Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-10-2017

Trump emboscado en el Sahel

Guadi Calvo
Rebelin


El fuego de la metralla con la que cay en la emboscada del 4 de octubre pasado la patrulla conjunta del comando norteamericano SOC frica-(Comando de Operaciones Especiales para frica) y tropa del poderoso Batalln nigerino de Seguridad e Inteligencia (BSR), en la regin suroccidental de Tillabery, prxima a la frontera con Mali (Ver Nger: Cacera en el Sahel) en la que murieron cuatros efectivos norteamericanos y cinco del ejrcito africano, ha llegado hasta Washington, buscado la rubicunda y flccida anatoma del presidente Donald Trump.

Con el ataque reivindicado por Jamaat al-Nasr Islam wa al-muminin (Grupo para la victoria del Islam y de los fieles), o Nusrat al-Islam, la coalicin conformada en abril ltimo, por varias organizaciones fundamentalistas de activa presencia en el Sahel, qued al descubierto para la opinin pblica que el Pentgono realiza ms acciones, por lo menos en Nger, junto a la frontera con Mali, epicentro del accionar de bandas vinculadas fundamentalmente con al-Qaeda global, pero donde el Daesh, tambin ha ganado muchos seguidores.

Myeshia Johnson, que no es la jefa de ninguna organizacin wahabita, sino la viuda del sargento La David Johnson, atac duramente a Trump, al revelar el lunes pasado los trminos y la torpeza del presidente al comunicarse telefnicamente con ella para brindarle el psame oficial por la muerte en accin de su marido. Los dichos de la viuda en diferentes programas de televisin han generaron una controversia nacional, que es motivo de anlisis y asombro en gran cantidad de medios norteamericanos y del resto del mundo.

La viuda, quien tiene dos hijos del sargento y est embarazada del tercero, declar que el llamado le agreg mayor dolor a su prdida, ya que el magnate y presidente ni siquiera supo el nombre del sargento muerto en las arenas africanas y agreg que aunque el sargento de 25 aos conoca los riesgos igual su muerte es dolorosa. Tras las revelaciones de la viuda, Trump sali a desmentir los dichos de la viuda, aunque fue inmediatamente desmentido por la congresista demcrata Frederica Wilson, quien estaba junto a la familia en el momento del llamado, de cinco minutos, del presidente dijo que Trump careca del tacto que estas situaciones requieren.

El senador republicano y ultra conservador John McCain, veterano y hroe de la guerra de Vietnam, sali a sacar ventaja de su rival poltico, con quien compite por colocarse ms a la derecha frente a la sociedad norteamericana, diciendo que la Casa Blanca carece de informacin sobre lo que realmente sucedi en el desierto de Tillabery. MCcain, el veterano de guerra ms famoso del pas, cuyo bombardero fue derribado en Vietnam, por lo que sufri graves heridas y permaneci seis aos prisionero en lo que se conoca como Hanoi Hilton, reproch a Trump por carecer de antecedentes militares ya que de los cinco llamados que recibi para alistarse para combatir en Vietnam, cuatro los posterg por estudios y el ltimo por espolones seos en sus talones.

La muerte de estos cuatro militares apunta a convertirse en un escndalo maysculo, en un gobierno que a pesar de no cumplir el ao establecido, no ha dejado de producirlos de modo industrial.

Para impedir que el escndalo se desmadre, el jefe de Defensa, el general James Perro Loco Mattis, debi visitar el Congreso para entrevistarse y calmar al senador McCain, quien haba amenazado con judicializar el caso para que se conozca lo ocurrido en Nger. Tras la reunin, el senador por Arizona dijo que tena 100 preguntas que los funcionarios no podan responder, para terminar agregando: fue ms fcil con Obama averiguar sobre operaciones militares activas.

A medida que se conocen los detalles de la operacin en la que fueron muertos los cuatro boinas verdes, se producen cada vez ms interrogantes ya que la caravana atacada llevaba solo armamento liviano, sus camionetas no eran artilladas y los hombres viajaban sin el uniforme reglamentario que incluye chalecos antibalas y cascos entre otros elementos de seguridad, sino que lo hacan con camisetas y gorras de bisbol.

El Departamento de Defensa anunci que est llevando una investigacin sobre el incidente en que se vieron involucrados una docena de soldados norteamericanos y 40 nigerinos. A su vez el senador demcrata Jack Reed tambin ha realizado un pedido de informes al respecto.

Sin bien todas las fuentes coincidan, desde que se conoci la emboscada, que las bajas norteamericanas eran tres: el sargento Bryan C. Black, sargento del personal Jeremiah W. Johnson y Sargento del personal Dustin M. Wright, recin se supo casi doce horas ms tarde de la desaparicin de un cuarto hombre que justamente era el sargento La David Johnson y recin dos das ms tarde, cuando ya haba llegado a Niamey, la capital de Nger, comandos norteamericanos desde las bases Sigonella (Italia) y Djibouti. Un anciano de una aldea cercana inform a soldados nigerinos, que el cuerpo se encontraba en un bosque cercano al lugar del ataque.

Funcionarios del Pentgono dijeron que necesitaran entre 30 y 60 das para concluir la investigacin, que estar liderada por el general de divisin del ejrcito Roger L. Cloutier Jr., jefe de personal del AFRICOM (Comando militar de frica) con sede en Stuttgart, Alemania, aunque tambin corre el rumor que alguna oficina del FBI sea encargada de la investigacin.

Todava se desconoce cmo Johnson se perdi de sus compaeros, aunque se sospecha que habra sufrido torturas e incluso la decapitacin ritual practicada habitualmente por los fundamentalistas, ya que se le ha impedido a la familia del sargento ver el cuerpo e incluso, ms all del derecho de los familiares a hacerlo, el Pentgono lo ha desaconsejado.

Un ambiente operativo voltil, incierto, complejo y ambiguo.

Con la excusa de perseguir a los terroristas que estn huyendo desde Medio Oriente, a frica, el Pentgono justifica la presencia de sus hombres en el continente, aunque fue una sorpresa para todos que solo en Nger haya 800 militares norteamericanos, lo que oblig al senador demcrata por Virginia Tim Kaine, a reconocer que el Congreso no estaba completamente informado.

Que dicha presencia solo haya sido descubierta por la operacin de combate ms letal para soldados norteamericanos en los nueve meses que lleva la administracin Trump, en un pas donde las fuerzas norteamericanas no tienen una misin activa de combate directo, ha puesto la lente en la atencin no solo de los polticos, los medios y la sociedad norteamericana, sino de potencias que tienen importantes intereses econmicos en el continente como lo es China y de modo menor Rusia.

Hasta ahora se saba que la presencia de Estados Unidos en Nger; adems de la remanida excusa de asesoramiento, montaba una planta de drones Reaper para controlar las operaciones en el conflictivo norte de Mali y reas colindantes, pero nada se deca de la posibilidad de que sus hombres entrasen en combate.

Tras el incidente de principio de octubre el gobierno de Trump se amparara en la ley de apenas 60 palabras, promulgada en 2001, baj el gobierno de George W. Bush conocida como AUMF (Autorizacin de uso de la fuerza militar) que Bush utiliz para atacar Afganistn, que evita los engorrosos trmites burocrticos como el de pasar por el Congreso, para autorizar una medida semejante. Y en estos ltimos 16 le permiti a Washington operar sin resquemores en gran parte del mundo.

Se cree que un nmero importante de personal militar y mucho ms despus de la emboscada de Tillabery estn prximo a ingresar Nger, para articular junto a las fuerzas francesas de la operacin Barkhane (Duna Movediza) desde 2014 dispone de unos 14 mil hombres en el norte de Mali, contradiciendo la resolucin 2085 del Consejo de las Naciones Unidas que slo autoriza la intervencin de fuerzas militares africanas.

Los Estados Unidos ya tienen desplegados en el continente unos 6500 hombres, pasando de realizar 172 ejercicios, programas y operaciones al ao hace una dcada a 3500 en la actualidad, es decir unas 10 misiones al da, que abarcan toda la franja del Sahel desde Camern a Somalia que en marzo ltimo fue designada zona de actividades hostiles; e incluyendo Djibouti, donde cuenta con la base Camp Lemonnier, (hasta ahora la ms importante con que Washington cuenta en frica) y la conflictiva Libia o lo que queda de ella.

En todo ese amplio sector del continente la presencia de cuerpos de operaciones especiales como SEALS de la Marina y Boinas Verdes del Ejrcito de Tierra, tienen cada vez ms injerencia. En ese ambiente operativo voltil, incierto, complejo y ambiguo, en la zona gris entre la paz y la guerra tradicionales como defini ese territorio el general al mando de esas operaciones especiales, el brigadier general Donald Bolduc, en 2015.

Quizs la emboscada en que cay el ltimo 4 de octubre el presidente norteamericano Donald Trump, la pueda reconvertir en una excelente excusa para concretar sus planes sobre frica.


Guadi Calvo es escritor y periodista argentino. Analista Internacional especializado en frica, Medio Oriente y Asia Central.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter