Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-10-2017

Las mujeres israeles marchan para "alcanzar la paz" pero se niegan a desafiar la ocupacin

Jonathan Ofir
Mondoweiss

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Foto de la marcha de la pgina de Facebook Women Wage Peace.

No me gusta comenzar artculos gruendo, pero necesito comenzar aqu con la revelacin completa:

Mi madre es un miembro muy activo de la ONG israel Women Wage Peace (WWP) y yo, obviamente, soy un hombre. Esas son dos cosas que me han inhibido para escribir crticamente sobre esta organizacin y su reciente evento, la marcha por la paz llamada "Viaje a la paz", que termin con una manifestacin el domingo de la semana pasada en Jerusaln, despus de una marcha de dos semanas por Israel y Palestina.

Qu tiene para que no te guste, podras preguntar? Las mujeres israeles de todo el espectro poltico se unieron a algunas mujeres palestinas (llaman a las mujeres palestinas que son ciudadanas israeles "rabes"), e incluso fueron respaldadas por el presidente palestino Mahmoud Abbas. Quin podra decir algo malo acerca de esto? De hecho la prensa internacional dominante fue muy positiva y la organizacin enumera con orgullo muchas de las historias.

Y sin embargo no todos estaban contentos con esto. The Times of Israel seal que la "marcha de paz de las mujeres palestino israeles expone las divisiones palestinas", sealando que tanto Hams como la campaa BDS se oponen a lo que se perciba como "relaciones normalizadoras con Israel". Esta representacin retrata automticamente a la Autoridad Palestina dominada por Fatah como "moderada", mientras que Hams y BDS se representan automticamente como los rganos ms "intransigentes".

Pero Hams y la BDS no fueron los nicos que criticaron la iniciativa al fin y al cabo eran mujeres-. Tambin mujeres judas e israeles, que hablaron de manera bastante vociferante y crtica contra ella. Una de estas mujeres, Orly Noy -una voz que siempre vale la pena escuchar- ha escrito un artculo el viernes pasado en la revista +972 titulado "Cmo pueden las mujeres 'alcanzar la paz' ​​sin hablar de la ocupacin?". Creo que ese artculo es una lectura obligada y definitivamente no deberan sumergirse en el sentimiento eufrico de 30.000 mujeres vestidas de blanco, cantando canciones y tocando tambores juntas.

"Escribo estas palabras con mucha tristeza", seala Noy,

"En la realidad poltica de las ltimas dcadas no hay nada de trivial en el hecho de que decenas de miles de mujeres estn exigiendo cambiar esa realidad y estn dispuestas a marchar por las calles de cada pueblo y ciudad para construir su movimiento. Que esta sea una iniciativa de mujeres le da un potencial an mayor. Y s, existe una poltica dirigida por mujeres y puede ser revolucionaria y poderosa, una poltica que ante todo desafa las jerarquas existentes y las estructuras sociales ", escribe Noy.

Y contina

"Sin embargo las mujeres lderes polticas que vi en Jerusaln eran todo lo contrario de eso. Eran del tipo que solo fortalece esas estructuras de poder existentes. Manifestaban una poltica en la que ser mujer significa vestirse de blanco, cantar y bailar".

Comparto estos sentimientos con apuro.

Quiero que veamos lo que est sucediendo aqu y un buen lugar para comenzar es la declaracin de la misin Women Wage Peace. Dice que el objetivo es "alcanzar un acuerdo poltico honorable y bilateralmente aceptable del conflicto israel-palestino que se alcanzar en 2018".

Cmo se har esto? Se enumeran tres objetivos:

(1) Aumentar nuestro nmero a travs de la diversidad llegando a las mujeres religiosas y laicas, judas y rabes; votantes de la derecha, del centro y de la izquierda; residentes, inmigrantes y nativas de todos los rincones del pas, as como tambin mujeres colonizadoras moderadas.

(2) Presionar al Gobierno israel para que priorice la consecucin de un acuerdo.

(3) Aumentar el nmero de mujeres en todos los aspectos de la negociacin segn lo dispuesto por la resolucin 1325 del Consejo de Seguridad de la ONU, de la cual Israel fue el primer signatario en 2005.

El primer objetivo merece un escrutinio minucioso. Es "hacer crecer nuestro nmero". No presionar al Gobierno primero, sino aumentar los nmeros. Y cmo se har esto? Apelando a un amplio espectro, centro derecha e izquierda (incluidos los "rabes") y, noten esto: "mujeres colonizadoras moderadas". Ahora detengmonos en eso. "Mujeres colonizadoras moderadas": Quines son? Supuestamente las mujeres de los colonos que dicen que quieren "paz". Quin ser el rbitro de quin es un colono "moderado"? Esto abretodo tipo de posibilidades, pero antes de que profundicemos en ellas sealemos que, como estipul la Resolucin 2334 del Consejo de Seguridad de diciembre pasado, todas las colonias israeles son "violaciones flagrantes" de la ley internacional. Son, para decirlo simplemente, crmenes de guerra, en virtud del artculo 49 de la IV Convencin de Ginebra. En otras palabras, todos los colonos israeles son efectivamente criminales de guerra. Pero no para los israeles. La izquierda sionista israel se lament por el "dao" infligido a los "bloques de colonias". Israel realmente quiere normalizar la ocupacin; esto no es solo un lema que Hams y la campaaBDS estn lanzando sin sentido. Y Women Wage Peace participa en esta normalizacin. Hay "mujeres colonizadoras moderadas".

Noy se refiere al discurso que pronunci una de estas "mujeres moderadoras" en la marcha de Jerusaln:

"Todos los tipos de mujeres, incluida una colona que, como ella dice, vive en "la hermosa y sangrienta Samaria". S, tambin ella quiere la paz. Pero cmo ve ella que lograremos esa paz? "Cuando decenas de miles de mujeres puedan hablar de los temas difciles, nuestros lderes no podrn ignorarnos". Pero, cules son esos temas difciles de los que debemos hablar? Tal vez la presencia desafiante y creciente de las colonias, como el lugar donde ella vive, que evitan cualquier posibilidad de establecer un estado palestino? No. Entonces, tal vez la ocupacin y los puestos de control que ella atraviesa todos los das en su camino de regreso a casa? Las violaciones de derechos humanos? Los crmenes de guerra? No. Un colono de Cisjordania puede pararse tan fcilmente en el escenario y hablar sobre la necesidad de "hablar sobre las cosas difciles" porque sabe que en realidad no se hablar de ellas. De lo contrario ella podra no ser parte en el movimiento desde sus comienzos".

De hecho, y como regla, el movimiento simplemente no pronuncia la palabra "ocupacin". Noy intent que algunos palestinos hablaran al respecto, y fue difcil:

"Llegu temprano y decid sentarme en un caf enla ruta de la marcha. Despus de unos minutos dos mujeres vestidas de blanco y hablando en rabe se sentaron a mi lado. Pregunt si eran parte de la marcha. Dijeron que s. Despus de una breve conversacin pregunt a una de las mujeres, una palestina-israel de Jaffa, si no le molesta que Women Wage Peace nunca insine la palabra "ocupacin".

"Esta fue la decisin que se tom", respondi evasivamente. Cuando pregunt una vez ms si le molestaba o no ella dijo: "por supuesto que me molesta". Me molesta como mujer, como palestina, como israel, pero esto es lo que decidieron. Que debemos hablar del futuro, ya hemos hablado mucho del pasado. "Pero la ocupacin no es el pasado, insist. Es lo que ocurre en el presente. "Tienes razn, pero qu podemos hacer? Sentarnos en casa? Necesitamos hacer algo para cambiar la realidad".

Entonces las mujeres palestinas quieren hablar de la ocupacin, pero alguien en el centro de este movimiento -un movimiento que en realidad est dominado por lo que podra describirse como "sionistas liberales"- decidi que esto impedira el propsito de apelar al amplio espectro: el espectro predominantemente judo-sionista tal cual es.

Y este silencio crea no solo un espacio para las "mujeres colonizadoras moderadas", sino tambin para los colonos ms rabiosos y mesinicos, hombrescomo Yehuda Glick, que se convirti en miembro de la Knesset (Likud) el ao pasado. Glick busca el establecimiento del Tercer Templo en el lugar de Al Aqsa, y ha roto por decisin propia el statu quo en el complejo Al-Aqsa rezando all. Detuvo sus visitas al complejo solo porque Netanyahu se lo prohibi en un intento de calmar las tensiones.

Glick se haba unido a la marcha en sus primeras etapas y WWP se enorgullece por un artculo al respecto en el Israel National News (n 2 en su lista de medios), una fuente de las colonias.

Aqu se cita a Glick diciendo: "Es cierto que una parte significativa de sus actividades son llevadas a cabo por mujeres de izquierda, pero yo digo, no se lo dejemos a la izquierda. Vamos a participar. Y ellas saben mis opiniones. Yo digo que la paz incluye la soberana masiva y la construccin en Judea y Samaria y an as aplauden".

En otras palabras, este movimiento est permitiendo que incluso hombres -colonos mesinicos- se encubran como "liberales" porque ellos tambin quieren la "paz".

Que quienes hacen la limpieza tnica intenten hacerse pasar por "liberales" no es algo nuevo en Israel. Por ejemplo, el exvocero adjunto de la Knesset Moshe Feiglin, quien en 2014 fue autor de un plan desiete puntos para la limpieza tnica completa de Gaza, tambin recibi un premio por su labor humanitaria alprotestar por las violaciones chinas de los derechos humanos y contina luchando por "derechos humanos" en Israel. En Israel esto es compatible, de cualquier modo, si esos "terroristas" no son humanos, entonces no necesitan "derechos humanos", entonces no hay contradiccin, no?

As que esto es lo que est sucediendo aqu. WWP no dice nada que tenga que ver con las violaciones de Israel, ni con la ocupacin, ni con las colonias ni con el asedio de Gaza. Se mantiene supuestamente "no poltico", blanco como la nieve, pero exige "paz" por medio de "negociaciones".

Segn su tercer objetivo, Women Wage Peace aparentemente intenta vendernos la idea de que si hubiera ms mujeres en el liderazgo de negociacin de Israel las cosas seran mejores. Y sin embargo me gustara sealar que no es cierto que Israel solo est dirigido por hombres. De hecho hay varias mujeres lderes, actuales e histricas, que en su chovinismo, violencia, aspereza, intransigencia y arrogancia podran hacer palidecer al tpico "machista chovinista. Entre ellos se incluye a la difunta Primera Ministra Golda Meir, quien dijo que no existan nada llamado "los palestinos", que estaba tan orgullosa de s misma que ignor las propuestas de paz del presidente Saadat de Egipto en el ao 1970 y llev a Israel a la guerra de octubre de 1973, porque la fuerza era el nico lenguaje quepoda entender. Y qu hay de la ministra de Justicia Ayelet Shaked, la fascista, con su genocidio de los nios de Gaza, esas "pequeas serpientes"? Y qu pasa con la mxima diplomtica de Israel, la vicecanciller Tzipi Hotovely, quien dijo "esta tierra es nuestra, todo nuestra?" No es suficiente? Qu hay de la "centrista" Tzipi Livni, que exigi "vandalismo real" cuando era ministra de Asuntos Exteriores durante el asalto de Gaza 2008-2009 y pens que era "algo bueno" que Israel respondiera volvindose salvaje"?

En otras palabras, las mujeres no necesariamente aspiran a la paz. Hace alguna diferencia para un nio de Gaza que l y su familia sean exterminados por un piloto masculino o por una mujer que exige "vandalismo" u otra que quiere matar "pequeas serpientes"? No hace ninguna diferencia en absoluto. Si estas mujeres no quieren nombrar ningn aspecto del paradigma de la opresin israel, entonces lo que estn vendiendo es simplemente la idea de que como son mujeres debemos escuchar y eso funcionar.

Pero en la estructura de poder de hoy no nombrar nada ms que "paz" y "acuerdo" y decir que no eres "poltico" es solo alienante. Esto es poltica y su poltica es mantener un statu quo mientras se baila y se canta.

Los que quieran hablar de los problemas crticos arruinan la fiesta, que se supone debe ser inclusiva para todos. Pero cuando la fiesta termina los palestinos se dirigen a sus bantustanes y las "mujeres moderadas de los colonos" conducen por sus carreteras solo para judos para llegar a sus colonias. Si de alguna forma los rabes pudieran aceptar esto como "paz" entonces todo estara bien...

Jonathan Ofir, msico israel, director de orquesta y escritor bloguero con residencia en Dinamarca.

Fuente: http://mondoweiss.net/2017/10/israeli-challenge-occupation/

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter