Portada :: Espaa :: Crisis poltica en Catalua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-10-2017

Catalunya saca la estaca

Carlos Soledad
Rebelin


Previo al referndum de independencia cataln, la prensa convencional espaola -El Confindencial, El Mundo, El Pas, entre otros-, hacan eco de la alerta que el gobierno espaol haba trasladado a la UE, solicitando frenar la llegada de movimientos radicales antisistema, anarquistas y de extrema izquierda que podran ocasionar actos violentos. Una preocupacin que tambin compartan el Partido Popular, PSOE y Ciudadanos. En las informaciones se detalla que ya se tenan identificados a estos grupos gracias a las excelentes relaciones con otros gobiernos europeos en materia de terrorismo y crimen organizado (goo.gl/hVFuH3).

Tras las lamentables cargas policiales del pasado 1 de octubre, autorizadas por el gobierno de Mariano Rajoy, al puro estilo franquista, dos cuestiones quedan bien claras: Primero, que de la propaganda contra los movimientos autnomos de izquierda nadie exigir responsabilidades a los medios masivos de des-informacin. Segundo, que como seala Suso de Toro, literato gallego, Rajoy pudo hacer lo que hizo estos aos, meses, semanas y estas horas porque el PSOE, el rey y las instancias del estado lo acompaaron en una respuesta de estado conjunta a un problema poltico. Y no se trata slo del estado, se trata de una sociedad atrasada cvica y polticamente que vive encerrada en una burbuja ideolgica y meditica. (goo.gl/j6pZ76). Una de las excusas principales que se esgrimieron contra el referndum es su carcter ilegal y anticonstitucional, aunque este mismo gobierno cambia unilateralmente la ley y sin referndum cuando le conviene, por ejemplo, si de recortar el gasto social se trata (goo.gl/B7KURH).

Volviendo a nuestro relato, no hubo grupos radicales de izquierda generando disturbios, fue el Estado Espaol. Lo que s hubo fue un pueblo en movimiento. Una importante parte de la sociedad catalana ha tenido el valor de arrancarse, como dira su cantautor Llus Llach, la estaca del franquismo. Y es que el problema no es Espaa, es el fascismo que renace, que se reforma y que el pueblo cataln, valiente y digno no quiere ms.

Los echan en realidad. El movimiento independentista ha crecido debido al rechazo explcito del Estado Central en prohibir el derecho a decidir. Y es que, histricamente el pueblo cataln cuenta con la experiencia acumulada de un pueblo organizado, de su tejido social y cuenta adems con un movimiento anarquista o libertario muy potente, que es referencia a nivel mundial. Un movimiento, que como hemos sealado, es atacado sistemticamente por el Estado Espaol, pero tambin por el gobierno cataln. Y es aqu, donde hemos de poner el foco.

El movimiento anarquista tiene mala prensa por la violencia ejercida en las ltimas dcadas del siglo XIX y durante la Semana Trgica barcelonesa. Sin embargo, no considera la violencia como un principio bsico, sino ms bien como una tctica. Por otro lado, se les ha querido involucrar en multitud de eventos en los que no tuvieron absolutamente nada que ver. Pero, al margen de todo esto, existen multitud de anarquistas que repudian la violencia y que son pacifistas. Basta revisar su comunicado de Huelga General convocada para el 3 de octubre, respecto a los ltimos acontecimientos del procs.

Una parte representativa de este movimiento anarquista cataln explica en su comunicado su posicin: Primero, se define como parte de una tradicin sindical y poltica que histricamente ha defendido los derechos y las libertades de las clases oprimidas, por encima de cualquier nacionalismo. Segundo, denuncian la militarizacin y represin que estn sufriendo por parte del Estado Espaol, haciendo suyo el principio de la autodeterminacin de los pueblos, es decir, del derecho a decidir. Y tercero, y muy importante, no se olvida de sealar tambin la naturaleza de la Generalitat de Catalunya: la que, en los ltimos aos, ha perseguido, golpeado, detenido y encarcelado a todas aquellas que no han querido mirar hacia otro lado cada vez que los derechos civiles y humanos del pueblo eran pisados. No olvidemos la forma en que los mozos de escuadra nos desalojaban de Plaza Catalunya, encarcelaban y denunciaban a sindicalistas, nos perseguan para participar en la movilizacin que rodeaba el parlamento los das en que se recortaban nuestros derechos sociales, o en que a travs de macro operativos policiales, nos detenan y encarcelaban en las recientes Operaciones Pandora, o muertes y mutilaciones entre otros. As pues, no permitiremos que nadie tome lo que es nuestro, lleve la bandera que lleve (goo.gl/ujmJLP).

Es importante sealar que el proceso est liderado por un partido, el PdCAT que forma parte de los Liberales Europeos. En la nueva Catalunya independiente habr un Estado con todos sus resortes tributarios, judiciales, policiales y militares. Puigdemont ya ha dicho que es indispensable que una Catalunya independiente tenga ejrcito (goo.gl/v8E7pj). No sabemos si finalmente la Independencia de Catalunya se consume. De hecho, aunque ms del 90% de los votos en el referndum fueron para el S, la cantidad de votantes no lleg a la mitad del censo. Adems, han existido otro tipo de irregularidades, el cierre e intervencin de 400 colegios electorales, votos repetidos o de ciudadanos extranjeros, que dificultan la toma de posiciones precipitadas y unilaterales (goo.gl/xtXdm5).

Desde el punto de vista de los abajo y concretamente de los que venimos acompaando al movimiento de sin papeles, vemos con preocupacin que la Ley de Transitoriedad Jurdica y Fundacional de la Repblica Catalana, ha incorporado, el mismo sistema racista de Extranjera que el Estado Espaol, para tener encaje en el derecho europeo e internacional. Y esta ley ha sido aprobada por todo el arco parlamentario, incluido los anticapitalistas de las CUP, Candidatura dUni Popular. As ocurre, cuando se colocan las banderas por encima de todas las personas. Y es por esta misma razn, en este contexto, en el que nos posicionamos a favor del derecho a decidir del pueblo cataln, que tambin apelamos a esa parte de la sociedad en movimiento y libertaria que colocan a las personas primero. Todo indica que una vez ms, las y los migrantes somos descartables y que la estaca se sacara para volverla a enterrar sobre los colectivos ms dbiles.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter