Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-10-2017

Explotacin laboral y persecucin: los abusos de la empresa Feronia en el corazn de frica

Jean Francois Mumbia Atuku
El diario


Trabajadores de Feronia en Lokutu. RIAO 2016

La empresa agroindustrial Feronia, financiada por bancos de desarrollo occidentales, promueve el acaparamiento de tierras en Repblica Democrtica del Congo y ha sido denunciada por explotacin laboral y otros abusos

Las comunidades esperan que se haga justicia y se reparen los daos de todos estos aos de ocupacin ilegal, masacres y dems atrocidades cometidas por la compaa

Bajo la ocupacin colonial belga (1908-1960), las comunidades asentadas en la ribera del ro Congo vieron cmo les arrebataban casi en su totalidad las tierras, ms concretamente los bosques sobre todo los palmerales, para, de forma paulatina, establecer plantaciones de palma del grupo britnico UNILEVER, segn ha documentado la organizacin GRAIN.

Esta situacin se encuentra en el origen de un constante conflicto territorial de ms de 100 aos en una Repblica supuestamente Democrtica del Congo (RDC) devastada por una infinidad de rebeliones provocadas por la riqueza minera al este del pas y por el acaparamiento de las tierras de las comunidades al oeste.

Esto incluso ha llevado a la ONU a desarrollar la misin ms importante y ms larga de su historia, una misin que despus de ms de 20 aos no acaba de restablecer la paz para este pueblo. El conflicto ha provocado ms de 15 millones de muertos por armas de fuego o simplemente decapitados, as como ms de 6 millones de mujeres vctimas de violencia sexual. Sus responsables siguen impunes a pesar de todas las iniciativas internacionales planteadas por los organismos que trabajan por la paz a favor de las poblaciones civiles.

En nombre del "desarrollo"

Esta situacin se repite de manera soterrada al oeste de la RDC con la presencia de una infinidad de empresas multinacionales de explotacin forestal o agroalimentaria que, por las buenas o por las malas, ocupan todos los espacios vitales de las comunidades. De entre todas ellas, PHC-FERONIA es una de las ms mortferas de la historia, pero prcticamente desconocida como tal.

Tras la crisis alimentaria mundial de 2008, se desat una enorme oleada de inversin del sector privado en la agricultura. Sin embargo, se da una gran paradoja: si el G-8, el Banco Mundial y los grandes inversores deciden dar su apoyo financiero al sector agrcola, lo cierto es que, como bien subraya el GRAIN en su informe del 7 de octubre de 2014, debera haber mucha ms innovacin y modernizacin, deberan crearse muchos ms empleos y deberamos tener mucha ms comida para alimentar a un planeta que se muere de hambre. Por desgracia, lo que realmente sucede da nuseas y miedo.

Observamos de primera mano la relacin de fuerzas de estas grandes potencias occidentales que promueven el acaparamiento de tierras por parte de las empresas agroalimentarias siempre financiadas por las instituciones financieras de desarrollo (DFI) y comprobamos cmo sobre el terreno la miseria se ha agravado en extremo en las comunidades afectadas, que siguen siendo las ms pobres del mundo.

La impresin con la que uno se queda es la de que existe una red de malversacin de fondos pblicos bien organizada. Todo esto se justifica con la escasez de produccin de aceite, la caresta de los alimentos en los mercados locales, los salarios muy bajos o inexistentes, las prcticas de los bancos Lambert promotores de bonos basura prohibidos por la ley congolea , los trabajos forzados, la falta de atencin mdica, el aumento de la tasa de mortalidad por malnutricin en todas las franjas de edad, la falta total de educacin para los nios, la falta de viviendas dignas para los trabajadores, incluso el hecho de que los nios permanezcan desnudos hasta una edad avanzada, etc., sobre todo en los territorios ocupados por PHC-FERONIA en la RDC.

Los abusos de PHC-FERONIA

Es cierto que al principio Feronia Inc. era canadiense, pero desde hace mucho tiempo pertenece mayoritariamente a la CDC, un organismo pblico britnico, y a otros bancos de desarrollo occidentales, entre los que se encuentran la BIO, la AFD, los bancos de desarrollo espaol, americano y holands, as como otros grandes inversores en gran parte responsables del rgimen de Kinshasa.

Estas instituciones reciben el apoyo de algunas personalidades polticas congoleas, tal y como document GRAIN, y de algunos hijos de antiguos dignatarios del rgimen de Mobutu. El ejemplo ms flagrante y ms impactante es el que acaba de publicar la Agencia Ecofin sobre la reciente inyeccin de 17,5 millones de dlares americanos al capital de la empresa agroindustrial Feronia este mismo ao 2017, mientras que la ONG RIAO-RDC y sus socios internacionales llevan denunciando puntualmente esta situacin paradjica en Feronia desde 2013.

De uno u otro modo, esta ocupacin lleva siendo ilegal desde 1912. Unilever obtuvo su primera licencia en 1947 en connivencia con el poder colonial de Kinshasa sin ningn tipo de autorizacin por parte de los derechohabientes. De nuevo, en 2006 la empresa se transform en PHC-FERONIA, pisoteando el principio de previo consentimiento libre de las comunidades afectadas con la complicidad de las autoridades polticas de Kinshasa.

Superando incluso a la propia Unilever, PHC - FERONIA se distingue por alcanzar cotas de mediocridad de lo ms funestas, y sus altos cargos se comportan como unos mentirosos redomados al servicio del mal, que se caracterizan por las falsas promesas a los derechohabientes y por las violaciones reiteradas de los derechos humanos y de los trabajadores.