Portada :: Libros Libres
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-10-2017

Multiformato .epub, .mobi y .pdf
Hechos e ideas de la Revolucin rusa

Jos Carlos Maritegui
Ediciones Dyskolo


A las 21.45h, el crucero Aurora, atracado en el ro Neva de Petrogrado, dispara la primera de una serie de salvas seal convenida para el asalto al Palacio de Invierno, donde se encuentra reunido el gabinete de ministros del Gobierno Provisional. Es la seal convenida para el asalto al Palacio de Invierno, donde, el 7 de noviembre de 1917 (25 de octubre segn el calendario juliano), se encuentra reunido el gabinete de ministros del Gobierno Provisional. Los autores de aquel disparo desconocan la relevancia de la cadena de acontecimientos en la que se encontraban insertos y que, con aquella descarga de artillera, contribuan a acelerar.

Con motivo del centenario del inicio de esta gesta histrica la editorial Dyskolo public ayer "Hechos e ideas de la Revolucin rusa" del pensador peruano Jos Carlos Maritegui.

Hechos e ideas de la Revolucin rusa

Jos Carlos Maritegui

Prlogo de Gustavo Espinoza M.

Edicin 1.0. octubre 2017

epub: 500 Kb.

mobi: 533 Kb.

pdf: 58 pg.

Pgina del libro: https://www.dyskolo.cc/cat%C3%A1logo/lib036

 

Jos Carlos Maritegui y la Revolucin de Octubre

Por Gustavo Espinoza M.
 

Extracto del prlogo al libro Hechos e ideas de la Revolucin rusa.

Por lo general, los que desean conocer las opiniones de Jos Carlos Maritegui en torno a la Revolucin Socialista de Octubre, buscan el primer libro del Amauta: La Escena Contempornea, editado en 1926. Y es que, en efecto de abordar la biologa del fascismo y la crisis de la democracia, el autor peruano en el captulo III de su conocida obra alude a la Revolucin rusa Hechos e ideas tomando como referencia cuatro elementos: Trotsky, Lunacharsky, los testimonios de Herriot y De Monzie, y Gregori Zinoviev y la III Internacional Comunista (IC).

Maritegui conoci la experiencia socialista a travs del teletipo, cuando trabajaba como asistente de linotipista en el diario La Prensa. Por esa va llegaban las noticias que saldran luego a luz en los medios escritos y radiales. Lo que ocurra en el mundo, asomaba como aliento de novedades en la sociedad limea de comienzos de siglo, cuando los aires decimonnicos se resistan a abandonar el plcido escenario capitalino. Cuando el cable le dio forma a la primicia que llegaba del oriente de Europa, Jos Carlos comenz a mirar con otros ojos el futuro hastiado de la poltica criolla dira ms tarde me orient resueltamente al socialismo.

Esta nueva orientacin no se registro en el plano de las declaraciones, sino ms bien de los hechos. Maritegui se lig de inmediato a las tareas de organizacin y lucha de la incipiente clase obrera que comenzaba a dar sus primeros pasos en el escenario social. De ah su relacin estrecha con la huelga de enero de 1919, que arranc la jornada de 8 horas al gobierno civilista de Pardo; con el surgimiento de las primeras federaciones de trabajadores como la de los obreros grficos, panaderos o textiles; e incluso con su voluntad de viajar a Europa para abrir los ojos al escenario que se perfilaba en el horizonte.

La experiencia europea diciembre de 1919 a marzo de 1923 le permiti a Maritegui conocer el viejo continente de posguerra, apreciar la crisis de dominacin capitalista, atestiguar el ascenso del fascismo, conocer el proceso de formacin de los Partidos Comunistas Obreros y hasta percibir elementos cardinales derivados de la ola revolucionaria de los aos 20. Todo eso, le ayud a tomar tierra y mirar el mundo con ojos definidos.

Imbuido de esas ideas, el 15 de junio de 1923, su primera exposicin en la Universidad Popular Gonzlez Prada, Maritegui apunt una idea clave: Con la Revolucin Rusa, ha comenzado la Revolucin Social. Y luego aadi para despejar cualquier duda: Yo participo de la opinin de los que creen que la humanidad, vive un periodo revolucionario. Poco despus, aadira: La Revolucin Rusa constituye, acptenlo o no los reformistas, el acontecimientos dominante del socialismo contemporneo. Es en ese acontecimiento, cuyo alcance histrico no se puede an medir, donde hay que ir a buscar la nueva etapa marxista.

Pero la admiracin central de Maritegui por la Revolucin rusa, se orient hacia Lenin. En la revista Variedades, el 22 de septiembre de 1923, Maritegui dijo: La figura de Lenin est nimbada de leyenda y de fbula. Se mueve sobre un escenario lejano que como todos los escenarios rusos, es un poco fantstico y un poco aladinesco. Posee las sugestiones y atributos misterios de los hombres y de las cosas eslavas Cuando Lenin se alza para hablar, se suceden ovaciones febriles, espasmdicas, frenticas. Las gentes vitorean, gritan, sollozan Pero Lenin no es un tipo mstico, un tipo sacerdotal, ni un tipo hiertico. Es un hombre terso, sencillo, cristalino, actual, moderno.

Para Maritegui, Lenin y la Revolucin rusa fueron una misma historia y una sola epopeya. Considero inherente al proceso que proyect la sociedad sovitica, la imagen de un jefe que por encima de todos los revolucionarios de la poca, supo perfilar y definir un proyecto de vida comn para los pueblos.

Pero aun ms all de sus opiniones sobre Lenin y la Revolucin Rusa, Maritegui aport una obra profunda e infinita. Gracias a ella, fue posible introducir en el Per las ideas del socialismo, conocer las luchas del proletariado, ver en su real dimensin los procesos sociales que alumbraban la historia y perfilar un nuevo escenario en el horizonte.

La revista Amauta creacin cumbre de Maritegui, el peridico Labor, los libros centrales Defensa del Marxismo, Historia de la crisis mundial, La novela y la vida, 7 ensayos de interpretacin de la realidad peruana y muchos otros, dieron consistencia y sustento a su aporte emblemtico. La fundacin de la Central de Trabajadores la CGTP y la creacin del Partido y su ideario fueron pilares esenciales para confirmar su aporte al pensamiento peruano.

En l, no solo se confirma lo que en su momento aseverara Henri Barbusse hablando de Maritegui la nueva voz de Amrica, el prototipo del nuevo hombre americano, sino que anida el mensaje para las nuevas generaciones de peruanos, empeados en la lucha por algo que el Amauta afirm como un lema: construir un Per Nuevo, dentro de un Mundo Nuevo.

Gustavo Espinoza M. es Presidente del Comit Peruano en Homenaje al Centenario de la Revolucin Socialista de Octubre

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter