Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-10-2017

Entrevista a Martn Alonso sobre El catalanismo, del xito al xtasis. III. Impostura, impunidad y desistimiento
Es un deber luchar contra la percepcin voluntarista de que aqu no puede producirse el descarrilamiento que hemos visto en tantos otros sitios

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Martn Alonso, profesor de Instituto jubilado, es doctor en Ciencias Polticas y autor de Universales del odio. Creencias, emociones y violencia; No tenemos sueos baratos. Una historia cultural y El catalanismo, del xito al xtasis (3 volmenes). Nos centramos en este tercer volumen: "Imposturas, impunidad y desistimiento", que acaba de publicar El Viejo Topo, abril de 2017.

***

Sigo con unas preguntas complementarias. El 9 de junio de 2017, como recuerdas, el gobierno de la Generalitat, con el apoyo de la CUP, anunci un referndum para el 1 de octubre con la pregunta que conocemos: "Quiere usted que Catalua sea un nuevo Estado independiente en forma de Repblica?". Qu opinin te merece este anuncio? Choque de trenes en marcha? Un hablar y posar para los suyos? Ms poltica al borde del abismo?"

 Es uno ms en la secuencia de rdagos que se vienen lanzando desde las instituciones catalanas (con cargo a los presupuestos generales). Obsrvese la facilidad con que Puigdemont alcanza el estado de trance, su discurso siempre en modo enftico, de arenga en do de pecho por la causa de la dignidad patria; como antao Ibarrexte por cierto.

El procs tambin podra ser explicado sumando estos ultimatos, momentos decisivos, emergencias interminables, hitos histricos, ocasiones excepcionales, das D que funcionan como metas volantes y que se olvidan tranquilamente una vez pasados. Recordemos que el 27 de septiembre de 2013 el parlamento cataln aprob una resolucin que daba un plazo de tres meses al gobierno central para negociar la consulta. Y que en vsperas de las elecciones del ao siguiente un Rufin, acaso en jet lag tras su ascensin al Olimpo poltico, sentenciaba: "no hay nada que negociar". Cuanto el periodista le pregunta "Y si fracasan?,"contesta con la conviccin del dogmtico: "No lo contemplamos" (El Pas, 08/12/2015). Literalmente no lo puede contemplar. Es prisionero de sus convicciones.

Desde un punto de vista es gesticulacin, horror vacui, performance, hiperactivismo encaminado a que no se desinfle la prosopopeya, como sealas. Forma parte de la neolengua en su vertiente pragmtica: se predica la exquisitez democrtica mientras se atropellan sus formas, como aquellos patriotas vascos que llamaban fascistas a los que asesinaban, llevando al extremo orwelliano la inversin semntica y esas otras ingenieras que ahora llamamos posverdad.

Desde otro punto es una estrategia de aprendiz de brujo que llevan de consuno y mirndose de reojo los campeones del procs, arropados por un grupo de notables y celebridades que les dan la ilusin de la representacin mayoritaria. Pero una de las caractersticas de los aprendices de brujo es su inconsciencia respecto a las consecuencias de sus acciones. Piensan desde la conviccin sobre su infalibilidad que nada malo puede pasar(les). Pero tambin esta impresin es falsa. Estos tres meses largos de sprint pueden alcanzar una temperatura extrema que propicie salidas imprevisibles. Hablas de choque de trenes. El lxico ferroviario nos da otras dos opciones: la va muerta y el descarrilamiento. Las dos son costosas. Y es que esta decisin a la vez grandilocuente y casi clandestina (como esa Ley de Transitoriedad) constituye un dilema aportico (perder o perder), porque las opciones que ofrece son ilegalidad o frustracin; literalmente, saldremos corneados s o s. Sobre su ilegalidad, no solo hay un acuerdo mayoritario entre juristas espaoles sino que la propia Comisin de Venecia, a la que ha acudi oportunistamente Puigdemont, lo ha dejado meridianamente claro. Como escriben los catedrticos de derecho Vctor Ferreres, Enric Fossas y Alejandro Saiz (El Pas, 21/03/2017): "Es asombroso que en toda la larga historia del secesionismo, en las diversas partes del planeta, a nadie se le haya ocurrido antes una solucin tan ingeniosa, que seguramente pasar a la historia de la cultura jurdica occidental como la ms notable aportacin de los juristas catalanes del siglo XXI". Y aaden, para la cuestin anterior sobre los traspis de las neuronas privilegiadas: "Que los juristas del soberanismo hayan llegado a justificar la estrategia de la desconexin unilateral muestra hasta qu punto se ha degradado en Catalua el respeto a las reglas ms bsicas de un orden jurdico democrtico". Podramos sugerir un sintagma para registrar el copyright de este objeto jurdico no identifica u OJNI: desconexin unilateral exprs. Sobre el coste psicolgico de la no consumacin de la promesa, pienso que no es necesario extenderse porque ese coste psicolgico hace tiempo que es una pieza ineludible de la realidad y de las distancias intracomunitarias e interpersonales que van instalndose. En todo caso esta decisin es de una irresponsabilidad difcil de exagerar porque invita a quemar las naves aunque no se aviste ninguna taca en el horizonte, para pasar al campo semntico marino tan solicitado por el procesismo. Por eso yo creo que es un deber de la tica de la responsabilidad preparar medidas preventivas para paliar los daos, antes que alegrarse por el fracaso ajeno. Y es tambin un deber luchar contra la percepcin voluntarista de que aqu no puede producirse el descarrilamiento que hemos visto en tantos otros sitios.

Aunque es una tarea difcil porque los secesionistas cifran su xito en la progresin de la radicalizacin, en una presurizacin que provea la energa para concitar un apoyo reactivo o adversarial. (Sospecho que no desagradara a algunos un remake de la parada militar de la Diagonal que les diera la razn por pasiva).

Desde luego que no, puedes estar seguro. 

Es una propuesta que no s si vale mucho la pena, la indicacin que te mand el otro da en el sentido de iluminar el 1-0. Estas son los dos aadidos sugeridos. Para la estrategia de la tensin, dos ejemplos. Acompaado de Ibarretxe, por cierto, Mas vaticin en San Sebastin "momentos de un alto grado de tensin en Catalua" porque las instituciones del Estado "no se quedarn paradas" (El Pas, 23/02/2017). Dos das antes, en un acto organizado por ANC en Sabadell, Mas haba sido meridianamente claro cuando reclamaba una 'simbiosis' entre instituciones y movilizacin social como garante del referndum, de modo que cuando lleguen las acciones del estado "el coste de actuar" sea alto. Un mes despus en una charla organizada por mnium Cultural en Sant Sandurn d'Anoia, Lluis Llach llam la atencin sobre las sanciones a los funcionarios, sealando especialmente a los Mossos. En traduccin libre: choque de trenes. Pero un choque de trenes deseado dentro de la lgica adversarial: la reaccin del Estado forma parte del esquema de la legitimacin para impulsar acciones ms radicales. Poco antes el asesor ulico de Mas, Agust Colomines (que debi enterarse por los peridicos de lo que cocinaba Gord mientras llegaba el 3% a la fundacin que l presida y que a uno sorprende que siga ejerciendo un tan alto cargo institucional como el de Director de la Escuela de Administracin Pblica de Catalua), firmaba un artculo en el nacional (06/02/2017) titulado "Esto no lo para ni Dios!" que se ajusta a la misma metfora, pero arrimando la lgica al ascua adversarial: "Pero el PP acta contra el independentismo cataln como el PSOE actu frente al mundo abertzale, con mentalidad guerracivilista" (Lo que me devuelve al argumento adversarial sobre la nostalgia de la imagen de la Diagonal parda).

Acaso unas palabras del fallecido Francisco Rubio Llorente son la mejor manera de resumir lo que est en juego y concluir: "Quienes preferiramos que no hubiera en Espaa partidos independentistas, pero aceptamos su licitud, hemos entendido que si llegara el triste momento de la separacin, esta no podra llevarse a cabo de manera unilateral, sino mediante negociacin seguida de un acuerdo en el que todos participramos y que requerira probablemente una reforma constitucional. Una postura que muchos independentistas rechazan porque hace depender el cumplimiento de sus aspiraciones de un poder cuya legitimidad niegan" (El Pas, 11/02/2013).

Gracias, muchas gracias. Cerramos con esto aunque me surgen de nuevo mil preguntas ms. Parece un cuento borgiano.

 

Notas

1) Para ver las partes anteriores de esta entrevista:

A. "Pasqual Maragall jug la carta identitaria para desbordar a CiU en su terreno acelerando el alma nacionalista del PSC" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=231947

B. "El dad (derecho a decidir) es un producto de marketing. Si me permites una nota de humor, es una marca de gaseosa" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=232251

C. "La psicologa victimista es un complejo con varias aristas pero en trminos polticos se resume en la frmula ganar o ganar'" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=232703

D. "Debajo de la visin rosada de Jordi Pujol estaba el desfalco de Banca Catalana y la lluvia fina del 3 %, un engao y un delito" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=232907


 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter