Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-10-2017

Che Guevara, apstol de los oprimidos (I)

Salim Lamrani
Rebelin


El cincuentenario del asesinato del Che en Bolivia el 9 de octubre de 1967 ofrece la ocasin de evocar la trayectoria del revolucionario cubano-argentino que dedic su vida a defender a los humillados.

I. El Che y la Revolucin Cubana

Cul fue el papel del Che Guevara en la Revolucin Cubana? 

El Che era uno de los principales dirigentes del Ejrcito Rebelde, despus de Fidel Castro que era el lder indiscutible e indiscutido del Movimiento 26 de Julio y la figura ms emblemtica de la Revolucin Cubana. Ocupaba el mismo rango que Ral Castro, Camilo Cienfuegos, Ramiro Valds y Juan Almeida, entre otros, pero era quien tena la mayor afinidad intelectual con Fidel Castro.

Tena una valenta extraordinario, al lmite de la temeridad, y senta un desprecio soberano por el peligro. Su prestigio se extendi rpidamente entre las tropas combatientes y los simpatizantes del Movimiento en la isla. Se saba que un argentino, con un acento raro, estaba combatiendo al lado de Fidel y su compromiso suscitaba la admiracin del pueblo cubano. No era tan conocido en el mundo como Fidel Castro pero su rostro ya haba aparecido reiteradas veces en la prensa internacional, particularmente estadounidense.

En qu circunstancias nombr Fidel Castro comandante al Che?

Guevara fue el primero en ser nombrado Comandante, mucho antes que Ral Castro, por sus cualidades excepcionales de combatiente, de estratega astuto y su don natural de liderazgo. El Che era argentino de nacimiento y decidi integrarse en el movimiento revolucionario cubano para liberar a Cuba de la dictadura militar de Fulgencio Batista, pero sobre todo de la tutela hegemnica de Estados Unidos. Tena conciencia de que arriesgaba su vida cada instante, por los peligros de una guerra de guerrilla contra un enemigo numricamente superior. Sobresali rpidamente entre el grupo de 82 insurgentes demostrando una valenta a toda prueba. Cada vez que se presentaba una misin peligrosa era el primer voluntario. Naturalmente conquist el corazn y el respeto de sus compaeros, admirados de ver a un extranjero arriesgar la vida por una patria que no era la suya.

Fidel Castro discerni las virtudes extraordinarias del Che y decidi promoverlo al grado de comandante. El argentino se enter de su promocin del siguiente modo: el 21 de julio de 1957, Fidel Castro encarg a su hermano Ral la redaccin de una carta a Frank Pas, lder del Movimiento 26 de Julio en la provincia de Santiago de Cuba, en nombre del grupo. Cuando puso el nombre el Che entre los firmantes, Ral le pregunt a su hermano qu grado poner para el Che. La respuesta fue la siguiente: Ponle comandante.

El Che era mdico o guerrillero?

Hay una ancdota muy reveladora sobre el estado anmico del Che. La expedicin desde Mxico hasta Cuba dur siete das y no cinco. En vez de llegar a Cuba el 30 de noviembre, el barco Granma toc las costas cubanas el 2 de diciembre de 1956. En Santiago, ciudad al este de Cuba, ocurri un levantamiento para celebrar y apoyar el desembarco. No obstante, el ejrcito, al tanto de la inminente llegada de los revolucionarios, esperaba el desembarco de la expedicin. Por otra parte, adems de la extenuante travesa, los guerrilleros desembarcaron en la zona pantanosa de Las Coloradas y el recorrido desde el barco hasta tierra firme fue un calvario.

Adems, apenas unos minutos despus de su llegada, mientras se encontraban en un estado de agotamiento total, la aviacin militar localiz a los insurrectos y los rodearon los soldados de la dictadura. La tropa tuvo que dispersarse. El Che, en esta vorgine, se encontr en posesin de dos mochilas, una con municiones y otra con medicamentos. Le era fsicamente imposible cargar ambas mientras lo persegua el ejrcito. Opt entonces por la mochila de municiones pues consider que era revolucionario antes que mdico.

Cmo se llamaba el batalln del Che?

La columna del Che se cre con su ascenso a comandante. El nico batalln existente era el de Fidel Castro y llevaba el nombre de Columna 1. Lgicamente habra tenido que llevar el nombre de Columna 2, pero para engaar al enemigo sobre el tamao de las fuerzas revolucionarias, Fidel Castro decidi llamarla Columna 4.

Luego el Che se encarg del Pelotn Suicida, que se compona de los combatientes ms aguerridos y cuyo papel era llevar a cabo las misiones ms peligrosas. Por la excesiva temeridad del Che, Fidel decidi confiarle la responsabilidad del grupo con la condicin de que no participara en ese tipo de operaciones, concentrndose en las tareas estratgicas, tcticas y organizativas.

El lder de la Revolucin Cubana saba que el pas necesitara semejante cuadro y era vital preservarlo. En cada misin, uno o varios combatientes perdan la vida, de ah el nombre de Pelotn Suicida. En su diario, el Che cuenta una situacin inslita y recurrente: Cada vez que un miembro del Pelotn Suicida perda la vida, se designaba a otro para sustituirlo. Y cada vez asista a escenas en las que jvenes combatientes lloraban, decepcionados por el hecho de no haber tenido el honor de integrarse al grupo y mostrar as su valenta.

Como trataba el Che a los prisioneros?

El Che era implacable con los violadores, los verdugos, los traidores y los asesinos, y la justicia revolucionaria era expeditiva. En cambio, era cuestin de honor para l preservar la vida de los prisioneros y curar a los heridos del campo enemigo. Haba dos razones para ello. La primera era de orden moral y tico: la vida de un prisionero era sagrada y haba que protegerla. La segunda era de orden poltico: mientras que el ejrcito batistiano llevaba una guerra sin cuartel, torturando y asesinando a los prisioneros de guerra, el Ejrcito Rebelde mostraba su diferencia con una conducta intachable.

Al inicio del proceso revolucionario ningn soldado se renda pues todos estaban persuadidos de que seran ejecutados por los rebeldes. Al final de la guerra insurreccional los soldados de Batista, cuando se enteraron de la conducta noble de los alzados, se rendan en masa cuando se hallaban rodeados por los revolucionarios, pues saban que salvaran la vida.

Una ancdota ilustra el comportamiento del Che al respecto: Despus de un combate con el ejrcito, un rebelde remato a un soldado herido sin dejarle tiempo para que se rindiera. Ese rebelde haba perdido a toda la familia tras un bombardeo. El Che se puso rojo de ira dicindole que su conducta era indigna del Ejrcito Rebelde, que se deba preservar la vida de los soldados cuando era posible y que jams se deba disparar sobre un herido. Al escuchar esas palabras, otro soldado, tambin herido, que se haba escondido debajo de un rbol, se seal gritando No disparen!. Lo curaron los rebeldes y cada vez que apareca un guerrillero, levantaba los brazos y gritaba El Che dijo que no se mataba a los prisioneros!

Cul era la fama del Che?

El Che era un jefe con una autoridad natural y un gran prestigio, conquistado en el campo de batalla. Era muy exigente y tena una firmeza a toda prueba, pero siempre predicaba con el ejemplo y no slo con palabras. Era intransigente con los principios y odiaba el ventajismo y los privilegios. En las montaas de la Sierra Maestra, cuando un cocinero quiso buscarse los favores del Che llenndole el plato de comida ms que el de los dems combatientes, suscit la ira del Che, que le dijo de todo. Era igualitario y deseaba ser tratado como los dems compaeros. De esa actitud ejemplar nace su prestigio y la admiracin del pueblo cubano por l. Era duro y seco, pero justo y recto.

Cules eran sus opiniones polticas cuando triunf la Revolucin el 1ro de enero de 1959?

El Che se defina como marxista-leninista. Ya tena una formacin terica slida antes de integrarse al movimiento revolucionario cubano. De su experiencia en Guatemala, descubri hasta qu punto la hegemona econmica estadounidense estrangulaba a Amrica Latina y constitua un obstculo para todo proceso de transformacin social. La situacin cubana, donde los sectores estratgicos de la economa cubana se encontraban en manos de las multinacionales estadounidenses, le permiti tomar conciencia de que la lucha por la libertad, la igualdad y la justicia era tambin una lucha contra el imperialismo estadounidense. Estaba absolutamente convencido de que el Estado deba tomar el control de los recursos estratgicos del pas, proceder a una amplia reforma agraria, diversificar la economa, multiplicar los socios comerciales para emanciparse de la dependencia del poderoso vecino, universalizar el acceso a la educacin, la salud, la cultura, el deporte y brindar un apoyo indefectible a los pueblos en lucha por su dignidad.

Doctor en Estudios Ibricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, Salim Lamrani es profesor titular de la Universidad de La Reunin y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Su ltimo libro se titula Cuba, palabra a la defensa!, Hondarribia, Editorial Hiru, 2016. http://www.tiendaeditorialhiru.com/informe/336-cuba-palabra-a-la-defensa.html Facebook: https://www.facebook.com/SalimLamraniOfficiel



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter