Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-10-2017

Eso s podemos

Arturo Arango
OnCuba


Lo le en uno de los comentarios a la noticia de que se haban habilitado cuentas destinadas a que los cubanos residentes en el archipilago podamos hacer donaciones en efectivo para paliar los daos de Irma. Antes se haba dado a conocer que quienes no residen dentro de nuestras fronteras tenan a su disposicin otra cuenta para hacer sus aportes.

El comentario en cuestin dice: Qu bueno esto para los cuentapropistas patriotas. Los jubilados y trabajadores estatales, qu dinero podemos dar? Habiliten para la entrega de ropa de uso y otros enseres.

Ya en distintos espacios haba escuchado voces que reclamaban lo mismo, o que se extraaban de que, como en ocasiones anteriores, no se hubiese puesto en marcha un movimiento popular de donaciones. Hay quienes hoy no tienen ni un caldero o un jabn, le o decir a una seora.

Una vez sucedido el devastador terremoto de Mxico, el contraste entre ambas maneras de enfrentar el rescate de vctimas y la restauracin de los efectos de los fenmenos naturales entre uno y otro pas llam la atencin de muchos. Mientras que en la Ciudad de Mxico y en otras zonas afectadas por el sismo la accin espontnea de los ciudadanos alcanz un protagonismo admirable, aqu las personas han trabajado infatigablemente bajo la direccin de los organismos estatales, los gobiernos locales y el Estado, que han puesto en marcha recursos y labores que, en pocos das, han hecho visible la recuperacin.

A propsito de las reacciones en la capital mexicana, el escritor Juan Villoro ha observado que La polis, la ciudad, era guiada por los ciudadanos, por los que tomaron las riendas y comenzaron a tomar la iniciativa. Y eso fue muy importante. Hay que decir que las autoridades lograron acoplarse a esto. Vi escenas en las que los soldados estaban obedeciendo a los brigadistas porque ellos ya saban qu hacer.

No descarto que en algunos barrios cubanos la electricidad u otros servicios bsicos demoraran en regresar injustificadamente (se conoce de reclamos masivos de la ciudadana en Santos Surez), o que personas sin escrpulos aprovecharon para cobrar servicios que son del Estado y de los que nadie puede disponer como si fuesen privados. Pero, al igual que en otros momentos de crisis, la eficiencia ha caracterizado la mayora de los trabajos que an estn realizndose. Lo nuestro es la presin, me coment un amigo: En los perodos de calma, somos un desastre, pero cuando sucede algo como esto, nos ponemos para las cosas. Y frente a los constructores que ya el domingo pasado estaban levantando el destruido malecn de Cojmar, o decir a un seor: Yo pens que nunca lo iban a volver a hacer.

La eficiencia y la energa desplegada por personas que ocupan responsabilidades polticas ponen ms al desnudo las carencias demostradas en el ejercicio mismo de la poltica. Lo advierto al menos en dos direcciones complementarias. La primera ha sido evidente en la forma como se ha extraado a Fidel, se ha recordado su presencia constante en las zonas de desastre, o sus visitas que, ms que para inspeccionar, eran para alentar a las vctimas, para acompaarlos.

La otra tiene que ver con las vas para encauzar la solidaridad. No es solo dar techo a vecinos, a conocidos, a gente del barrio (lo que demuestra, siempre, un altruismo ejemplar), o sumarse a los que llegan, con equipos, a recoger escombros y basura. Es mucho ms que eso.

Mi memoria registra momentos en que en mi casa de Manzanillo se reuna todo aquello de lo que podamos desprendernos para enviar a quienes haban padecido terremotos en Chile o en Per, o para los que haban podido salvar solo sus vidas en las inundaciones ocasionadas por el cicln Flora. Me enorgullezco de que sea una costumbre que mi familia ha prologado siempre que ha sido necesario.

Alguien me coment que las donaciones de objetos, las que s podemos dar la enorme mayora de los cubanos, apenas se han convocado porque eran susceptibles de provocar actos de delincuencia o de corrupcin. Si es as, sera otro nio ms echado a la calle junto con el agua sucia de la palangana.

En Mxico, la ciudadana se admira hoy de la actitud de los milennials, una generacin considerada hasta ahora como aptica, desasida del ms elemental compromiso social. Los milennials salieron a la calle, entregaron todo cuanto podan, rescataron personas, exigieron responsabilidad a las agencias oficiales, organizaron vastas cadenas de donaciones que se extendieron a los estados ms desprotegidos. Cito de nuevo a Villoro: ellos encontraron una ciudad que los necesitaba y ejercieron un nuevo liderazgo.

En Cuba, convocar o abrir espacios a acciones semejantes, autnticamente populares, hubiera sido otra manera de ejercer la poltica. La solidaridad, la generosidad expresada en hechos concretos, es un camino de ida y vuelta: no solo aporta algo, ya sea lo mnimo, al que poco o nada le ha quedado, sino que, ante todo, nos acerca, nos une como pas, y permite que tanto quien recibe como quien entrega acten como mejores personas. Reafirma nuestra condicin humana porque demuestra cunto necesitamos a los dems, y cunto nos necesitan.

Me llama la atencin, tambin, que ese posible movimiento de donaciones no haya ocurrido de forma espontnea. Tengo la impresin de que una parte de las personas que podan haberlo desencadenado ha sido ganada por la inercia y ya no acta por iniciativa propia. Y que en la otra parte pensemos que no nos corresponde, que es asunto de quienes tienen responsabilidades, sobre todo en las organizaciones de masas.

Lo uno y lo otro estara demostrando la manera como la centralizacin est daando el ejercicio poltico, y ayudando a sembrar entre nosotros la indiferencia, la indolencia, el individualismo.

El paso de Irma ha sacado a la luz virtudes que hay que celebrar, y carencias que nos ponen en situacin de riesgo. Estas que tienen que ver con las formas en que nos relacionamos son tan cruciales como los rboles que no son podados a tiempo.

Fuente: http://oncubamagazine.com/columnas/eso-si-podemos/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter