Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-10-2017

Tras una dcada de auge, millones de personas vuelven a la pobreza en Brasil

AP


RO DE JANEIRO (AP) Cuando Leticia Miranda tena trabajo vendiendo diarios en la calle, ganaba unos 160 dlares mensuales, lo justo para pagar el pequeo apartamento que comparta con su hijo de ocho aos en un vecindario pobre de Ro de Janeiro.

Tras perder su empleo hace unos seis meses, en medio de la peor crisis econmica en Brasil en dcadas, Miranda no tuvo otra opcin que mudarse a un edificio abandonado donde ya vivan cientos de personas. Todas sus pertenencias _ una cama, un frigorfico, una estufa y algunas prendas _ estn hacinadas en una habitacin pequea, como las de todos los dems habitantes de este edificio con ventanas sin vidrios. Los residentes se baan en grandes botes de basura llenos de agua y hacen lo posible para convivir con el hedor de las montaas de basura y con los cerdos que hurgan en el centro del inmueble.

Quiero irme de aqu, pero no tengo a dnde ir, dijo Miranda, de 28 aos, vestida con la parte de arriba de un bikini, pantalones cortos y sandalias para lidiar con el calor. Estoy solicitando empleos e hice dos entrevistas. Pero por el momento, nada.

Entre 2004 y 2014, decenas de millones de brasileos salieron de la pobreza y el pas era considerado un ejemplo para el mundo. Los altos precios de las materias primas de la nacin y los recin desarrollados recursos petroleros ayudaron a financiar los programas sociales que llevaron dinero a los bolsillos de los ms pobres.

Pero esta tendencia se ha revertido en los dos ltimos aos por la recesin ms dura en la historia de Brasil y los recortes en los programas de subsidios, lo que sugiere que el pas se habra perdido en la senda de la eliminacin de las desigualdades que se remontan a la poca colonial.

Muchas personas que haban salido de la pobreza, e incluso aquellas que haban entrado en la clase media, han retrocedido, dijo Monica de Bolle, del Peterson Institute for International Economics, con sede en Washington.

El Banco Mundial estima que alrededor de 28,6 millones de brasileos salieron de la pobreza entre 2004 y 2014. Pero la entidad estima tambin que en todo 2016 entre 2,5 y 3,6 millones de personas cayeron por debajo del umbral de la pobreza, fijado en 140 reales brasileos al mes, unos 44 dlares segn el cambio actual.

Estas cifras estn posiblemente por debajo de la realidad, seal De Bolle, y no reflejan el hecho de muchos brasileos de clase media baja que ascendieron durante los aos prsperos han perdido nivel adquisitivo y estn de nuevo cerca de la pobreza.

Segn los economistas, la elevada cifra de desempleo y los recortes en programas sociales clave podran exacerbar los problemas. En julio, el ltimo mes con datos disponibles, el paro se acercaba el 13%, un notable incremento en comparacin con el 4% de finales de 2004.

Las filas de desempleados que se extienden varias manzanas se han convertido en un elemento habitual en los lugares donde se anuncian empleos. Cuando una universidad en Ro ofreci empleos de baja cualificacin con un salario mensual de 400 dlares, miles de personas se presentaron en el centro, incluyendo muchos que esperaron bajo la lluvia desde un da antes de que comenzase el proceso.

Mientras, las presiones presupuestarias y las polticas conservadoras del presidente, Michel Temer, se estn traduciendo en recortes en los servicios sociales. Entre los programas afectados est el Bolsa Familia, que da pequeas ayudas mensuales a personas con bajos ingresos que cumplen determinadas condiciones. A esta iniciativa se le atribuye gran parte de la reduccin de la pobreza durante la dcada de explosin econmica.

Los ingresos no laborales, incluyendo programas sociales como Bolsa Familia, representaron casi el 60% de la reduccin en el nmero de personas que vivan en la pobreza extrema durante la dcada del auge, apunt Emmanuel Skoufias, economista del Banco Mundial y uno de los autores del informe sobre los nuevos pobres de Brasil.

Ahora, en un momento en que la prdida de empleos lleva a ms personas a este programa, pocos reciben cobertura.

Cada da es una lucha por sobrevivir, reconoci Simone Batista, de 40 aos, con las lgrimas recorrindole el rostro al recordar que fue expulsada del Bolsa Familia tras el nacimiento de su hijo, que ahora tiene un ao. Quiere recurrir la decisin, pero no tiene dinero suficiente para tomar los autocares para ir a la oficina administrativa en el centro de la ciudad. Batista vive en Jardim Gramacho, una favela en el norte de Ro donde ella y cientos de personas ms buscan comida entre la basura que se deposita ilegalmente en la zona.

Una revisin de los datos de Bolsa Familia realizada por The Associated Press hall que la cobertura baj 4 puntos porcentuales entre mayo de 2016, cuando Temer asumi la presidencia interina del pas, y mayo de este ao. Parte de este descenso podra deberse a la persecucin de presuntos fraudes que comenz a finales del ao pasado. El gobierno federal anunci que encontr irregularidades en los registros de 1,1 milln de beneficiarios, o alrededor de un 8% de los 14 millones de usuarios. Las infracciones iban desde fraude a familias que ganaban ms de 150 dlares al mes, la cifra tope para poder recibir las ayudas.

El gobierno no debera perder el foco en la prioridad de sacar a la gente de la pobreza, apunt Skoufias, aadiendo que Bolsa Familia representaba solo un 0,5% del Producto Interno Bruto del pas y que el gobierno debera estudiar destinar ms recursos, y no menos, a la iniciativa.

Sin embargo, cualquier discusin sobre el incremento del gasto podra quedar varada en el Congreso, que a principios de ao aprob un techo de gasto y donde Temer presiona para hacer grandes recortes en el sistema de pensiones. La situacin fiscal es todava peor en muchos estados como Ro.

A un ao de celebrar los Juegos Olmpicos de 2016, la quiebra del gobierno estatal es tal que miles de funcionarios pblicos no reciben su salario, o cobran a plazos. Muchos elementos del presupuesto, desde la recoleccin de basura a un programa de vigilancia comunitaria, han sufrido drsticas reducciones.

Para muchos de los que viven en los cientos de favelas de Ro, su ya dura existencia es cada vez ms precaria.

Maria de Pena Souza, de 59 aos, vive con su hijo de 24 aos en una pequea vivienda con el tejado de zinc en la favela Lins, en el oeste de Ro. Quieren mudarse porque su vivienda est en una ladera escarpada propensa a fatales deslaves. Pero su hijo no logra encontrar trabajo desde que termin el servicio militar hace unos aos.

Me ira si hubiese un modo, pero no lo hay, dijo Pena Souza. Cuando llueve, no puedo dormir.

Los problemas econmicos estn avivando claramente el regreso a la poltica del expresidente Luiz Incio Lula da Silva, que dirigi la nacin durante gran parte de la bonanza econmica, entre 2003 y 2010. Tras abandonar el cargo con un ndice de aprobacin de ms del 80%, su popularidad cay en picado despus de que tanto l como su partido se viesen implicados en investigaciones por corrupcin. Da Silva est apelando una condena y una sentencia de casi 10 aos por corrupcin. Sin embargo, lidera de forma constante las encuestas de favoritos para las presidenciales de 2018.

En la precampaa electoral, Da Silva promete tanto regresar a los buenos tiempos econmicos como volver a centrarse en los pobres.

Lula no es solo Lula, dijo Da Silva en un mitin reciente en Ro, empleando el nombre por el que lo conocen popularmente en el pas. Es una idea representada por millones de hombres y mujeres. Preprense porque la clase trabajadora volver a gobernar este pas.

El periodista de The Associated Press Peter Prengaman inform desde Ro de Janeiro, Sarah DiLorenzo desde Sao Paulo y Daniel Trielli desde Washington. El videoperiodista de AP Diarlei Rodrigues, en Ro, contribuy a este despacho.

Fuente: https://apnews.com/95a0fd3d63b047a2a527fb73b8de55b7/Tras-d%C3%A9cada-de-auge,-millones-vuelven-a-la-pobreza-en-Brasil



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter