Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-10-2017

Jess Mostern

Mikel Arizaleta
Rebelin


Hoy, 5 de octubre de 2017, nos recordaba Salvador Lpez Arnal en Rebelin que el bilbano Jess Mostern, nacido en 1941, falleci la madrugada del pasado mircoles en Barcelona (28 de setiembre) a los 76 aos. Desde 1982, fue catedrtico de Lgica y Filosofa de la Ciencia en la Universidad de Barcelona y, desde 1996, profesor de Investigacin en el CSIC y Fellow del Center for Philosophy of Science (Pittsburgh), y nos relataba algunos jalones de su vida.

Yo me acord de aquel artculo, que el 24.3.2015 escribi en El Pas titulado Una cita con la parca. De aquello ha pasado poco ms de dos aos. Escriba Mosterin entonces:

Todos tenemos una cita con la parca, pero no sabemos cundo. La longevidad es en gran parte hereditaria. A ojo de buen cubero, la edad alcanzada por nuestros padres nos da una primera idea de lo que podemos esperar vivir nosotros en ausencia de accidentes, infecciones y sorpresas. Tanto mi padre como mi madre vivieron 90 aos, as que pensaba que esa era la edad de mi cita con la parca. Pero hace unos meses se produjo una sorpresa.

Ya haba hecho examinar mi genoma individual por la empresa 23andMe, escupiendo en un botelln enviado por ellos y devolvindolo a California para su anlisis. Aparte de comprobar curiosidades como mi porcentaje de genes de neandertal (un 3%), me enter de que tena una predisposicin gentica tres veces superior a la habitual a padecer trombosis de vena profunda, debida a la presencia de una variante (mutacin G20210A) del gen de la protrombina que incrementa la probabilidad de la formacin de trombos. Y, en efecto, este verano tuve una trombosis en la pierna izquierda, alguno de cuyos trombos dio lugar a una peligrosa embolia pulmonar. Esta embolia puede afectar a una arteria pulmonar y causar la muerte, que, en mi caso, de haberse producido, habra sido una muerte anunciada. La sorpresa mayscula vino de un riesgo no previsto en los genes. Me ingresaron en el servicio de urgencias del hospital del Sagrado Corazn de Barcelona, donde me hicieron todo tipo de pruebas diagnsticas que, aparte de confirmar la embolia, detectaron lo que result ser un inesperado tumor en el pulmn izquierdo. Nunca he fumado, por lo que no se me haba ocurrido pensar en un posible cncer de pulmn, el que ms gente mata.

El tumor y el lbulo inferior izquierdo que lo contena me fueron limpiamente extirpados por el cirujano Laureano Molins y su equipo. Una vez analizado, result ser un tumor muy raro, un mesotelioma bifsico, un tipo de cncer producido por la exposicin al amianto. El contacto con amianto facilita la inhalacin de fibras minerales de asbesto, que acaban en la pleura, donde permanecen muy largo tiempo en estado de latencia, hasta que provocan algunas mutaciones en las clulas de la pleura que dan lugar al mesotelioma, palabra que significa cncer del mesotelio. La pleura es un tipo especial de mesotelio que recubre los pulmones.

Y reflexionaba: Cundo estuve yo en contacto con amianto? Hace seis dcadas (a los 14 aos), durante dos veranos que pas en Begoa, barrio bilbano entonces arbolado y lleno de casitas y algunas pequeas fbricas; nada que ver con la Begoa actual. En concreto, junto a nuestra casa haba una modesta fbrica de amianto, que produca material aislante e ignfugo. Por sus puertas siempre abiertas entrbamos los chavales de vez en cuando a jugar. El amianto no se prohibi en Espaa hasta 2002.

El Estado espaol tard 18 aos en prohibir el uso del amianto pese a las advertencias de mdicos. Otros estados lo hicieron antes. El Estado espaol desoy en 1984 las peticiones de los mdicos de prohibir la utilizacin industrial del amianto, tras detectar los primeros casos en los aos 70, con el objetivo de evitar el coste econmico y laboral de su supresin, que finalmente se llev a cabo en 2002, dijo el neumlogo Juan Ignacio Camargo Ibarra durante su declaracin como perito en el juicio por la demanda presentada contra Uralita por 47 ciudadanos afectados por amianto de las localidades barcelonesas de Cerdanyola del Valls y Ripollet, que reclaman indemnizaciones por valor de cinco millones de euros.

El 30 de septiembre visit Gurs en un acto organizado por el Gobierno Vasco y el Navarro al lugar donde se encontraba el campo de concentracin, destino de ms de 6.500 vascos y navarros que, tras perder la Guerra Civil, huyeron a Francia. Lo que en un principio estaba destinado a ser refugio de las vctimas del rgimen franquista, finalmente se convirti en un campo de concentracin. All penaron alrededor de 60.000 personas procedentes de 52 pases. Entre agosto de 1942 y febrero de 1943 seis convoyes transportaron a 3.907 de esas personas a Auschwitz. El campo se cerr el 31 de diciembre de 1945 y poco queda ya de l puesto que se destruyeron todos los barracones y en sus ochenta hectreas se plantaron rboles.

En el autobs, organizado por Gogora desde Bilbao, viaj tambin un superviviente de aquel horror, Luis Ortiz Alfau de 101 aos (nacido en 1916). Recorri en bus los 235 km. de ida y los otros tantos de vuelta, en un asiento de autobs. All estaban, en el recuerdo y homenaje a aquellas gentes, entre otros el lehendakari Urkullu y el alcalde de Bilbao, Sr. Aburto, con sendos coches oficiales y sendos chferes. Pero no hubo tampoco en el 2017 en ellos, y en su recuerdo, el detalle humano, serio, profundo y sincero, de reservar un asiento en el coche oficial para Luis Ortiz Alfau, superviviente de 101 aos.

El amianto, Gurs, al igual que antes la herona y la tardanza en la no suministracin de agujas limpias siguen mostrando un talente de falta de atencin y humanidad en nuestras instituciones.

Jess Mostern reflexionaba aquel da en El Pas: Podra haberme muerto ya. Y en algn momento me morir. Espero no morirme demasiado pronto, pues todava tengo proyectos que realizar; pero tambin espero no morirme demasiado tarde, despus de una etapa de sufrimiento intil. Por ahora, no tengo ganas de morirme. Pero tampoco tengo la intencin insensata de vivir el mayor tiempo posible, por grande que sea el deterioro fsico o la incapacidad intelectual. En la pelcula de Ingmar Bergman El sptimo sello, Max von Sydow juega al ajedrez con la muerte. Si yo pudiera tener una entrevista con la parca, no le pedira la inmortalidad ni la vida largusima, sino que me dejase a m decidir el momento de la cita inevitable, comprometindome a no abusar de este derecho, sino a invocarlo solo en el momento oportuno. La muerte que yo preferira sera el suicidio sereno y asistido

Sit tibi terra levis!


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter