Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-10-2017

El chavismo es mayora en Venezuela

Alfredo Serrano Mancilla
Rebelin


Nueva cita electoral en Venezuela. S, han ledo bien: elecciones en Venezuela. Es la nmero 22 en los ltimos 18 aos. Un promedio muy superior a lo considerado como normal para cualquier democracia. Esta vez, el turno fue para las regiones. Y el chavismo ha vuelto a ganar en las urnas: ha logrado vencer en muchos ms estados que la oposicin (17 a 5; falta Bolvar por dilucidar). Tres cuartas partes de las gobernaciones sern gestionadas por el chavismo. En votos nacionales, tambin se consigue una significativa mayora (54%).

A la luz de estos resultados, cabe presentar algunas conclusiones preliminares:

1. A la Revolucin Bolivariana le gusta votar. Se vuelve a demostrar que su camino transita obligatoriamente por la va electoral. Es condicin necesaria aunque no suficiente. La democracia para el chavismo es mucho ms que el acto de votar. Sin embargo, lo electoral es innegociable como premisa bsica en el proyecto poltico. Pero incluso hay algo ms: al chavismo le encanta la batalla electoral. La dirigencia y sus seguidores se visten de gala en cada acto de campaa. Que nadie se lleve a engao: la importancia que Chvez le dio a las elecciones cal en el pueblo venezolano en forma irreversible. Y el Presidente Maduro ha seguido en esa misma tnica: 5 elecciones en menos de 5 aos. Y el prximo ao, tal como est previsto segn los tiempos constitucionales, habr eleccin presidencial.

2. El fin del chavismo es una profeca auto incumplida. Infravalorar el legado de Chvez es verdaderamente desconocer la Venezuela del siglo XXI. A pesar de las tensiones que puedan surgir al interior del bloque hegemnico, el chavismo como identidad poltica es mucho ms slido de lo que algunos desean. Como cualquier proceso poltico, se atraviesa por diferentes etapas que provocan mutaciones, contradicciones y desafos que superar. Sin embargo, el chavismo tiene como esencia crecerse frente a la adversidad. Frente a las amenazas de Trump, bloqueos financieros, declaraciones de la OEA, guarimbas que ocasionaron muchas muertes, frente a tantos y tantos intentos de presentar a Venezuela como lo que no es, el chavismo tiene claridad poltica sobre la importancia de la unidad a pesar de las legtimas divergencias y crticas que puedan sucederse. Adems, el chavismo es algo ms que un gobierno chavista. Es una mayora que casi siempre decide en modo plebiscitario sabiendo elegir que es lo mejor entre proyectos polticos diametralmente antagnicos. De la misma manera que en su momento crey necesario dar un tirn de orejas a sus gobernantes en las pasadas legislativas, luego apoy masivamente la constituyente. Y ahora, nuevamente, decide mayoritariamente que el chavismo ha de ser quin gestione a los estados del pas para superar una situacin complicada.

3. La oposicin no sabe que hacer. En este caso, en esta vereda opositora, la unidad, a pesar de sus siglas, brilla por su ausencia. No es monoltica ni homognea por mucho que se lo quieran imponer desde el Norte. La historia poltica venezolana tambin cuenta aunque ciertos medios de comunicacin lo quieran desconocer. La vieja partidocracia opositora est tan presente que hace muy difcil que se renueve el campo poltico de confrontacin. A la gente de a pie le trae sin cuidado que se ruede una pelcula de ficcin en la OEA con el juramento de otro tribunal de justicia que jams tendr efecto en el pas. Tampoco le interesa que la oposicin pierda el tiempo en debates leguleyos alejados de la cotidianidad. Cuanto ms pasa el tiempo, ms improbable resulta que exista una oposicin acorde a lo que el pas necesita en este tiempo histrico. Y si a eso se le suma su carcter esquizofrnico en torno a aceptar o no la va electoral, entonces, pasa lo que pasa: siguen sin ser alternativa real.

4. A una parte del mundo no le agrada la Paz. Despus de algo ms de dos meses, en los que no ha habido muertes ni violencia, Venezuela ha dejado de ocupar portadas. Esta eleccin ha sido tratada en do menor. Sabran de antemano que la mayora venezolana volvera a votar a favor del chavismo? Es paradjico que tras haber dedicado ros de tinta a exigir elecciones, ahora que las hay, no interesan.

En definitiva, la cita electoral ratifica el voto de confianza de la ciudadana venezolana a su gobierno. Gana la Paz; gana la Constituyente. La participacin ha sido muy elevada: algo ms del 61%. La ms alta en regionales de Venezuela en el siglo XXI. Por encima por ejemplo de las ltimas regionales de Mxico, Chile y Colombia. Y a partir de ahora el chavismo tiene el reto de trabajar poniendo el odo en el territorio, atendiendo a las demandas de la gente, sabiendo que hay problemas, pero tambin teniendo claro que s hay alternativas, y que hay que buscarlas hasta encontrarlas pero sin acudir a la prdida de soberana ni poniendo en riesgo todo lo logrado socialmente en estos aos.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter