Portada :: Espaa :: Crisis poltica en Catalua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-10-2017

Ni con Rajoy ni con Puigdemont
Catalua y la democratizacin de Espaa

Josafat Hernndez
Rebelin


Me parece que apoyar en estos momentos a la independencia de Catalua es apoyar al proyecto hegemnico de las lites internas de esa regin. Dentro de esas lites hay gente como Jordi Pujol involucrados en escndalos de corrupcin. Esas lites han pactado histricamente con las lites de Madrid para seguir explotando a la clase trabajadora. Han aplicado los recortes y ajustes neoliberales durante la crisis-estafa iniciada en 2007. Y lo que ahora me parece ms contradictorio an: Son ellos quienes en estos momentos dirigen el proceso unilateral de independencia que se est dando en ese lugar.

Creo que la posicin de las CUP (Candidatura de Unidad Popular), partido que supuestamente se define como anticapitalista y antineoliberal, de cerrar filas con Puigdemont, es un error. Se parece en Mxico al PRD alindose a la ultraderecha del PAN en un Frente, una estrategia poltica que pareciera basarse en oportunismo y no en un programa poltico serio. El independentismo hegemonizado por Puigdemont no ayuda a la clase trabajadora catalana, ni de Espaa ni de otros lugares del mundo a satisfacer sus intereses de clase: incremento de salarios, ms derechos sociales, ms democracia, avanzar hacia un post-capitalismo, etc. Esto es as porque el capitalismo neoliberal a va seguir reproducindose en Catalua, con o sin independencia. Puigdemont y los suyos son partidarios del "libre mercado" y la privatizacin. Es lamentable que millones de trabajadores (tanto de Catalua como de Espaa) estn movilizndose apoyando el proyecto de sus respectivas lites, creyendo que ponen por delante sus intereses nacionales, cuando en realidad defienden los intereses de clase de sus grupos dominantes.

La postura del Partido Popular (dirigido por Mariano Rajoy, secundado ahora por el Rey Felipe VI y un gran bloque de "espaolistas" dentro de los cuales hay un sector fascista desatado en las calles) tampoco es correcta. Al contrario, su torpeza poltica, herencia de su tradicin antidemocrtica franquista, slo ha contribuido a fracturar ms a la frgil unin de Espaa. Ha alimentado aun ms a los independentistas.

La tragedia es que este conflicto entre lites involucra bloques histricos, donde la gente de a pie es la que se lleva la peor parte: los palos de la polica, o de otros ciudadanos. Violencia fsica y simblica. Las lites de ambos bandos (dirigidos por Rajoy y Puigdemont respectivamente) van a buscar sacar provecho poltico de este conflicto social mientras a los de abajo los ponen a pelear por sus "naciones", cuando sus intereses de clase debera unirlos contra los de arriba.

Me parece que ninguno de los dos bloques en pugna merece apoyo solidario. La salida a este conflicto debe ser producto del dilogo y los acuerdos. Para que esto lleve a la democratizacin no slo de Catalua, sino de toda Espaa. Una cosa si es clara: la represin y el autoritarismo del PP ya no es capaz de resolver este conflicto. La represin y la intransigencia slo polariza ms y aviva a los separatistas. La declaracin unilateral de independencia no es legtima, pues la realizacin del referendum del 1 de octubre fue irregular, sin garantas que permitiera la ms amplia participacin de la poblacin catalana.

La nica salida viable que veo es ms democracia, o sea, un referendum con garantas acompaado de un debate nacional pblico. Es eso o una escalada del conflicto social que se resolver a partir de la fuerza. Y a mediano plazo: que los ciudadanos de toda Espaa castiguen en las urnas al responsable de esta crisis nacional: al PP

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter