Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-10-2017

Marco Rubio y Mike Pompeo pidieron luz verde a Trump para operacin de bandera falsa contra Cuba

Percy Francisco Alvarado Godoy
Rebelin


Tal como era de esperar dentro de las nuevas medidas anticubanas que va implementando la administracin Trump, la misma orden la salida de 15 funcionarios de la embajada cubana en Washington, so pretexto de dar respuesta a los supuestos "ataques" acsticos que han sufrido al menos 22 de los diplomticos estadounidenses en Cuba. El Departamento de Estado ya ha seleccionado los nombres de estos quince diplomticos cubanos, sin saberse a ciencia cierta los criterios empleados para tal seleccin.

Como advert no hace mucho todo indica que ninguna agencia norteamericana de inteligencia ha podido aportar una prueba concreta de la responsabilidad de Cuba, o de alguien en especfico, en este dudoso asunto, a todas luces aparentemente fabricado por la CIA como una operacin de bandera falsa.

Lo interesante del caso es que en el diseo de esta operacin han participado dos personajes abiertamente siniestros dentro de la derecha ultraconservadora norteamericana, el mafioso senador cubanoamericano Marco Rubio y el director general de la CIA, Michael Richard "Mike Pompeo, ntimos amigos lejos del ojo pblico, quienes presentaron al presidente Trump el proyecto de operacin secreta. Aunque ya se haba manejado por sectores de la ultraderecha ponerlos en marcha durante la administracin Obama ms interesado el mismo en desarrollar las relaciones diplomticas entre las dos naciones, dichos planes fueron congelados hasta que asumiera la presidencia Donald Trump.

A partir de la asuncin de Trump la CIA tuvo luz verde para implementar esta operacin, mientras de Marco Rubio devenido en la prctica como asesor exclusivo de Trump para temas cubanos y latinoamericanos se encargara de caldear los nimos anticubanos y de la manipulacin meditica del asunto en cuestin. Quien no recuerda su amenaza efectuada hace unos das: "El Departamento de Estado debe llevar a cabo su propia investigacin independiente del rgimen de Ral Castro y presentar un informe completo al Congreso". A la par, preparaba el terreno para la expulsin masiva de diplomticos cubanos, al declarar: "A la luz de estos dainos ataques contra el personal diplomtico estadounidense en Cuba, es dbil, inaceptable e indignante que el Departamento de Estado de los Estados Unidos permita a Ral Castro mantener como l quiera a muchos de sus agentes en los Estados Unidos.

 

Sin embargo, ocultaron inicialmente que muchos de los supuestos afectados por los ataques snicos fueran parte de un enorme y variado grupo de oficiales de diversas agencias del entramado de la inteligencia USA, quienes fueron preparados con anterioridad para cumplir misiones especficas sobre el terreno en Cuba, una de ellas estar dispuestos a ser victimizados mediticamente en lugar de dedicarse al espionaje, misin para la que fueron enviados a La Habana. La operacin as lo exiga.

Lo cierto del caso es que, a falta de pruebas concretas y pblicas, la implicacin de Mike Pompeo, ultraderechista hasta la mdula como Marco Rubio y experto en asuntos de inteligencia, como jefe de la CIA, hace sentir en uno el tufillo de que todo este enredo es una burda patraa exacerbada mediticamente por los grandes medios implicados en la guerra meditica anticubana, para buscar el enfriamiento de las relaciones de EE UU y Cuba.

Ya habamos visto con anterioridad la manipulacin del dueto Rubio-Pompeo hacia Trump con respecto al tema cubano en tres momentos anteriores, en los cuales bajo la tutela de Rubio, Pompeo colabor abiertamente en la conspiracin meditica anticubana: 1) El 12 de mayo de 2017 Rubio us a Pompeo, al igual que al jefe del FBI, Andrew McCabe, en una sesin del Comit de Inteligencia del Senado, para usar a ambos funcionarios con el fin de desacreditar al gobierno cubano con la falsa presuncin de que el mismo pretende influir en un grupo de empresarios y lderes norteamericanos para que los mismos presionen a la administracin de Trump para favorecer el acercamiento entre ambas naciones, incluida la eliminacin del criminal bloqueo contra la Isla. 2) A instancias de Rubio, Pompeo abri las puertas de la CIA el 19 de junio a un grupo de fracasados mercenarios de la bochornosa Brigada 2506, algunos de ellos ex agentes de la CIA como Flix Ismael Rodrguez, implicado en el asesinato de Ernesto Guevara en Bolivia en 1967. 3) Marco Rubio y Pompeo, dando cumplimiento a una promesa hecha a los miembros de la fracasada brigada mercenaria en su visita a la CIA dos meses antes, procuraron una visita de los mismos al presidente Trump, en la Casa Blanca, a principios de agosto de este ao.

Este tipo de operacin de bandera falsa organizada por la CIA y la extrema derecha USA poco tuvo de encubierta, al contar con el apoyo y la manipulacin de los medios implicados en la histrica guerra ideolgica contra Cuba. Lo falso, empero, son los supuestos daos ocurridos a agentes de la CIA sobre el terreno. Lo falso y manipulado tambin es recurrir a una inventada transgresin por parte de Cuba a la Convencin de Viena sobre proteccin a diplomticos para congelar el proceso de acercamiento iniciado por Obama y la parte cubana.

Como las operaciones de bandera falsa son operaciones encubiertas que se usan para atrapar espas, mediante el uso de un agente que posa como espa del otro lado, baste decir que fue AP quien desnud la malintencionada presencia de espas gringos en Cuba. El tiro les sali por la culata en este sentido.

Cuba hasta el momento no ha hecho declaracin alguna. El sabio espera y no se apresura cuando sabe que la verdad, tarde o temprano, saldr a la luz.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter