Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-10-2017

Resulta que los sordos son espas

Rosa Miriam Elizalde
Cubadebate


Una nueva investigacin de AP marca un giro en la rocambolesca historia de los supuestos ataques snicos contra diplomticos de EEUU en La Habana.

La nota, publicada ayer, da miles de vueltas, pasa por la cortina de hierro y la guerra fra, va y viene. Pero si se limpia con una buena guadaa la paja retrica, se encuentran frases en el despacho noticioso que parecen acercarse a la verdad de esta trama inslita:

Fueron los espas estadounidenses en La Habana, que trabajaban bajo cobertura diplomtica, los que reportaron or extraos sonidos y sufrir efectos fsicos.

La cronologa exacta de los acontecimientos sigue sin estar clara.

La administracin Trump no dijo toda la verdad: ha dicho de forma general que las 21 vctimas eran personal de la embajada de Estados Unidos o miembros de la comunidad diplomtica. Esa descripcin sugiri que slo los diplomticos de buena fe y sus miembros de la familia fueron afectados, sin ninguna motivacin lgica ms all de interrumpir las relaciones entre ambos pases.

Tras bambalinas los investigadores inmediatamente comenzaron a buscar explicaciones en el mundo ms turbio del espionaje y el contraespionaje.

La revelacin fue confirmada a la AP por media docena de funcionarios.

El Departamento de Estado y la CIA no quisieron comentar para esta historia.

Aunque el Departamento de Estado ha dicho que todos los casos estn confirmados mdicamente, varios funcionarios estadounidenses dijeron que no est claro si todos los sntomas de las vctimas estn vinculados de manera concluyente a los ataques.

Considerando el profundo sentimiento de alarma entre los estadounidenses que trabajan en la embajada, es posible que algunos trabajadores atribuyan enfermedades no relacionadas a los ataques.

Cuando los ataques se produjeron por primera vez, ambos gobiernos se esforzaron por conseguir nuevos acuerdos comerciales y de inmigracin. No se conoca pblicamente ninguna nueva friccin entre los servicios de inteligencia.

Estados Unidos no ha identificado ningn dispositivo que sea responsable del dao. Las investigaciones del FBI no han arrojado resultados.

Desde la primera revelacin de la situacin en agosto, Estados Unidos haba evitado la palabra ataques y los llamaba incidentes, hasta el viernes pasado. Ahora, el Departamento de Estado los considera ataques especficos dirigidos contra los estadounidenses asignados en La Habana, sin decir qu nueva informacin, de haberla, dio lugar a la nueva confianza de que eran realmente deliberados.

El motivo ms obvio para atacar a los estadounidenses en La Habana sera crear animosidad entre Estados Unidos y Cuba. Si ese es el caso, la estrategia parece tener xito.

Cuba ha negado con vehemencia la participacin o el conocimiento de los ataques. Algunos en el gobierno de Estados Unidos creen que los cubanos pueden estar diciendo la verdad, dijeron las autoridades.

Por cierto, AP no dice nada de los diplomticos canadienses afectados. Estarn en el grupo de los que emitieron una falsa alarma? Tampoco hace referencia sobre los aparatos que utilizaron los funcionarios para el espionaje, que depende, como sabe hasta un nio, de la escucha activa.

Veremos cmo sigue la trama de esta novela que ha pasado del gnero fantstico al de espionaje. Oh, querida Agatha Christie, con esto de la sordera no sabes lo que te has perdido!

Lea aqu el cable original de la agencia AP: Bizarre attacks in Havana hit US spy network in Cuba

(Tomado de Desbloqueando Cuba)



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter