Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-10-2017

Juzgados por contaminar y absueltos dos veces a pesar de las pruebas
Un tribunal rebelde sin causa

Carlos Rodrguez
Pgina 12

Aunque la Cmara haba ordenado rever una sentencia absolutoria y dictar condena, porque el expediente acreditaba dao al medio ambiente y riesgo para la salud, dos empresarios de un ingenio tucumano resultaron nuevamente absueltos. La Fiscala apel.


El ingenio azucarero La Trinidad contamin aguas y ros con efluentes industriales

En un fallo considerado indito y escandaloso por la Fiscala General de la Nacin, el Tribunal Oral Federal de Tucumn absolvi por segunda vez, con los mismos argumentos, a dos empresarios de esa provincia acusados de contaminar aguas y ros con efluentes industriales peligrosos provenientes del Ingenio Azucarero La Trinidad. Lo inslito es que el Tribunal tucumano ratific el fallo anterior, sin tomar en cuenta una resolucin de la Sala I de la Cmara Federal de Casacin Penal que le haba ordenado modificar esa primera sentencia. La segunda y testaruda absolucin fue cuestionada por el fiscal Pablo Camua, quien interpuso un recurso de casacin contra el segundo fallo dictado en el mismo sentido, por el mismo Tribunal, ahora constituido por otros jueces que deberan haber acatado la orden del tribunal superior. En la causa qued demostrado que las efluentes vertidas superaban ms de diez veces los valores permitidos de contaminacin, segn las pruebas realizadas. El fiscal pidi que se anule la absolucin y se aplique a los imputados penas de hasta 4 aos y 6 meses de prisin.

El primer fallo absolutorio fue firmado por los jueces Mara Alicia Noli, Gabriel Casas y Adolfo Ral Guzmn, del Tribunal Oral Federal tucumano, ahora conformado por Juan Carlos Reynaga, Jos Camilo Quiroga Uriburu y Carlos Enrique Jimnez Montilla. Los absueltos por ambas decisiones son Santiago Daniel Gasep y Luis Alberto Drube, directivos de la empresa azucarera. El fiscal Pablo Camua, en el recurso interpuesto contra el segundo fallo absolutorio, recalc que los elementos surgidos en el juicio determinaron que los efluentes industriales se mezclaban a pocos metros de la salida del ingenio con el efluente de fbrica y circulaban un primer tramo en un canal a cielo abierto.

Durante su curso por la localidad de La Trinidad, los desechos industriales emanaban un olor putrefacto y generaban una colonia de moscas y gusanos, afectando a una escuela adyacente y un barrio de viviendas. El fiscal seal que esos desechos lquidos, en particular la vinaza, tienen un alto efecto contaminante y son considerados residuos peligrosos por la ley 24.051. Al mismo tiempo, Camua precis que se realizaron cuatro tomas de muestras que dieron como resultado, en todos los casos, medidas (de contaminacin) muy por encima de los valores permitidos por las normas vigentes.

El fiscal record que el primer fallo absolutorio fue dejado sin efecto por la Sala I de Casacin, integrada por Ana Figueroa, Gustavo Hornos y Mariano Borinsky. Los jueces consideraron que los miembros del Tribunal tucumano haban valorado la prueba de forma sesgada y omitieron tratar cuestiones jurdicas sustanciales relacionadas a la proteccin del medio ambiente.

En ese sentido sealaron que el dao que traen aparejadas las conductas que la ley 24.051 (de residuos peligrosos) reprime, exige el mayor de los celos cuando de su investigacin y juzgamiento se trata, toda vez que son derechos regulados en la Constitucin Nacional y en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

La Sala I de Casacin haba sealado, incluso, que en el fallo absolutorio inicial no se adverta que el Tribunal tucumano hubiera realizado un reconocimiento del status constitucional del derecho al goce de un ambiente sano. En ese punto se cit un fallo de la Corte Suprema de Justicia en el que se expresa que ese derecho configura la precisa y positiva decisin del constituyente de 1994 de enumerar y jerarquizar con rango supremo a un derecho preexistente.

Los jueces de casacin reconocieron lo dicho en el fallo por el Tribunal tucumano en el sentido de que la responsabilidad penal por contaminar slo puede aplicarse cuando se dae al medio ambiente de un modo peligroso para la salud de los habitantes. Adems, puntualizaron, no debe entenderse el derecho a la salud (...) como algo limitado a estar sano, o no sufrir una enfermedad.

Subrayaron los jueces de Casacin que la ley vigente debe abarcar el peligro potencial que la contaminacin mediante residuos peligrosos significa para la especie humana.

La Sala I record que los tribunales internacionales, la Corte Suprema nacional y la legislacin vigente sostienen que la salud humana est estrechamente relacionada con el medio ambiente que nos rodea.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/69622-un-tribunal-rebelde-sin-causa



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter