Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-10-2017

El motivo profundo de la persecucin, encarcelacin y tortura de Milagro Sala

Carlos A. Larriera
Rebelin


Hoy tenemos la noticia de que Sergio Maldonado reconoci el cuerpo de Santiago por sus tatuajes.

Es imposible hacer comentarios que enfaticen la tragedia ms que la tragedia misma.

La lucha por la aparicin con vida siempre tuvo doble contenido: la aparicin con vida propiamente dicha, o, en el peor de los casos, el completo esclarecimiento de todo lo sucedido y el castigo a los culpables.

Ahora todo parece indicar que entramos en la lucha por este segundo contenido de la consigna aparicin con vida.

Toda la lucha por la aparicin con vida de Santiago Maldonado, todas las movilizaciones, las acciones judiciales, la lucha ejemplar de la familia, era desde todo punto de vista profundamente necesario hacerlo, y siempre debemos hacer incluso mucho ms, todo lo que sea necesario. Por Santiago Maldonado y por nosotros mismos, porque se aceptamos una desaparicin forzada, un crimen de estado, abrimos el camino para que se repita.

Es difcil encontrar las palabras para explicar que la lucha por la libertad incondicional de Milagro Sala y todos los militantes presos de la Tupac tiene la misma importancia.

En algn sentido, si no se interpreta mal, an ms necesaria y urgente, nos exige luchar todo lo necesario para conseguirlo, hoy y ahora.

La lucha por Santiago en cierto modo ha hecho pasar a segundo plano la lucha por Milagro.

Es difcil que sea de otra manera. Pero las recientes declaraciones de ella diciendo que no quiere vivir ms rebelan la necesidad y la urgencia de redoblar la lucha por su libertad.

Tanto lo de Santiago como lo de Milagro son hechos terribles. Pero son la avanzada de la ofensiva del gobierno por instaurar una nueva dictadura en todos sus sentidos.

En cierta manera, el primer caso se inscribe en la ofensiva del capital extranjero por apoderarse de las tierras ancestrales mapuches. Lo de Maldonado es el resultado de la orden del gobierno bajen a uno. Seguramente no hubiera trascendido tanto si hubiera sido mapuche, porque ha habido otras vctimas mapuches anteriormente.

El caso Milagro Sala y la Tupac es el peligro que significaba y significa para el gobierno de Morales, el de Macri, y de todo el capital econmico dominante.

Es improbable que exista o haya existido otro movimiento social que haya realizado la monumental obra de la Tupac. Hicieron de todo,

Viviendas, centros de salud (includo un Centro Modelo Integral de Rehabilitacin para nios y adultos discapacitados), colegios, centros de recreacin, fbricas, textiles y talleres metalrgicos, La Tupac Amaru posee su propio sistema de construccin de viviendas, sus propias fbricas, escuelas y centros de salud, cre fbricas de metalrgica, bloques y adoquines, haciendo el proceso de construccin mucho ms eficiente. Recibe un 50% menos que el que reciben las compaas y construye las casas cuatro veces ms rpido que el sector privado, en sus fbricas elimina todos los intermediarios los proveedores, constructores, compaas y arquitectos- y lo puede reinvertir en la comunidad como un gran gesto a la sociedad, parque acutico como el de Alto Comedero/// la alegra de un nio zambullndose como bomba en el agua [2] .

Este es uno de los innumerables testimonios sobre la monumental obra de la Tupac Amaru impulsada por el corazn de Milagro Sala, ejemplarmente reflejado en el libro de Sandra Russo, [3] imprescindible para comprender el fundamento profundo de la obra de Milagro y la Tupac. 

La irritacin que provoca la Tupac es bsicamente consecuencia de su propio crecimiento, La disciplina de la Tupac/// es horizontal toda vez que la disciplina de uno compromete al otro con su propia disciplina. (Pg.87).

A una profesora en Ciencias de la Educacin, que quera trabajar en la Tupac, Milagro le dijo: arm una copa de leche en tu barrio /// que juntara un grupo de gente con ganas de darle de comer a los chicos /// que ella nos iba a explicar cmo podamos organizarnos. Ahora a dar clases en la escuela, pero la copa sigue funcionando /// la lleva adelante mi hermana.

Otros testimonios de miembros de la Tupac:

El que no entiende que uno trabaja tanto porque lo hace de corazn, nunca va a poder integrarse del todo/// Milagro insisten en que las cosas uno tiene que ganrselas. En lo individual y en la organizacin, pero la organizacin, para crecer y permanecer, tambin tiene que ganarse su da a da. El barrio se sostiene con mucho trabajo, y a eso nunca le decimos que no. (Pg. 109)

De las 3.800 personas que trabajan en la Tupac, la mitad son mujeres. (Pg. 133)

Ahora te dicen que el gobierno nos ayuda, pero esto empez sin ningn gobierno y sin un Estado que apoyara. ../// Nos dijo que quera hacer una revolucin, pero sin armas. Una revolucin con trabajo, salud y educacin. (Pg. 133)

En la red de organizaciones sociales hay veintitrs organizaciones sociales que Milagro junt. Antes estaban divididas. Algunas no saban cumplir los requisitos. Aprendieron En todas las localidades jujeas donde est la Tupac, hoy hay vivienda, fbrica, pileta. Hoy queremos tener una universidad propia. (Pg. 134)

Gerardo Morales? Por Jujuy no hizo nada. Se fue a Buenos Aires y cuando volvi se encontr con otra cosa. Se encontr con que ya no le alcanza con prometer dos kilos de chorizos para que lo voten. La gente sabe que lo vota y despus l se olvida. As ha sido siempre. Por eso la ataca a Milagro. Porque la obra de Milagro a l no le conviene. /// No se trata slo de Milagro, sino de la conciencia que ella despert en los jujeos. (Pgs. 134/5)

Aqu en Corrientes empezamos con la copa de leche, como la Tupac desde su fundacin. Es una experiencia que sigue siendo de real valor. Es la forma de organizarnos desde la base. (Pg. 143)

Qu es lo que tiene la Tupac que hace que todo funcione? Yo dira que tiene seriedad militante. Tiene objetivos: salud, educacin y trabajo. Y el respeto al aborigen, la no discriminacin social. La Tupac crece y todos vamos creciendo con ella. La modificamos, pero a su vez nos modifica. (Pg. 153)

Milagro mide el esfuerzo y el deseo de integrarse de los que llegan, y lo mide a travs de los resultados. Parece saber, con un saber intenso, que el trabajo pone en accin y que la accin hermana. (Pg. 155)

Y est Milagro, que es una lder natural, y est el comienzo que todos conocemos, el de la copa de leche. Eso es parte del misterio. Una construccin que comienza por lo ms simple, por poner un tinglado, o abrir una casa y darle una copa de leche a un nio. Proteger a los nios. Parece simple y no es simple. La Tupac lo hace simple (Pg

La Tupac vino a demostrar que s se puede con organizacin popular, con una disciplina frrea, con solidaridad. Eso genera una gran autoestima de un sector amplio de la militancia. (Pgs. 203/4)

La obra de Milagro Sala y la Tupac revela muchas cosas. Es un movimiento social indito, nico en su gnero, que ha logrado salud, educacin, vivienda, deportes, piletas de natacin, Centro Modelo Integral de Rehabilitacin para nios y adultos discapacitados, estaba proyectando hacer una universidad, todo en base al trabajo de todos, a la disciplina como comunidad, con el trabajo y la solidaridad, el compromiso, principios inamovibles de la organizacin, profundamente incorporado en todos sus miembros, todo en base al corazn, el de Milagro y el de todos.

Es una prueba inapelable de que se puede de esa manera tener una vida digna, comunitaria, solidaria.

Contrasta con la aparente impotencia de todos los gobiernos, no slo el de Morales. A ojos vista, por simple comparacin, si la Tupac pudo, en base al trabajo de todos, y la perspectiva era que iba a poder mucho ms, como el proyecto de construir una universidad, cmo puede ser que los sucesivos gobiernos no hayan podido. Queda al desnudo que los gobiernos no pueden porque no quieren, porque defienden otros intereses que no son los del pueblo. Sin necesidad de discursos, de argumentacin, de campaas publicitarias, la Tupac, con su sola existencia, con su obra en continuo crecimiento, desnuda polticamente a todos los gobiernos y a los poderes econmicos que estn detrs.

En todas las provincias hay partidos polticos, y distintos tipos de organizaciones que hacen trabajo barrial. Pero ese trabajo no pasa del asistencialismo, ms o menos eficaz, ms o menos desinteresado, pero que no cambia en lo fundamental la situacin de carencia y pobreza de los barrios.

Poco a poco la obra de la Tupac fue trascendiendo y de muchas provincias miembros de otros movimientos barriales se acercaron para aprender como lo lograba la Tupac. Milagro siempre les responda lo mismo inicialmente, con trabajo. Si queran integrarse directamente a la Tupac deban ser concientes que se incorporaban para trabajar. Y si volvan a sus provincias para intentar poner en prctica lo que aprendieron de la Tupac, deberan empezar obligatoriamente por la copa de leche, por buscar la forma de alimentar en primer lugar a los nios, logrando poco a poco la colaboracin de habitantes del barrio.

Gran cantidad de organizaciones de muchas provincias se incorporaron a la Tupac. Y muchos miembros individuales se pasaron de sus organizaciones barriales tambin a la Tupac. sta se fue extendiendo a lo ancho de la provincia de Jujuy y a otras provincias. Siempre aplicando el corazn de su metodologa de trabajo mancomunado.

Se fue transformando poco a poco en una verdadera epidemia que inquietaba cada vez ms al poder econmico dominante.

Solamente con su obra la Tupac pona en evidencia la verdadera poltica de los gobiernos jujeos y de las dems provincias, y de todos los polticos burgueses, del peronismo, del radicalismo, del macrismo, a los cules les resultaba un verdadero peligro, imparable por mecanismos democrticos, y tampoco podan competir con la Tupac obra contra obra, porque sus intereses capitalistas estaban en otro lado.

Gerardo Morales acusaba a la Tupac de ser un estado paralelo, que evidentemente como tal no lo era, pero que en realidad lo que estaba significando era que cada vez ms el pueblo recurra a la Tupac para solucionar sus problemas, tomando cada vez ms conciencia de que el Estado no pensaba seriamente en ayudarlos.

Era una situacin insostenible no slo para el poder burgus de Jujuy, sino de todo el pas, y probablemente la Tupac se ira extendiendo, por su propia naturaleza, por toda Latinoamrica, afectando al gran capital latinoamericano.

Se habla de que el encarcelamiento de Milagro por Morales, siendo dueo y seor del parlamento y la justicia jujeas, provena de su odio personal. Pero la causa profunda es la que estamos explicando, no se poda permitir el crecimiento continuo de una organizacin que hiciera la obra que la Tupac llevaba a cabo.

Por eso es tan difcil lograr la libertad de Milagro. Por eso su persecucin y tortura. No les alcanza con tenerme presa, ha dicho ella recientemente. La quieren ver muerta ha dicho hace poco su abogada Gmez Alcorta cuando Milagro fue llevada intempestivamente de madrugada nuevamente al penal de Alto Comedero. En realidad es la nica solucin para Morales, Macri y todo el poder econmico. No la pueden dejar en libertad para que se reanude la obra de la Tupac. No pueden eternamente permanecer en la ilegalidad desacatando las resoluciones de organizaciones internacionales cuyas decisiones han sido incorporadas en la reforma constitucional de 1994. Es lo que sucede, por ejemplo, con la CIDH, la Comisin Internacional de Derechos Humanos dependiente de la OEA.

Pero matar a Milagro Sala, por ms que se haga de la forma ms disimulada posible, es polticamente inviable. Lo ideal para el poder es que se suicide. Esa es la verdadera causa de su encarcelamiento, tortura, persecucin. Hasta ahora Milagro Sala ha demostrado una fortaleza que admite muy pocas comparaciones. Pero es un ser humano, y nada garantiza que esta fortaleza sea eterna, mxime teniendo en cuenta de que tratarn por todos los medios de quebrarla.

Esto es lo que hace que a nosotros como pueblo se nos plantee una carrera contra el tiempo, tenemos la inexcusable obligacin de hacer todo lo necesario para que Milagro est en libertad. Y esto no admite excusas. Si tenemos que salir a la calle y permanecer en ella eternamente hasta que la liberen, es obligatorio hacerlo. Milagro Sala no puede seguir encarcelada.

No hemos tomado conciencia de que al estar presa ella estamos todos presos. No hemos tomado conciencia de que al no hacer lo suficiente para su excarcelacin le hemos permitido al poder ganar una batalla, y aumentar su margen de agresin sobre todos nosotros.

No se puede afirmar, pero tampoco negar, y hay que pensarlo bien, que si hubiramos logrado la libertad de Milagro Sala, la represin a la comunidad mapuche no se hubiera producido, y por lo tanto tampoco la muerte de Santiago Maldonado.

Si hay que explicar la situacin social del pueblo argentino con una sola palabra sta sera Milagro. Si no logramos liberarla seguirn avanzando cada vez ms sobre nosotros. Que es precisamente lo que est sucediendo. Muchos de nosotros estamos cada vez ms apesadumbrados, no necesariamente todava desalentados, por los hechos que est produciendo el gobierno, con su pico ms doloroso que es la muerte de Santiago.

Estamos en una situacin en la que se puede parafrasear hasta cierto punto lo dicho por Bertold Brecht: vinieron por los comunistas pero a m no me import porque no era comunistaetc., ahora vienen por m, pero ya es tarde.

Es innegable que a pesar de lo mucho que se ha hecho, no ha sido suficiente para obtener la libertad de Milagro Sala y sus compaeros/as de la Tupac que tambin estn presos en el penal de Alto Comedero.

Y esto es lo que no podemos permitir, antes de que vengan por nosotros pero ya sea tarde.

Hay que comprender que la libertad de Milagro est en el corazn de la lucha poltica de todo el pueblo contra el poder econmico dominante y sus representantes polticos gubernamentales y no gubernamentales.

Por eso la tremenda dificultad para lograr su libertad, y por eso necesariamente debemos ser todos los que hagamos lo imposible por lograrla.

Notas:

[1] Este artculo ya estaba escrito antes de saberse el resultado electoral. Habra que esperar un tiempo para hacer un balance serio de manera de agregar conceptos, pero el contenido fundamental del artculo no cambia, y dado la urgencia de la situacin, parece conveniente publicarlo sin modificaciones aclarando cuando fue escrito.

[2] Del artculo de Justin McGuirk, periodista de la Revista Domus y del diario ingls The Guardian, la inmensa obra de Milagro Sala que los grandes medios no muestran, http://lageneracionsiguiente.blogspot.com.ar/2016/01/la-inmensa-obra-de-milagro-sala-que-los.html

[3] Sandra Russo, Milagro Sala, Jallalla, La Tupac Amaru, utopa en construccin, Ediciones Colihue, 2010.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter