Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-10-2017

Masacre de Tumaco
La orden la dio Trump

Revista Insurreccin


La masacre perpetrada por la polica el 5 de Octubre, en la vereda Puerto Rico, del municipio de Tumaco, deja 9 campesinos asesinados y ms de 50 heridos, es una grave afrenta al cese al fuego acordado con el gobierno; cuyo objetivo primordial es mejorar la situacin humanitaria de la poblacin. Esta tragedia est en direccin contraria a ste propsito, en tanto que violentan la letra y el espritu de lo acordado. Por ello, demandamos con urgencia la actuacin y pronunciamiento del Mecanismo de Veeduria y Verificacin, conformado por la ONU, la iglesia y las partes.

La Masacre de Tumaco y las mentiras gubernamentales con que la estn tratando de encubrir, es una contradiccin a los propsitos de paz, que demanda de la unidad popular y nacional, para una gran movilizacin nacional y de opinin, que enfrente la criminalizacin continuada de la protesta social.

Esta tragedia contina demostrando como las armas del Estado, siguen colocndose al servicio de las polticas del Estado y las clases dominantes. Mientras los de arriba, sigan empleando la violencia para perpetuarse en el poder, no ser posible avanzar hacia una nueva realidad en el pas y por tanto hacia la solucin poltica, tal como lo desea el Ejrcito de Liberacin Nacional y la gran mayora de los colombianos.

Una verdad que pretenden ocultar, adems de la autora y responsabilidad de la polica en la masacre, es que las comunidades campesinas, claman porque el Gobierno cumpla los acuerdos de erradicacin voluntaria y cree fuentes econmicas alternas; pactados con ellas, en los aos anteriores.

Algunos creen que la orden de disparar la dieron los generales Salamanca -comandante de la polica Regional Nario-, y Tafur -comandante de la Fuerza de Tarea Pegaso del Ejrcito-; No, no, no... la orden la impartieron desde la capital de los Estados Unidos.

La voz cantante de la amenaza la dio Trump el 13 septiembre, cuando grit que si no hay progresos significativos en la erradicacin de cultivo de coca, colocara a Colombia en la lista de los Estados fallidos, incapaces de controlar el trfico de cocana. Un detalle no tan menor, es que confes que no haba incluido al pas en tal lista, porque la Polica y las Fuerzas Armadas son socios estrechos de los EEUU, para mantener la seguridad en el hemisferio, y porque ellas han reiniciado la erradicacin, reducida significativamente desde 2013.

El pasado 3 de julio, K. Whitaker, embajador de EEUU en Bogot, atribuy el crecimiento de cultivos de coca, a la protesta social de 2013, que afect la erradicacin.

Por su parte W. Bronfield, subsecretario de Estado para asuntos de narcotrfico internacional, el 2 de agosto, amenaz que si no se frena la expansin de cultivos de coca en Colombia, pronto van a presentarse problemas bilaterales. Al tiempo, la bancada republicana en el senado de los EEUU, ley un memorando del expresidente uribe, en que acusan al gobierno de Santos de abandonar la lucha contra los cultivos ilcitos, para favorecer la negociacin con las Farc. Mientras los voceros del partido Demcrata calificaron el crecimiento de los cultivos de coca, como el fracaso del Plan Colombia.

En un Informe de la Agencia antidrogas (DEA) de los EEUU, de principios de septiembre, dice que los cultivos de coca en Colombia pasaron de ser 78 mil hectreas en 2012, a 188 mil en 2017. Crecimiento que atribuye a la suspensin de la fumigacin area desde octubre de 2015, al recorte desde 2008 de dos tercios del presupuesto para erradicacin manual, al captulo Cuarto del Acuerdo con las Farc que incentiv la siembra, y a la reduccin de operativos de erradicacin en zonas de las Farc durante la negociacin para evitar choques militares.

El 24 de septiembre, Whitaker, anunci que en los meses siguientes habra resultados contundentes en la lucha contra los cultivos ilegales. Once das despus los EEUU obtuvieron los primeros resultados contundentes, en la Masacre de Tumaco.

Hay que recordar como un 6 de diciembre de 1928, las ametralladoras Browing emplazadas en las cuatro esquinas de la plaza de Cinega, Magdalena, ametrallaron a los trabajadores bananeros. Hoy se repite la tragedia con los mismos componentes denunciados por Gaitn, cuando dijo que la oligarqua tiene la metralla para el pueblo y la rodilla en tierra para el oro yanqui; Operacin genocida a la que calific como arreglar problemas sociales con revlver.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter