Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-10-2017

Procesos constituyentes del siglo XXI en Amrica Latina

Ollantay Itzamn
Rebelin


Las ciencias jurdicas y polticas occidentales ensean que una Asamblea Constituyente es un acto (reunin) de ciudadanos notables para organizar un Estado y consensuar las reglas bsicas de convivencia social (Constitucin Poltica). As nacieron las bicentenarias repblicas criollas latinoamericanas, a inicios del siglo XIX.

Lo absurdo fue que los notables redactores de dichas constituciones polticas (a espaldas de las grandes mayoras), establecieron artculos ptreos (inmodificables), especialmente en relacin al cmo y qu debera de modificarse en dichas leyes madres.

De esta manera, casi todas las constituciones polticas latinoamericanas son rgidas al poseer candados (para evitar su fcil modificacin) cuyas llaves las resguardan los ciudadanos plenos (los ricos).

A inicios del presente siglo, pueblos insubordinados como Venezuela, Ecuador y Bolivia, al ver que los ricos se banqueteaban las riquezas de los pueblos, incluso utilizando estructuras del Estado corrupto y sus leyes, decidieron romper dichos candados constitucionales, y mediante el ejercicio de la soberana popular desde las calles, emprendieron inditos caminos de procesos constituyentes.

Los ricos y sus capataces (analistas, intelectuales, periodistas), al ver que dichos procesos constituyentes caminaban en serio, comenzaron a recriminar a los insubordinados acusndolos que dichos procesos eran: caminos suicidas e irresponsables, que eran rompimiento del orden constitucional, que eran antidemocrticos y llevaran a los pases al desastre total. Pero, el sistema neoliberal ya haba hecho demasiados desastres socioeconmicos en dichos pases, y los pueblos no estaban dispuestos a aguantar.

Ecuador, luego de la traicin del Presidente Gutirrez, llev a la Presidencia a Rafael Correa, quien mediante una consulta popular (2007) rompi el candado constitucional, y encamin al pueblo ecuatoriano por el camino constituyente.

Venezuela, empobrecida y saqueada, tuvo que llevar a la Presidencia al legendario Hugo Chvez, quien mediante consulta popular (1999) tambin convoc al proceso constituyente al pueblo venezolano.

En el caso boliviano, en 2005, el pueblo eligi como Presidente a Evo Morales, con una mayora absoluta de congresistas en ambas cmaras, y as se pudo aprobar/promulgar la Ley de Convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente (2006).

A inicios del presente siglo, estos tres pases, junto a Paraguay, Per y Colombia, estaban econmicamente hundidos en la miseria. Polticamente gangrenados por la corrupcin. Con convulsiones sociales generalizadas o crecientes. En Ecuador y Bolivia, los presidentes electos no duraban ms de 6 meses en sus cargos, por la convulsin social. Una inestabilidad poltica insostenible.

Bolivia, Ecuador y Venezuela optaron por el camino de procesos constituyentes ampliados e incluyentes (originarios, dignos y soberanos, los autodenominaron). Nacionalizaron sus empresas y bienes privatizados (en la larga noche neoliberal). Redactaron y aprobaron nuevas constituciones polticas con la participacin de todos los pueblos. As se zafaron del sistema neoliberal y su democracia representativa corrupta, y emprendieron los caminos postneoliberales, con democracias participativas y comunitarias.

En Per, Colombia y Uruguay, no asumieron ese reto. An puede ms el miedo a los patrones, y el espejismo suicida neoliberal.

Qu lograron aquellos pases con los procesos constituyentes?

En lo econmico. Con los excedentes econmicos obtenidos con la recuperacin (nacionalizacin) de los bienes y servicios privatizados (como hidrocarburos), lograron sacar de las condiciones de empobrecimiento a cerca de diez millones de latinoamericanos en conjunto, e incorporarlos a la emergente clase media. Universalizaron los sistemas de servicios bsicos y seguros de salud, etc.  

Sanearon sus sistemas tributarios, y estabilizaron sus economas. El Estado, como actor y rector de la economa, redistribuye las ganancias econmicas mediante inversin social (en cantidades jams conocidas). Ecuador y Bolivia son catalogados fenmenos econmicos en la regin por su crecimiento econmico.

Al lmite que organismos como la ONU, BM o el propio FMI reconocen que en lo que va de este siglo, estos tres pases (junto a Brasil, con Lula) evitaron que el promedio global de la pobreza en Amrica Latina empeorase.

En lo social. Ecuador, Bolivia o Venezuela ya no son ms pueblos en proceso de desintegracin social sangrienta (como ocurra a principio del siglo). Se evit una confrontacin sangrienta entre ricos y empobrecidos.

Los nios, en lugar de trabajar como esclavos en las fincas, van a la escuela con alimentos e implementos asegurados. Los estados invierten en la educacin casi el promedio del 6% del PBI.

Los agricultores gozan de seguro agrcola. Las mujeres, nios y ancianos gozan de seguro de salud universal.

Bolivia, es el nico pas en la regin donde los trabajadores reciben doble aguinaldo.

En lo poltico. El Estado logr construir hegemona territorial y social (lo que no haba logrado casi en dos siglos).

Pases como Bolivia y Ecuador dejaron de ser los campeones mundiales en la corrupcin pblica.

Caminan con sus propias piernas, sin depender de la cooperacin internacional, o del intervencionismo extranjero. Estn reinventando el sueo de la soberana y dignidad. Dejaron de ser estados fallidos.

Bolivia y Venezuela son los dos nicos pases en el mundo occidental donde est legislado y se practica la revocatoria de mandato para quitar o ratificar gobernantes (presidentes) que se corrompen o pierden legitimidad. Son pases donde ms consultas vinculantes y convocatorias a urnas se realizan en la regin.

Pero, el mayor legado de estos nuevos procesos constituyentes, para estos tres pases, fue la superacin (individual y colectiva) de la situacin del hundimiento psicolgico, y del sin sentido identitario que habitaba a bolivianos, ecuatorianos y venezolanos hasta no hace ms de un dcada atrs.

Ahora, estos pueblos, en y desde su condicin de plurinacionalidad, van construyendo la identidad de una comunidad poltica intercultural imaginada. Falta mucho an por hacer, pero, no cabe duda que hay grandes avances, y que el mismo proceso constituyente plurinacional fue y es una terapia para la tan anhelada sanacin (inicio) de las profundas taras coloniales.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter