Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-11-2017

La Ruta de la Seda y la multipolaridad

Rodolfo Bueno
Rebelin


La Geopoltica formula las bases del estudio de cmo la realidad fsica-geografa de cada pas determina su poltica, pues el clima, la vegetacin y la abundancia o ausencia de recursos naturales inciden en las decisiones que sus ciudadanos toman respecto a los problemas polticos que enfrentan. As, la geografa, bajo determinadas circunstancias, puede conformar el destino de pueblos, naciones e imperios.

El gegrafo Sir John Mackinder (1861-1947) es autor de la Teora del Heartland, llamada tambin Isla Mundial, segn la cual el poder global no radicar en el futuro en dominar las vas martimas, como imaginaban sus compatriotas britnicos, sino en controlar una vasta masa de tierra, que l denomin Eurasia, o sea, Europa Oriental y Asia Central. Su teora establece que en la zona, que se extiende entre los ros Volga y el Yangtze y desde el Himalaya hasta el Ocano rtico, por la explotacin de los recursos del rea, por el aprovechamiento de los rpidos medios de comunicacin terrestres y por ser inaccesible por mar, el poder terrestre tiene ms importancia que el martimo, por lo que la nacin que la conquiste se convertir en una potencia mundial. Esta zona, con una superficie de 53.000.000 km, el 36,2% del rea terrestre, actualmente habitada por 5.000 millones de personas, lo que equivale al 72.5% de la poblacin mundial, es el corazn del planeta, su Heartland.

Esta teora explica la poltica mundial de los ltimos siglos y por qu la poltica inglesa y con posterioridad la del imperialismo mundial globalizado, IMG, actualmente encabezado por EE.UU., se fundamente en evitar que Alemania y Rusia puedan aliarse para controlar Eurasia, pues ello implicara la constitucin de un imperio contrario al orden mundial que ellos pretenden establecer; teora que de alguna manera explica la invasin de Napolen a Rusia, las Guerras de Crimea y la Primera y Segunda Guerra Mundial.

Mackinder escribe: El futuro del mundo depende del mantenimiento de equilibrio de poder entre las potencias martimas como Gran Bretaa y Japn, situadas en el marginal martimo, y las fuerzas internas expansivas dentro Eurasia, que se deben contener, por lo que en el siglo XIX se dio una rivalidad estratgica, llamada a veces el Gran Juego, entre Rusia, que controlaba el Corazn de Eurasia e intentaba llegar a las aguas clidas del ndico, y Gran Bretaa, que desde la India intentaba evitarlo. En pocas palabras, Mackinder concluye que la realidad geopoltica de la edad moderna se da entre la Isla Mundial versus el Corazn Continental, o sea entre el poder martimo contra el poder terrestre.

Luego de finalizar la ltima guerra mundial, EE.UU. se haba apropiado de los bastiones imperiales en Europa Occidental y Japn. Con estos puntos axiales como pilares, Washington construye un arco de bases militares siguiendo el patrn martimo britnico, con las que domina la isla mundial. Al momento de establecer la paz, lo primero y lo bsico para contener el poder terrestre sovitico fue la Armada estadounidense. Sus flotas rodean el continente euroasitico: La Sexta Flota se instala en Npoles en 1946 para controlar el ocano Atlntico y el mar Mediterrneo; la Sptima Flota se establece en la Baha Subic, Filipinas, en 1947, para controlar el Pacfico Occidental; y desde 1995, la Quinta Flota se encuentra en Bahrein, en el golfo Prsico. Durante los siguientes 70 aos, Estados Unidos aplica capas cada vez ms gruesas de poder militar para contener a China y Rusia dentro del Heartland euroasitico. La ambiciosa estrategia de Washington, despojada de su cobertura ideolgica anticomunista luego de la cada del Muro de Berln, se convertir en un proceso pobre de dominacin imperial.

El colapso de la URSS empuja a Occidente a realizar el proyecto de un mundo unipolar que debe encontrarse bajo el control del IMG. La oposicin a esta estrategia por parte de la actual Rusia, China y otros pases se convirti en una sorpresa desagradable. Ser capaz Rusia, si no de personificar un nuevo proyecto para la humanidad, al menos de encabezar un movimiento por la creacin de las condiciones en las que sera posible un mundo multipolar? Si se toma en consideracin la historia de este pas, la experiencia acumulada, las tradiciones religiosas y culturales, la mentalidad nacional y un alto grado de unidad en la sociedad debido a los recientes acontecimientos mundiales, Rusia tiene el potencial necesario. Este potencial se concentra en el mbito poltico y espiritual.

Segn el filsofo Zinviev, el comunismo representado por la Unin Sovitica, no sufri un colapso porque tuviese defectos como tal o porque fuese incompatible con la vida real, sino porque su desarrollo fue artificialmente interrumpido. Mientras en un futuro previsible es poco probable el renacimiento del comunismo, la bsqueda de la identidad nacional rusa y la formacin de la idea nacional de Rusia se realizan mediante el anlisis de la historia, las tradiciones y el patrimonio espiritual. Se le reprocha a Rusia ser conservadora, pero es ese conservadurismo el que asegura la continuidad del progreso, la conservacin y el enriquecimiento de todo lo que pas la prueba del tiempo y sirve como un seguro punto de referencia para el desarrollo.

Por su parte China, otro pas de tradiciones ancestrales propias, en lugar impulsar la globalizacin mediante la conformacin de una costosa armada aeroespacial, a lo estadounidense, ha formulado una variante globalizadora, a lo chino, iniciativa de un costo de tres billones de dlares, que busca construir una red de infraestructuras y comunicaciones y crear una plataforma de cooperacin econmica mediante una red de lneas de alta velocidad, oleoductos y gasoductos, que unifiquen Eurasia y la convierta en una vasta zona econmica que integre Asia y Europa. Por all circularn trenes de alta velocidad con vagones de carga, y el petrleo y el gas fluirn por nuevos conductos, surgirn carreteras y puertos y las empresas se asentarn en nuevas zonas econmicas que conectarn a decenas pases de Asia, Europa y frica, en pocas palabras, se reeditarn las antiguas vas comerciales de la Ruta de la Seda.

Con este propsito, el presidente de China, Xi Jinping, inaugur en Pekn el 14 de mayo del 2017 el I Foro Internacional sobre la Nueva Ruta de la Seda, con la participacin de organismos internacionales, presidentes y primeros ministros de 29 pases, entre los que se encontraban Vladmir Putin, Michelle Bachelet, Mariano Rajoy... as como los delegados de unos 130 pases. Se trata del megaproyecto del siglo, que convertir las redes ferroviarias nacionales en redes transcontinentales. Por all viajarn productos que van a recorrer los 9.191 km desde Shanghai hasta Londres en tan solo 15 das, menos de la mitad de los 40 das que se tarda en transportar estas mercancas por barco.

Xi Jinping habl acerca del significado histrico de las antiguas rutas comerciales que unan Oriente y Occidente por va martima y mediante caravanas de camellos, usadas durante la edad media por mercaderes europeos y asiticos, para comercializar seda, especias, t, porcelana, oro y plata, lo que trajo prosperidad a estas regiones y de los beneficios que en un futuro cercano van a compartir todos. En este ambicioso proyecto geopoltico, China invierte inicialmente 14.500 millones de dlares, lo que permitir crear modernos corredores comerciales a lo largo de unos 65 pases de Asia, frica y Europa, en los que habita cerca del 70% de la poblacin mundial, que poseen el 75 % de las reservas energticas conocidas del mundo. Esto es lo que China entiende por globalizar.

Por su parte, Vladmir Putin, presidente de Rusia, afirm que su pas no slo apoya la iniciativa del Cinturn y la Ruta, sino tambin participar intensamente en su implementacin junto con los socios chinos y los dems pases interesados. De esta manera, Rusia y China plantean la cooperacin pacfica e invitan a invertir en este proyecto comn, que no emplea la fuerza ni agrede ni obliga a nadie a unrsele.

Para capitalizar tan asombroso crecimiento mundial, China cre el 2014 el Banco Asitico de Inversin en Infraestructuras, BAII, institucin alternativa al Banco Mundial, controlado por Estados Unidos. Hasta ahora, a pesar de ser presionados para que no se le unieran, catorce pases claves, incluidos aliados muy cercanos a Washington, como Gran Bretaa, Alemania, Australia y Corea del Sur, han firmado como socios fundadores. El 23 de marzo del 2017, nuevos socios se sumaron a este banco, lo que hace que lo integren una totalidad de 70 pases. Simultneamente, para integrar econmicamente el corazn del planeta, Beijing ha establecido relaciones comerciales, a largo plazo, con zonas ricas en recursos naturales de frica, Australia y el Sudeste Asitico. China materializa la idea de Mackinder mediante el balance y la armona de Confucio.

Cuando en 1904, el transiberiano cubri los 9.062 km de distancia entre Mosc y Vladivostok, Mackinder escribi: Los ferrocarriles transcontinentales estn ahora modificando las condiciones del poder terrestre es inevitable que all se desarrolle un gran mundo econmico, ms o menos aislado, que ser inaccesible al comercio martimo. Por otra parte, segn Brzezinski: La potencia que domine Eurasia controlar dos terceras partes de las regiones ms desarrolladas y econmicamente ms productivas del mundo volviendo al hemisferio occidental y Oceana geopolticamente perifricos con respecto al continente central del mundo.

Desde fines del 2007, los alemanes y los rusos se unieron a los chinos para construir el Puente Terrestre Euroasitico, que une el Lejano Oriente con Europa. En el 2014, China expuso el plan para trazar la lnea de alta velocidad ms larga del mundo, con un costo de 230 mil millones de dlares; se espera que tan solo en dos das los trenes recorran los 5.790 km entre Beijing y Mosc.

Por carecer de la visin geopoltica de Mackinder, los viejos mandatarios de EE.UU. no supieron entender a tiempo la importancia y el sentido del vuelco global radical que tiene lugar en el Heartland. En cambio, Rusia y China estn dispuestas a correr los riesgos que implican remodelar el orden unipolar del mundo. Si ambas lograsen vincular sus riquezas naturales y espirituales con los enormes recursos naturales de Eurasia, posiblemente entonces, como Mackinder predijo en 1904, un imperio de alcance mundial estara a la vista.

Tal vez, esta sea otra de las causas por las que gan Trump.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter