Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-10-2017

Temer aprob medidas que favorecen el trabajo esclavo
Otro retroceso ms en Brasil

Eric Nepomuceno
Pgina 12

La Organizacin Mundial del Trabajo (OIT) afirm que el pas deja de ser referencia global en el combate al trabajo esclavo y pasa a ser ejemplo negativo, a la vez que tilda la nueva medida de ilegal, porque altera el Cdigo Penal.


En sus olmpicos esfuerzos para mantenerse en el silln presidencial alcanzado a raz de un golpe institucional, Michel Temer da reiteradas muestras de considerar que, en esa lucha, cualquier arma es buena.

En vsperas de enfrentar la segunda denuncia presentada por la Procuradura General de la Repblica, esta vez por formacin de bando criminal y obstruccin de la Justicia, Temer una vez ms transform su despacho en un balcn de negocios. Recibe a diputados, oye sus demandas, negocia la liberacin de recursos (desviados, por cierto, de su destino inicial), la distribucin de cargos y puestos, as como el envo al Congreso de medidas de inters de grupos econmicos o religiosos, en especial los de sectas evanglicas fundamentalistas.

Este lunes, de manera inesperada, Michel Temer decidi acatar una antigua reivindicacin de los grandes terratenientes brasileos: aprob medidas que dificultarn, cuando no imposibiliten, la fiscalizacin y la punicin de los responsables por trabajo esclavo o en situacin anloga a la esclavitud. Con eso espera asegurarse los votos favorables de la llamada bancada ruralista, que rene a ms de 200 de los 531 diputados, y que representa intereses propios (muchos de ellos son grandes propietarios rurales) y de todo el sector del agro negocio.

Hubo protestas inmediatas, dentro y fuera del pas. El ms contundente parti de la Organizacin Mundial del Trabajo (OIT), que en una dura nota afirm que el pas deja de ser referencia global en el combate al trabajo esclavo y pasa a ser ejemplo negativo. Adems, advierte que la medida es ilegal, porque altera lo que determina el Cdigo Penal brasileo.

Para OIT, la legislacin anterior contena puntos considerados ejemplares, que ahora fueron anulados o neutralizados. Antes, se consideraba que jornadas exhaustivas y en condiciones degradantes configuran situacin anloga a la esclavitud. La nueva determinacin de Temer dice que no, y que la fiscalizacin solo podr sancionar al empleador cuando haya restriccin de libertad. No aclara qu sera restriccin de libertad, o sea, prevalecer el criterio del empleador.

Antes, impedir que alguien abandone determinado lugar en que es forzado a ejecutar tareas en situaciones degradantes era esclavitud. A partir de ahora, solo ser esclavitud cuando se emplee el uso de la fuerza o haya vigilancia armada para impedir que el trabajador abandone el local.

La legislacin anterior determinada la divulgacin, a cualquier momento, de una lista sucia con los nombres de los sancionados por emplear mano de obra esclava. Esa lista era elaborada por el cuerpo tcnico del ministerio del Trabajo, sin injerencia alguna. Ahora, divulgarla pasa a ser de competencia exclusiva del titular de la cartera de Trabajo. Si decide mantenerla bajo sigilo, nadie sabr quienes la integran.

Antes, los integrantes de la lista eran obligados a pagar deudas laborales e indemnizacin a las vctimas. Adems, su nombre quedaba registrado por al menos un ao. Ahora, los que practiquen trabajo esclavo ya no tendrn ninguna obligacin frente a sus vctimas. Los pobres miserables tendrn que recurrir, por su cuenta, a la justicia, lo que jams ocurrir.

Todo eso llev la OIT a otro alerta: sin que se divulgue el catastro de quien somete en el pas trabajadores a esclavitud, Brasil corre el riesgo de enfrentar barreras comerciales, especialmente en las exportaciones de alimentos. Abandonar el criterio estrictamente tcnico en la elaboracin y divulgacin de la lista para adoptar criterios meramente polticos seguramente generar desconfianza de compradores por todo el mundo. El sistema brasileo de la lista sucia era considerado referencia internacional.

Desde la llegada de Michel Temer y su grupo al poder, las presiones de los ruralistas no hicieron ms que aumentar. Como consecuencia, el combate al trabajo esclavo perdi fuerza, pero perduraba. La fiscalizacin, por ejemplo, sufri una drstica reduccin en su presupuesto, a tal punto que el pasado agosto se agotaron los recursos previstos en el presupuesto nacional para todo este ao.

Acosado por consistentes denuncias de corrupcin, entre otros delitos, el presidente ms impopular de toda la historia brasilea no pens dos veces. A cambio de apoyo para mantenerse y tambin preservar los dos ministros ms fuertes de su gobierno, que adems de integrar la misma denuncia que ser analizada por la Cmara de Diputados responden a un sinfn de acusaciones en la Justicia, retrocedi y elimin conquistas de dcadas.

A tal punto impact el retroceso, que tanto el Ministerio Pblico del Trabajo como el Ministerio Pblico Federal, fiscalas mximas, hicieron crticas muy duras a la medida y recomendaron que sea anulada.

Ya el ministro de Agricultura, Blairo Maggi, poderossimo terrateniente y cultivador de soja transgnica, dijo que solo tenemos que celebrar la decisin de Michel Temer.

Nada podra ser ms aclarador.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/69872-otro-retroceso-mas-en-brasil


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter