Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-10-2017

Sobre La nocin de ciencia en Manual Sacristn, de Jos Sarrin
Un buen libro para la reflexin y la felicidad

Salvador Lpez Arnal
Rebelin

Texto de la presentacin del libro de Jos Sarrin Andaluz en la fiesta del PCE, Madrid, 30 de septiembre de 2017


0. Este es un libro de filosofa y ustedes, se ve a simple vista, son muy filsofos y, probablemente, muy gramscianos. As pues, pienso en Gramsci, pienso tambin en su amigo Piero Sraffa y en su influencia en Wittgenstein. Me detengo en este ltimo.

1. Les recuerdo la proposicin con la que finaliza el Tractatus, la 7. Dice as: De lo que no se puede hablar, lo mejor es el silencio. Algunos traductores ms directos -y acaso un poco ms brutos- dicen: lo mejor es callarse. Sin ms. Pero no hagan caso.

2. Yo voy a romper el silencio, como dira aquella poeta polaca Wisława Szymborska tan leda por Francisco Fernndez Buey (luego, si les parece, les digo un poema de ella), no me callo (se acuerdan de aquel grito borbnico-imperial?) y paso a hablarles de todo aquello de lo que tal vez no se pueda pero que, en todo caso, se debe hablar.

As que prosigo el Tractatus. Me adentro en la octava proposicin.

8. Conviene leer buenos libros si queremos vivir bien.

8.1. Si no existen condiciones socio-culturales para que se lean por una gran parte de la ciudadana (el trabajo real anula vidas reales), es justo, y de politica obligacin, luchar para que existan esas condiciones. Para todos, para todas.

8.2. Los buenos libros son parte del buen vivir porque nos hacen mejores. A todos.

8.2.1. Qu es ser mejor? Ser amable, comprender, estudiar, soar, plantar, aprender, comprender, escribir, ser justo y combatir las injusticias. Y estar entre ustedes por supuesto.

8.2.1.1. Tambin: hacer nuestro el aforismo clsico preferido por Marx: nada humano (incluyendo otras especies vivientes) nos debera ser ajeno.

9. El libro que hoy presentamos, La nocin de ciencia en Manuel Sacristn, es un buen libro.

9.1. Porque de entrada nos hace mejores. Ms cultos, ms sensibles, ms conscientes. Ms sacristanianos si me permiten usar un trmino (que no deberamos usar).

9.2. Hay ms? Hay ms. Dar siete razones complementarias, como las proposiciones del Tractatus. Sin callarme.

10.1. La primera. Porque est muy bien escrito, porque piensa en el lector/a puesto en el tema y, tambin, en el no tan puesto (que somos la mayora).

10.1.1. Piensa desde abajo y en los de abajo.

10.1.1.1. Los de abajo: en general, los olvidados, los no considerados, los que solo cuentan en las cuentas como materia, como gastos de personal, gastos de mano de obra.

10.2. La segunda razn: Porque est baado, para bien por supuesto, de la claridad y distincin cartesianas. Se puede estar o no de acuerdo con tal o cual tesis, interpretacin o desarrollo del autor, del doctor Jos Sarrin, pero la argumentacin y la conjetura defendida es clara y singular. Siempre, sin excepciones.

10.2.1. Como creo que dijo una vez un filsofo que sigo admirando y amando, Michael Dummett, la oscuridad no es en general profundidad sino tinieblas, cosa muy distinta.

10.2.1.1. No hay aqu ni tinieblas ni oscuridad. S, en cambio, profundidad.

10.3. La tercera razn. Jos Sarrin conoce bien, muy bien la historia que cuenta y lo demuestra.

10.3.1. Me rectifico: porque conoce, comprende y siente lo que cuenta, lo que nos cuenta..

10.3.2. Lo normal dirn ustedes. Pues no: lo normal no es tan normal, pura contradiccin dialctica dicen algunos; un oxmoron sin decir tan alto y tan profundo.

10.3.3. De hecho la historia que cuenta es para el doctor Sarrin ms, mucho ms que un asunto acadmico til para obtener un ttulo acadmico

10.3.3.1. Aunque tambin es, por supuesto y sin contradiccin, un asunto acadmico.

10.4. La cuarta. Porque el autor pone el foco en uno de los puntos centrales -no es el nico- de la filosofa y el legado del traductor de El Capital (y de unas 28 mil pginas ms).

10.4.1. Sacristn nunca fue un cientificista cegado -no todo saber se reduce a ciencia ni debe aspirar a serlo- pero s fue un firme partidario de los conocimientos cientficos slidos, cuyo estatus epistemolgico, como saben, es la modestia gnoseolgica: ser conocimiento contrastado con veracidad, criticable siempre y revisable cuando sea necesario. No hay eternidad ni dogma en la buena ciencia.

10.4.1.1. Tampoco actitud servil.

10.5. La quinta razn. Porque el profesor Sarrin anuncia posibles e interesantes desarrollos complementarios.

10.5.1. Por ejemplo: las relaciones de Sacristn con el movimiento obrero.

10.5.1.1. Da el autor algunos apuntes sobre el tema en la introduccin. Convendra, es una sugerencia (aunque s de las mil tareas permanentes de Jos Sarrin) que esos apuntes se convirtieran en desarrollos ms detallados.

10.5.1.1.1. En un nuevo libro por ejemplo.

10.6. La sexta consideracin. El diputado Sarrin ve bien, muy bien, las relaciones entre ciencia y poltica (en la obra y en el hacer de Sacristn): no reduce la primera (ciencia) a la segunda (a veces hemos tenido tentaciones de hacerlo: no cito nombres por educacin) ni, por supuesto, la segunda (la poltica) a la primera.

10.6.1. La poltica es una cosa muy, muy seria, pero es absurdo y muy peligroso reducirla a conocimientos tecnocientifcos o a recetas algortmicas de expertos.

10.6.1.1.1 No es eso, no debe ser eso. No lo es en la aproximacin del autor ni del filsofo estudido.

10.6.2. En cuanto a la ciencia, como dira un filsofo tambin muy admirado por Sarrin que escribi un Marx sin ismos, recordemos lo bsico: ciencia con consciencia y consciencia con ciencia (y con pasin razonada).

10.7. La sptima razn: Porque presenta, con mimo, con cuidado, con ligereza, como fcil lo que, por supuesto, no es nada fcil. Aunque nada difcil e interesante nos debera ser ajeno.

10.7.1. Como buen filsofo gramsciano, el profesor Sarrin tiene una enorme facilidad para explicarse y para que los dems consigamos entender. Zapatos nuevos, comprender, msica nueva escribi Brecht en Satisfacciones. Comprender, comprender, comprender,, esa ha sido la Santsima Trinidad laica que ha guiado al autor. Comprender y hacer que comprendamos.

10.7.1.1. JS, piensa y escribe desde abajo, como les deca, pero no sin rigor ni sin cuidado. Si lo hiciera de otro modo, descuidara a quienes deben ser cuidados y tratados adecuadamente..

Fuera del cmputo: 10.8, la complementaria, la propina, la ltima: Porque ensea a todos, les deca, y tambin a m por supuesto y en asuntos y temticas para los que, en principio, estoy ms preparado. Llevo muchos aos en ello. Pero, insisto, el libro del doctor Sarrin me ha aclarado muchas dudas y disuelto muchos interrogantes.

Me faltaba el poema que les he prometido:

Cuando pronuncio la palabra Futuro,

la primera slaba pertenece ya al pasado.

Cuando pronuncio la palabra Silencio,

lo destruyo.

Cuando pronuncio la palabra Nada,

creo algo que no cabe en ninguna no-existencia.

Son Las tres palabras ms extraas. Hay ms.

Cuando yo pronuncio las palabras Jos, Sarrin, Andaluz, pienso en un buen filsofo, en un amigo, en un camarada entregado, en un compaero del alma, en una gran persona, pienso en sus padres y en su hermana, pienso en Eli, en todos ustedes y en un buen hombre, en un buen ser humano, en sentido brechtiano y machadiano. Soy, es quiero decir, en el buen sentido de la palabra, bueno.

Notas:

1) Jos Sarrin Andaluz, La nocin de ciencia en Manuel Sacristn, Madrid, Dykinson, 2017.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter