Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-10-2017

Espaa
El periodismo se llama Soraya

Javier Prez de Albniz
Cuarto Poder


Olvide a Bob Woodward, Ryszard Kapuscinski o Manu Leguineche. Todo el mundo sabe que el periodismo actual tiene otro nombre. Soraya Senz de Santamara. La vicepresidenta del Gobierno maneja a su antojo los medios de comunicacin. Todos salvo algunos, pequeas aldeas galas autosuficientes que se resisten a perder su independencia: Eldiario.es, Infolibre, CTXT, La Marea y Cuartopoder.es. El resto, todas las grandes cadenas de televisin, los grandes peridicos y las grandes radios, son tteres en manos de la jefa de propaganda del partido poltico ms corrupto de Europa, y de la historia de nuestra democracia.

Suena razonable: un partido ultraconservador, podrido hasta los cimientos, con la justicia pisndole los talones, se hace con el control de la comunicacin para poder ofrecer una imagen blanqueada que les permita mantenerse en el poder. Han tenido suerte, puesto que este movimiento totalitario coincide con una crisis econmica que ha devastado a las grandes empresas de comunicacin. Se acabaron los cochazos de empresa, los sueldos millonarios y los editoriales capaces de derribar presidentes. Las decisiones del actual Gobierno, metemos publicidad estatal en este diario y en ste no, pueden condenar o amnistiar a un medio. Soraya tiene a los periodistas cogidos por las pelotas.

El ltimo movimiento absolutista de Senz de Santamara tiene que ver con El Pas, peridico al han ido domesticando hasta dejarlo sin alma. Ya no queda nada del diario progresista que marc una poca. El Pas de Cao, brazo armado del PP, se deshace del talento crtico, apuesta por las firmas conservadoras, enloquece en sus crticas furibundas a Podemos y traspasa la lnea roja de la sinvergonzonera y la decadencia: no olviden nunca que llamaron a Pedro Snchez, en un editorial para la historia de la infamia periodstica, Insensato sin escrpulos.

Soraya aborta el relevo de Cebrin para no perder el control de Prisa, decan de diferente manera algunos titulares del fin de semana. Y nadie se sorprende con esta situacin, nadie pone el grito en el cielo, nadie dice en voz alta que una democracia sin periodismo libre es una democracia de mnimos. Lo cual, bien pensado, no debera sorprendernos: el partido que gobierna ha ganado las elecciones dopado, financiando campaas con dinero negro.

El drama no es que sucedan estas cosas, hablo de la corrupcin gubernamental y la ausencia de periodismo, sino que las hayamos asumido como algo normal. Que vivamos con ellas, que nos parezcan inevitables, que las hayamos convertido en un mal menor, en algo inapelable, obligatorio, cotidiano. Somos una democracia consolidada, dicen los tertulianos que se presentan en el plat con la camiseta de su partido. El Planeta es un premio situado en el Olimpo de los galardones literarios, afirma el presentador del informativo estrella de una televisin de Planeta que asegura tener el periodismo como religin. Sin periodismo no hay democracia, asegura todo ufano el director de un medio poco despus de mandar al redactor a cubrir una rueda de prensa sin preguntas. Mientras, Soraya muestra su mejor sonrisa porcina y sentencia: El Gobierno es sensible a la crisis del periodismo, porque la libertad de expresin y el derecho a la informacin vienen de la mano de la libertad de prensa. Como poder poltico nos corresponde defenderlas.


Fuente original: https://www.cuartopoder.es/cultura/comunicacion/2017/10/17/javier-perez-albeniz-el-periodismo-se-llama-soraya/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter