Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-10-2017

Hackers rusos: realidad o ficcin?

Editorial de la Jornada
La Jornada


Segn The Washington Post, la megaempresa informtica estadunidense Google habra detectado recientemente una inversin de decenas de miles de dlares procedente de Rusia en una campaa de desinformacin poltica. Tal informacin armoniza con los sealamientos formulados por diversas dependencias gubernamentales y medios de Estados Unidos en el sentido de que agentes rusos habran incidido en forma determinante en el resultado de la eleccin presidencial de ese pas en noviembre del ao pasado, sin que hasta el momento se haya precisado si tal interferencia se concret en forma de publicidad engaosa o bien mediante una manipulacin ilcita de los sistemas utilizados en los comicios.

La semana antepasada un diario de Madrid difundi supuestas versiones policiales extraoficiales, segn las cuales un grupo de hackers ubicados en Rusia habra ayudado a las autoridades catalanas a mantener una pgina web en la que se ofreca una relacin de ubicaciones de casillas electorales para el referndum del primero de octubre, aunque los nombres de los presuntos implicados correspondan en todos los casos a ciudadanos espaoles que residen en Espaa.

Los casos referidos se inscriben en una creencia que cobr vigor en la opinin pblica el ao pasado y que podra sintetizarse en la afirmacin de Hillary Clinton, la aspirante demcrata que perdi la Presidencia ante Donald Trump, en el sentido de que ante Mosc, Washington gan la guerra fra, pero perdi la guerra informtica.

Un somero examen de la realidad indica claramente la improbabilidad de semejantes asertos. Por principio de cuentas, el pas euroasitico dista mucho de ser una suerte de superpotencia informtica como Estados Unidos. La gran mayora de las corporaciones que dominan los mercados mundiales del hardware y del software como Apple, HP, Microsoft, Facebook e Intel, por mencionar algunas son estadunidenses y operan desde su territorio, y otro tanto puede decirse de los centros de investigacin de punta en materia informtica; en cuanto a las ms grandes empresas de seguridad digital, se concentran, en su mayor parte, en Estados Unidos, Europa occidental e Israel, y no en Rusia.

Con relacin a las aplicaciones de interferencia de telecomunicaciones, adulteracin de datos e intercepcin furtiva de cuentas internticas, es sabido que los usuarios principales de esos instrumentos son las dependencias de inteligencia de Washington, empezando por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en ingls). Asimismo, los nodos de Internet ms importantes pasan por territorio de Estados Unidos.

Lo anterior significa, obligadamente, que la principal concentracin de expertos en seguridad informtica y su reverso, el hackeo, se ubica en suelo estadunidense, y que las posibilidades de interferir los sistemas (electorales o de otra ndole) de ese pas son ms bien menguadas para una potencia informtica mucho ms modesta, como es el caso de Rusia.

En la segunda, es cierto, hay vacos legales y ausencia de sistemas de control que la convierten en una plataforma ideal para la operacin remota de hackers de todo el mundo. Pero hay un abismo entre esa realidad y la suposicin de que el pas o el gobierno de Vladimir Putin poseen equipos de hackers casi todopoderosos dedicados a alterar las realidades polticas de otras naciones. La informacin dura disponible (como la filtrada por Wikileaks y por Edward Snowden) indica, en cambio, que es la administracin de Estados Unidos la nica dedicada a la vigilancia, la interferencia y el hackeo a escala global.

Aunque la misma naturaleza clandestina de esta clase de actividades hace imposible confirmarlo o negarlo categricamente, resulta razonable pensar que los hackers rusos son un invento distractor, una proyeccin o una mera leyenda urbana, y que forman parte, eso s, de campaas de desinformacin que no provienen precisamente de las glidas estepas.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2017/10/10/opinion/002a1edi



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter