Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-11-2017

Escenas de racismo cotidiano

Faride Zeran
Palabra publica


Queridos compatriotas, sabemos que estamos viviendo momentos difciles, todos pueden verlo en las noticias y en las redes sociales, pero les quiero informar que vienen momentos peores, pero s que somos un pueblo resiliente y vamos a poder sobrevivir. As comenzaba su saludo el profesor de lenguaje y migrante haitiano, Yvenet Dorsainvil, cuando presentaba en la Casa Central de la Universidad de Chile el primer diccionario kreyol-espaol de su autora, en un saln repleto de haitianos.

Era inicios de julio de este ao, y esa tarde de fiesta para cientos de migrantes de todas las edades que se congregaban para celebrar este gesto que facilitaba el encuentro entre dos pueblos, dos culturas, dos idiomas, era empaado por el anuncio de la nueva exigencia de solicitud de visa para los migrantes haitianos.

Un anuncio efectuado pese a las demandas de distintos sectores de una nueva ley migratoria con enfoque de derechos y no de seguridad nacional como opera actualmente. Una ley que data de 1975 y que concibe al migrante ms como un enemigo interno que como un ser humano digno de acoger.

Algo del espritu de esa ley promulgada en plena dictadura debe haber sentido en carne propia la joven Joane Florvil cuando intent explicar a los guardias y luego a carabineros que ella no haba abandonado a su beb. Pero no slo la barrera idiomtica sino el racismo y la discriminacin que se extienden como una lacra en todos los mbitos de la sociedad chilena completaron lo que se transformara en un episodio cruel que retrata a un pas entero.

La mujer de 28 aos haba sufrido el robo de su cartera mientras estaba en la Oficina de Proteccin de Derechos de la Municipalidad de Lo Prado. Para salir tras los pasos del ladrn, dej a su pequea hija en coche al cuidado de un guardia. Cuando regres, alguien del municipio haba llamado a carabineros acusndola de abandonar a la nia. Joane no logr hacerse entender, no pudo explicar tampoco que su marido estaba realizando un trmite en una oficina de empleos, y termin detenida en una comisara, con su hija entregada en custodia al Sename, y luego internada en la Posta Central por golpes que se habra provocado por la desesperacin, para despus ser trasladada a otro centro hospitalario donde finalmente muri.

La prensa en esos das tambin aport a esta cadena de equvocos alentada por la irresponsabilidad de quienes tienen el deber de confirmar los hechos y no plegarse a las lgicas discriminatorias. En titulares como Detienen a mujer que dej abandonado a hijo de dos meses, publicado por La Tercera el 31 de julio, o Mujer que abandon a beb se dio cabezazos en celda y est en la Posta, del diario La Cuarta, se escurre no slo el rol de los medios en la construccin de una sociedad ms decente como la dimensin tica y profesional de cada uno de ellos.

En un pas donde el origen indgena es negado o bien criminalizado, y en el que algunos de sus polticos en plena campaa electoral vinculan migracin con delincuencia, o bien llaman a seleccionar migrantes, hechos como los ocurridos a Joane no son casuales.

Hace poco nos enteramos que un taxista que circulaba en la comuna de Renca decidi expulsar de su vehculo a una pareja de colombianos que se diriga a un centro asistencial cuando la mujer estaba a punto de dar a luz. En plena va pblica, Lina Garca, de 21 aos, tuvo a su hijo y en estado de shock vio cmo se le mora en la calle.

Estos hechos nos exigen repensar el pas que hemos construido en relacin a la educacin en Derechos Humanos, a la formacin de una ciudadana respetuosa del otro distinto, y a la dimensin que tienen en el debate pblico aquellos discursos discriminatorios y racistas que han calado de manera alarmante en diferentes estratos de nuestra sociedad.

Porque si bien se trata de alcanzar una poltica migratoria democrtica, dentro de los marcos y compromisos que el pas posee en materia de DDHH, tambin debemos hacernos cargo desde la poltica, los medios, los colegios y universidades de esa pulsin discriminadora y racista que cada tanto afloran con la naturalidad de quienes se sienten superiores. La pregunta sobre el tipo de sociedad que estamos construyendo est ms vigente que nunca y no responderla hoy puede llegar a ser un acto criminal.

 

Faride Zeran es Vicerrectora de Extensin y Comunicaciones de la Universidad de Chile.

http://palabrapublica.uchile.cl/2017/10/17/escenas-de-racismo-cotidiano/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter