Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-10-2017

En la muerte del lgico, filsofo y ecologista Jess Mostern (1941-2017)

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Jess Mostern

Podra haberme muerto ya. Y en algn momento me morir. Espero no morirme demasiado pronto, pues todava tengo proyectos que realizar; pero tambin espero no morirme demasiado tarde, despus de una etapa de sufrimiento intil. Por ahora, no tengo ganas de morirme. Pero tampoco tengo la intencin insensata de vivir el mayor tiempo posible, por grande que sea el deterioro fsico o la incapacidad intelectual. En la pelcula de Ingmar Bergman El sptimo sello, Max von Sydow juega al ajedrez con la muerte. Si yo pudiera tener una entrevista con la parca, no le pedira la inmortalidad ni la vida largusima, sino que me dejase a m decidir el momento de la cita inevitable, comprometindome a no abusar de este derecho, sino a invocarlo solo en el momento oportuno. La muerte que yo preferira sera el suicidio sereno y asistido. Jess Mostern (2017)

Su exposicin de la filosofa de Plotino es lo ms claro y preciso que he ledo nunca (pese a que su valoracin de Plotino era muy negativa: prueba inequvoca de honradez intelectual) Un profesor integrista cuyo nombre no dir arrojaba medallitas de la Virgen al estanque del patio de Letras de la universidad [de Barcelona] cada vez que se cruzaba con l entre clase y clase (tanto a l como a Emilio Lled los consideraba encarnaciones del maligno, o algo as). Marginado Manuel Sacristn por (sin)razones polticas, Mostern fue quien introdujo la lgica moderna en la UB, dejando en herencia uno de los departamentos de lgica ms prestigiosos de Espaa (y probablemente de Europa). Miguel Candel (2017)

Sucintamente, olvidndome de muchas entradas: Jess Mostern (Bilbao, 1941) falleci la madrugada del pasado mircoles en Barcelona. Desde 1982, fue catedrtico de Lgica y Filosofa de la Ciencia en la Universidad de Barcelona y, desde 1996, profesor de Investigacin en el CSIC y Fellow del Center for Philosophy of Science (Pittsburgh). El profesor Mostern fue uno de los introductores de la filosofa analtica, la lgica matemtica y la filosofa de la ciencia en Espaa y Latinoamrica. Fue autor de 28 libros, entre ellos Teora axiomtica de conjuntos, Historia de la filosofa (cinco volmenes), La naturaleza humana , La cultura de la libertad , Lo mejor posible: racionalidad y accin humana , La cultura humana , Diccionario de Lgica y Filosofa de la Ciencia (junto con Roberto Torretti), Los cristianos y A favor de los toros .

Fui alumno de l en un curso de doctorado que imparti en 1982-83 en la Facultad de Filosofa de la UB (la hermana de Roque Dalton, Margarita si mi memoria no me falla, fue tambin una de sus alumnas en este curso), sobre la metrizacin de los conceptos sociales. Lemos algunos de sus artculos divulgativos en clases de lgica y metodologa durante la carrera y, como tantos otros estudiantes de filosofa (y de otras facultades) de aquellos aos, asist a algunas de sus conferencias -siempre interesantes, siempre concurridas- y a varias tesis doctorales que contaron con su presencia, llamativa en bastantes ocasiones.

Le ped ayuda cuando colabor en la edicin de un libro de lgica de Manuel Sacristn y, como siempre cuando se trataba del traductor de El capital (ambos estudiaron lgica y epistemologa en el departamento de Lgica y Fundamentos de la Ciencia de la Universidad de Mnster, en Westfalia), se ofreci a resolver cualquier duda que pudiera tener. Dedic tiempo a ello. En varios encuentros, en su amplio despacho de la facultad de Pedralbes.

Por aquellas fechas le ped una entrevista para el libro Acerca de Manuel Sacristn que public Destino en 1996. El lector/a podr juzgar su aproximacin. Excelente en mi opinin. Muchos puntos les unan a pesar de su distancia poltica: el inters por la filosofa de la lgica (y por la lgica estrictamente) y por la ecologa y el ecologismo temperado, crtico e informado (aunque Mostern nunca fue, propiamente, un activista).

En 2004, Xavier Juncosa, Joan Benach y yo mismo le entrevistamos para los documentales Integral Sacristn. Su cercana, su admiracin, su recuerdo vivo del autor de Sobre Marx y marxismo segua muy firme. Puede verse la larga entrevista que le hicimos entre la documentacin de y sobre Sacristn depositada en la Biblioteca de la Facultad de Econmicas de la UB.

La situacin poltica y cultural de Catalua bajo la hegemona nacionalista no fue de su agrado. Durante mucho tiempo, desde haca dcadas.

Fue partidario de la eutanasia, uno de sus combates politicos ms importantes, y de un trato adecuado con los animales, uno de sus grandes temas en sus ltimos aos. Se mantuvo firme en su oposicin a las corrida de toros y a favor de estos ltimos. Colabor siempre que pudo en este combate inmerso, para l, en su lucha a favor de los derechos de los animales. El y Jorge Riechmann escribieron un libro al alimn sobre el tema.

Nos carteamos en alguna ocasin, pocas veces. Rese su A favor de los toros. No les disgustaron algunas de mis crticas. Tampoco en el caso de su Diccionario escrito con Roberto Torretti.

No es imposible que su fallecimiento (cncer de pulmn) est relacionado con la industria criminal del amianto. Habl de ello en uno de sus ltimos artculos: Jess Mostern, Una cita con la parca (24 de marzo de 2015, https://elpais.com/elpais/2015/03/19/opinion/1426760297_757971.html ). Ricardo Torregrosa Marn, presidente de Apena (Asociacin de Perjudicados y Afectados por el Amianto) escribi una carta al director a raz de la publicacin de este artculo:

Las vctimas del amianto somos invisibles. Esa amarga sensacin se desprende despus de leer el artculo de Jess Mostern Una cita con la parca, donde relata su enfermedad causada por una exposicin mnima al amianto. Nuestra exposicin al cancergeno amianto fue da a da durante aos, dcadas, en cantidades descomunales y condiciones infrahumanas. Adems, miles de escolares estudian durante aos en aulas donde se pueden desprender partculas de amianto; miles de esposas se han contaminado y fallecido por lavar la ropa de trabajo de sus esposos. Los enfermos por amianto nos asfixiamos lentamente. Al ao mueren ms de 100.000 personas por este txico en todo el mundo. En Europa llevamos hasta ahora decenas de miles de muertos, y se esperan para los prximos aos entre 300.000 y 500.000 muertos ms. De todos los pases europeos, las vctimas del amianto en Espaa somos a los que menos derechos nos han reconocido, hemos sido olvidados por empresas, polticos, mdicos y jueces

Con las siguientes palabras finalizaba el profesor Mostern (Monster le llambamos algunos de sus alumnos), el artculo citado:

Todos los seres vivos somos configuraciones efmeras de las partculas de que estamos hechos, pompas de jabn, fogonazos fugaces, olas en el ocano inmenso de la realidad. Biolgicamente, y como ya saba Aristteles, la nica posibilidad de sobrevivir a la muerte, aunque muy provisionalmente, es la reproduccin. Nuestros genes siguen su camino en nuestros descendientes (los mos, en mis siete nietos), pero ese es su camino, no el nuestro, e incluso este linaje tiene los das contados. Subjetivamente, la vida es formidable y maravillosa en la medida en que tenga componentes formidables y maravillosos. Cuando ya no los tiene en absoluto, sino todo lo contrario, la vida puede convertirse en una farsa sin sentido cuya nica solucin es la muerte. La muerte del organismo es valorativamente neutral; no tiene nada de bueno ni de malo. Y es lo ms natural del mundo.

La vida es formidable y maravillosa en la medida en que tenga componentes formidables y maravillosos. En la nuestra, en la de muchos de sus estudiantes (sin olvidar algunos desaires puntuales: no siempre conseguamos estar a su altura y rapidez intelectual), su presencia ha sido, seguir siendo, uno de esos componentes formidables.

 

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter