Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-10-2017

Contra la impunidad de las empresas trasnacionales, 23-27 de octubre
Convocatoria ciudadana en Ginebra para denunciar y exigir soluciones

Sergio Ferrari
Rebelin

Presin internacional a favor de un nuevo tratado vinculante


Una doble dinmica se vivir entre el 23 y el 27 de octubre en Ginebra. Mientras en las salas del Palacio de Naciones Unidas los representantes de los Estados debatirn sobre un nuevo Tratado Vinculante sobre Empresas Trasnacionales y Derechos Humanos, enfrente, en la Plaza de las Naciones, y en distintos lugares de la ciudad, se reforzar la presin ciudadana .

Centenas de militantes de movimientos sociales y ONG de diversas regiones del mundo, as como sus pares suizos, han confirmado su presencia ante la convocatoria lanzada por la Campaa Global para Reivindicar la Soberana de los Pueblos. Coalicin integrada por ms de 200 organizaciones del mundo entero, incluidas comunidades directamente afectadas por las actividades de las trasnacionales.

Las trasnacionales, violadoras consuetudinarias

Los convocantes consideran esta semana de octubre como una coyuntura crucial. Ser una nueva etapa de una movilizacin que comenz ya en 2014 y que exige un Tratado que imponga obligaciones internacionales para Estados y empresas que garanticen el acceso a la justicia a las comunidades, colectivos y personas afectadas de violaciones de sus derechos humanos por empresas transnacionales, tal como lo enfatiza el Llamado de Ginebra. 

Dicho Tratado podra convertirse en uno de los pequeos frenos que los pueblos podemos imponerle a la impunidad de las transnacionales, subrayan. El imperio de la desregulacin salvaje que la globalizacin neoliberal impuso en los ltimos 30 aos al mundo, dej a las personas y comunidades desprotegidas y disminuy casi a cero en muchos lugares sus derechos ms elementales, diagnostica la Campaa Global. Quien denuncia la poderosa arquitectura de la impunidad para blindar las operaciones de los inversionistas (Tratados de Libre Comercio, de proteccin de inversiones, mecanismos de resolucin de controversias inversionista-Estado, entre otros).

Voces del Sur exigen justicia internacional

Participamos en la convocatoria de Ginebra en tanto Va Campesina. Para el MST de Brasil (Movimiento de Trabajadores Rurales sin Tierra) estn en juego varios temas esenciales: la situacin ambiental, la apropiacin de la tierra y los territorios y los derechos humanos esenciales, enfatiza Judite Santos*, una de las responsables del sector de la solidaridad internacional en dicha organizacin brasilera.

Es esencial poner lmites a la accin prepotente de las trasnacionales, insiste la joven militante que participa de la convocatoria de Ginebra invitada por E-CHANGER, ONG suiza de cooperacin solidaria.

Santos recuerda que, justamente, el 21 de octubre se cumplen diez aos del asesinato del militante de su organizacin Valmir Mota de Oliveira Keno, en las cercanas del Parque Nacional Iguaz, por parte de un grupo de seguridad privada de la trasnacional suiza Syngenta condenada luego por la justicia brasilera. Cuando se habla de limitar el accionar empresarial, para el MST se trata de una reivindicacin esencial ante el embate, por parte del poder poltico y econmico, que busca cotidianamente criminalizarnos y deslegitimizarnos en tanto actores sociales de primer plano.

Y en su anlisis, la joven dirigente sin tierra, enfatiza el choque de dos modelos de sociedad tanto en Brasil como a nivel mundial. El dominante, est totalmente alineado con el agronegocio que implica acaparamiento de tierras por parte de las multinacionales, experimentos con semillas genticamente modificadas y que implica un masivo consumo de agro txicos (promovidos por las multinacionales). Cada brasilero consume en sus alimentos 5 litros de pesticidas por ao, denuncia Judite Santos.

Para su colega Renata Moreno*, de la Coordinacin Nacional de la Marcha Mundial de Mujeres de Brasil, lo que se vive a nivel local y estadual en su pas y lo que se experimenta en el plano internacional es bastante semejante. Se trata una captura corporativa tanto de las instituciones de la ONU como del Estado brasilero por parte del gran poder financiero. Capturan y manipulan lo que debera ser la verdadera democracia, subraya. Y por eso es esencial no solo denunciar sino tambin limitar el accionar de las corporaciones, agrega. Para la MMF, en especfico, se trata de subrayar las violaciones contra las mujeres en todas las cadenas productivas de las que son responsables las trasnacionales. Y recuerda la catstrofe del derrumbe del edificio de Rana Plaza, en la capital de Bangladesh, el 24 de abril de 2013, con la muerte de ms de 1.100 personas -en su mayora mujeres-, trabajadoras textiles en condiciones sociales deplorables que producan vestimenta para cadenas internacionales, entre las cuales la espaola Mango, la inglesa Primark, la italiana Benetton etc. Desde entonces, para la Marcha Mundial de Mujeres, el 24 de abril se ha convertido en una jornada internacional de lucha para hacer visible la situacin de explotacin de las mujeres, concluye.

La Campaa no se queda solo en la denuncia. Llega a Ginebra con propuestas concretas. Y como lo sealan sus principales portavoces, pretende seguir presionando para evitar que se descarrile el proceso de discusin del Tratado Vinculante. Con la certeza que el derecho internacional relativo a los Derechos Humanos podra experimentar importantes cambios tras este prximo periodo de sesiones del Grupo de Trabajo Intergubernamental de Composicin Abierta (OEIGWG) sobre las empresas trasnacionales y otras empresas comerciales en materia de derechos humanos.

Judite Santos, del MST de Brasil y Renata Moreno, de la Marcha Mundial de Mujeres de Brasil, son apoyadas desde Suiza por E-CHANGER (Intercambiar), ONG de cooperacin solidaria Norte-Sur-Norte activamente presente en la movilizacin de Ginebra y desde el origen en los espacios del Foro Social Mundial. (Foto Sergio Ferrari).

Informacin completa sobre la semana de movilizacin:  https://www.stopcorporateimpunity.org

Sergio Ferrari desde la ONU, Ginebra, Suiza.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter