero, 2026, 30 de agosto de 2015.

Proceso. Nmero, 1287, 1 de julio de 2001.

Urbe, nmero 10, febrero de 2016.

 

Notas

[1] Puede encontrarse ms informacin respecto al tema en: Rebelin. Contrainsurgencia, guerra de baja intensidad y su relacin con el narcotrfico. Por: Ramn Csar Gonzlez Ortiz. 23-09-2015.

[2] Ezcurra Ana Mara. Intervencin en Amrica Latina. Los Conflictos de Baja Intensidad. IDEAS, 1988. Pg. 184.

[3] De la Rosa Martn y Reilly A. Charles (Coordinadores). Religin y poltica en Mxico. Siglo Veintiuno Editores. Dentro de Estudios Mxico-Estados Unidos, Universidad de California, San Diego, 1985. Pg. 109.

[4] Ezcurra Ana Mara. Intervencin en Amrica Latina. Los Conflictos de Baja Intensidad. IDEAS, 1988. Pg. 132.

[5] Ezcurra Ana Mara. Intervencin en Amrica Latina. Los Conflictos de Baja Intensidad. IDEAS, 1988. Pp. 116-117.

[6] Delgado lvaro. El Yunque la ultraderecha en el poder. Plaza Jans, quinta edicin, 2003. Pg. 53.

[7] Delgado lvaro. El Yunque la ultraderecha en el poder. Plaza Jans, quinta edicin, 2003. Pp. 27-28.

[8] Riding Alan. Vecinos distantes. Un retrato de los mexicanos. Joaqun Mortiz/Planeta. Vigsimo cuarta reimpresin, mayo de 1993. Pp. 135-136.

[9] Delgado lvaro. El Yunque la ultraderecha en el poder. Plaza Jans, quinta edicin, 2003. Pp. 21-22.

[10] Qu es el porrismo | La Izquierda Socialista

old.laizquierdasocialista.org/node/3758

[11] Provocadores, grupos de choque y porros: una vieja estrategia prista

https://plumasatomicas.com/.../provocadores-grupos-de-choque-y-porros-una-vieja-es...

[12] El Universal - Nacin - Porros, la fuerza de campaas polticas

archivo.eluniversal.com.mx/nacion/169185.html

[13] Educacin Caf: Grupos porriles, desde 1968 hasta el 2008

educacioncafe.blogspot.com/2008/10/grupos-porriles-desde-1968-hasta-el.htm

[14] Provocadores, grupos de choque y porros: una vieja estrategia prista

https://plumasatomicas.com/.../provocadores-grupos-de-choque-y-porros-una-vieja-es...

[15] El Yunque y "Los Tecos", "dispuestos a todo" - Proceso

www.proceso.com.mx Edicion Edicion Mexico


Ramn Csar Gonzlez Ortiz es Socilogo y Maestro en Estudios Polticos y Sociales por la Facultad de Ciencias Polticas y Sociales de la UNAM.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter