Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-10-2017

Ficcin y verdad: Los gringos de la embajada sufren sordera

Ramn Pedregal Casanova
Rebelin


En una vieta de Don Quijote de La Mancha en edicin manga se ve al cura, a la sobrina y otros personajes asistentes del Hidalgo leyendo libros de aventuras, y sobre el fondo esta escrita la palabra ficcin . Uno de ellos dice: En nuestros tiempos, los libros de caballera no son nada ms que un mero pasatiempo. Y otro contina: Es ms las ltimas publicaciones ni siquiera estn basadas en hechos acontecidos, son una pura invencin.

Y siguiendo con Don Quijote en Barcelona, Captulo LXII de la 2 parte de Don Quijote de La Mancha, ah encontramos el siguiente prrafo donde se comenta algo sobre el nudo que supone la relacin entre ficcin y verdad. Contina el relato con la visita de Don Quijote a una imprenta de la capital catalana, industria y ciudad con tanto atractivo hoy en da para cierta gente, que acude all con armas y vagaje, bien alimentadas para hacer creer su ficcin.

... las historias fingidas tanto tienen de buenas y de deleitables cuanto se llegan a la verdad o a la semejanza della, y las verdaderas tanto son mejores cuanto son ms verdaderas.

Dile gana a Don Quijote de pasear la ciudad a la llana y a pie, temiendo que si iba a caballo le haban de perseguir los muchachos; y as l y Sancho, con otros dos criados que don Antonio le dio, salieron a pasearse. Sucedi, pues, que yendo por una calle alz los ojos Don Quijote, y vio escrito sobre una puerta con letras muy grandes: Aqu se imprimen libros; de lo que se content mucho, porque hasta entonces no haba visto imprenta alguna, y deseaba saber cmo fuese. Entr dentro con todo su acompaamiento y vio tirar en una parte, corregir en otra, componer en sta, enmendar en aqlla y, finalmente, toda aquella mquina que en las imprentas se muestra.

Ficcin, y verdad de la verdad, y su composicin escrita: las ltimas publicaciones ni siquiera estn basadas en hechos acontecidos, son una pura invencin.

El 8 de Noviembre de 2016 fue la eleccin entre los capitalistas que aspiraban a representar a su clase en EEUU, y fue Trump el que sali ms alegre, aunque haba recibido tres millones de votos menos que Clinton, cosas de los ricos estadounidenses. No es casualidad que desde ese mes el nuevo equipo presidencial declare que a los representantes diplomticos del imperio en Cuba les duelen los odos, sufren dolores de cabeza, enferman, que hay un ultrasonido que se les mete en su cabeza, suena a las historias de ciberataques, a los ataques de falsa bandera, a las pelculas en las que una hormiga gigante venida de otro mundo se come a Nueva York y luego viene Supermn y culpan de ello a los cubanos.

Lo mismo que la fecha de tales declaraciones coincide con la eleccin de Trump, tambin llama la atencin el que el imperio no entregue ninguna prueba, ni ha permitido examinar a quienes dicen sufrir tales dolores. Ms an, los equipos de investigadores estadounidenses llegados a La Habana despus de 7 meses -pues su casa matriz se negaba a toda colaboracin en las investigaciones que se han llevado a cabo- han declarado finalmente que no hay ninguna evidencia ni del ultrasonido, ni de las afectaciones que han venido declarando los miembros de la embajada estadounidense, que son con las que justifican la retirada del personal diplomtico, y as se han empleado en la expulsin de personal cubano de la embajada en Washintong.

Debo reconocer que los capitalistas gringos no me caen bien, y siguiendo el caso me he acordado ms de una vez de un poema de Oliverio Girondo que se titula Que los ruidos te perforen los dientes, les invito a leerlo completo, es puro surrealismo, lo que quiere decir que viene a reflejar lo que uno tiene en el subconsciente, les dejo aqu tan slo la primera estrofa:

Que los ruidos te perforen los dientes

como una lima de dentista,

y la memoria se te llene de herrumbre,

de olores descompuestos y de palabras rotas.

...

No sern los ruidos que les ha metido Trump en la cabeza?

El caso es que Trump y sus colegas haban anunciado en campaa que iban a echar abajo el acuerdo de Obama de restablecimiento de las relacciones entre EEUU y Cuba; Obama y su parte afirmaba que la poltica de agresin y bloqueo llevada hasta entonces contra Cuba haba resultado un fracaso y cambiaba la forma de ataque a la Revolucin. Trump con su flequillo, guiado por los deseos neocoloniales se fotografi con los terroristas de Miami y los coopt, o le cooptaron, para trabajar en la contra poltica que iba a emprender, y as ha sido, hasta el punto de presentar como miembro de su banda a un terrorista que se fue de Cuba en el ao 1962, y despus volvi con otros como l a cometer atentados hasta ser detenido y condenado. Su nombre es Luis Ziga Rey, perteneciente a la banda Alpha 66; estaba condenado a 30 aos de crcel y cuando llevaba 14 se escap de un hospital y se refugi en la base de Guantnamo, crcel en la que se burlan los Derechos Humanos, y los gringos no lo devolvieron a las autoridades cubanas, lo llevaron a EEUU y lo integraron en otra organizacin terrorista, la Fundacin Nacional Cubano Americana (FNCA). Cambiando de empleo lo colocaron como representante de EEUU en la 60 Conferencia de la Comisin de Derechos Humanos de la ONU en Marzo de 2004. Una gran burla, una ms, a los Derechos Humanos y a la lucha contra el terrorismo. No, EEUU no aprueba ni una cosa ni otra. Lean la declaracin emitida por el embajador de EEUU en la ONU tras el escndalo internacional que provoc la presencia y representacin del asesino: Estamos orgullosos de tenerlo en nuestra delegacin. Ahora es el terrorista el que ha venido a declarar en apoyo de la campaa anticubana de Trump y su trupe -despus de tantos aos- que a l tambin le dolan los odos cuando estaba en la crcel. Nunca haba dicho semejante cosa, o es estupidez?, y le han vuelto a poner como ejemplo de estadounidense. Los ciudadanos estadounidenses no pueden reconocerse en un terrorista aunque lo diga Trump, que l si que sufre sordera histrica, sordera democrtica, sordera internacional.

El gobierno de Cuba, que ha respetado todos y cada uno de los Acuerdos Internacionales, se enfrenta a la acusacin inventada a todas luces por el gobierno imperial, el mayor inventor de historias de ficcin propagadas para llevar el terror a cualquier punto del mundo. El emperador del flequillo tintado con colorante paellero vive su propia ficcin, la ficcin de su clase, uno y otros son tan soberbios por haberse creido los libros de conquista, pistoleros, ndios, o lo que es lo mismo, por su conciencia de dueos, dominantes y primeros ante Dios. Pero cmo se pueden creer semejante improperio de caballera causante de tanta desgracia en la Humanidad?, pura invencin, es para Trump y los suyos un pasatiempo?. Leemos en Don Quijote de La Mancha, versin manga: En nuestros tiempos, los libros de caballera no son nada ms que un mero pasatiempo. Es ms las ltimas publicaciones ni siquiera estn basadas en hechos acontecidos, son una pura invencin. Siguiendo a Trump comprobamos que hasta l mismo es una pura invencin, tan peligroso para Cuba como para el mundo,   como lo es su clase. De dnde sale esa historia de que hay en La Habana un ultrasonido que tan slo afectra a los oidos de algunos miembros de la delegacin diplomtica?. En otro tiempo, en otro lugar, se llamaba los orejas a los espas encubiertos.

Miguel de Cervantes Saavedra haba adelantado en su novela que la ficcin es buena si lleva a la verdad o se aproxima a ella: cul es la novela que Trump tiene en su cabeza?. Su novela esta llena de acusaciones y amenazas, a Cuba y al mundo, no ser por esa ficcin por lo que les duelen los odos a los empleados de Trump en la embajada estadounidense?: las razones ... verdaderas tanto son mejores cuanto son ms verdaderas.

En tal caso, Trump, Que los ruidos te perforen los dientes

como una lima de dentista,

y la memoria se te llene de herrumbre,

de olores descompuestos y de palabras rotas.

...

Ramn Pedregal Casanova, libros: Gaza 51 das, Palestina. Crnicas de vida y Resistencia, Dietario de Crisis, Belver Yin en la perspectiva de gnero y Jess Ferrero, y Siete Novelas de la Memoria Histrica. Posfacios. Presidente de la Asociacin Europea de Cooperacin Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisin Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter