Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-11-2017

Por la libertad de Mauricio Hernndez Norambuena: Las armas de la solidaridad

Andrs Figueroa Cornejo
Rebelin


Nadie que haya aliviado el peso de sus semejantes habr fracasado en este mundo.

Charles Dickens

 

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos y Sociales rene a distintas organizaciones del territorio popular organizado. No se trata de una entidad uniforme polticamente. De ah su riqueza, amplitud y potencias.

 

En el marco de la campaa por la Vida y la Libertad del ex combatiente antifascista chileno y ex miembro del Frente Patritico Manuel Rodrguez (FPMR), Mauricio Hernndez Norambuena, prisionero desde hace ms de 15 aos en Brasil en una crcel de alta seguridad y bajo un rgimen especialmente cruel de sometimiento penal, se pronunciaron diversas entidades que hoy conforman la Coordinadora de DDHH y Sociales.

 

l tiene el derecho de pedir y nosotros tenemos la obligacin de apoyarlo

 

Alicia Lira es la Presidenta de la Agrupacin de Familiares de Ejecutados/as Polticos/as de Chile (AFEP). Mientras se derrumbaba la tarde en Santiago de Chile seal que como mujer que resisti la dictadura y como dirigente de DDHH no puedo quedarme al margen de exigir, ya sea la extradicin de Mauricio al pas u otra frmula que termine con el calvario que sufre en Brasil. Ms todava, cuando nosotros vemos en nuestro pas la impunidad existente en materia de DDHH y el trato privilegiado que reciben los victimarios de crmenes de lesa humanidad. Adherimos a todas las demandas que considera la campaa por la libertad de Mauricio. En la dictadura nosotras vivimos lo duro que era viajar a ver a nuestros familiares presos polticos que estaban en regiones. Aqu estamos frente al dao psicolgico y moral tanto de Mauricio como de su familia. l tiene el derecho de pedir y nosotros tenemos la obligacin, como resistentes de una dictadura cvico-militar y dirigentes de DDHH, de apoyarlo.

 

-No es un misterio para nadie que t votars en las prximas elecciones por el candidato presidencial de la Nueva Mayora, Alejandro Guillier. Cul debera ser su posicin explcita respecto de la impunidad y del caso de Mauricio Hernndez?

 

Nosotros le exigimos al candidato de la Nueva Mayora que asuma las demandas histricas de nuestro pas. Aqu no llegamos a la democracia con un lpiz y un papel como algunos quieren hacer creer a la sociedad. Aqu existi una resistencia que adopt todas las formas de lucha. Por eso durante la dictadura la Asamblea de la Civilidad (componenda del llamado centro poltico) margin al Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y al Partido Comunista (PC), y con la venia de EEUU, pact esta democracia con la derecha y la dictadura. Y por eso hoy le exigimos a Alejandro Guillier que se pronuncie positivamente sobre el caso de Mauricio y sobre los compaeros que an estn en el destierro por luchar en contra de la tirana.

 

A los 7 u 8 das de estar en la crcel incomunicado, yo creo que estuve casi al borde de la locura

 

ngel Sanhueza pertenece a la Corporacin Memoria Borgoo. Afirm que Nosotros tuvimos compaeros del MIR que vivieron la misma situacin que Mauricio en Brasil hace cerca de 20 aos atrs, y logramos que fueran trasladados a cumplir sus condenas en Chile. Hoy estn en libertad.

 

-Por qu crees que Mauricio, no?

 

Tenemos la sensacin de que en Chile existe una suerte de mano negra que impide que una situacin similar pueda ocurrir en el caso de Mauricio. Es extrao que durante ms de 15 aos, y considerando que actualmente participa del gobierno de Bachelet el Partido Comunista (tienda donde milit originalmente Mauricio), no se haya hecho nada para cambiar las condiciones del compaero.

 

Por otra parte, Pablo Ruiz es miembro del Observatorio Internacional por el Cierre de La Escuela de Las Amricas del Ejrcito de los Estados Unidos (SOA Watch).

 

-Qu hace tu formacin en Chile?

 

En el pas la entidad consiste en una coordinacin de diversas organizaciones de DDHH, donde destaca la Agrupacin de Familiares de Ejecutados Polticos (AFEP), que desde hace alrededor de una dcada realizamos acciones con el fin de que Chile abandone el entrenamiento de militares en La Escuela de Las Amricas. Hemos hablado con varios ministros de Defensa, pero ningn gobierno ha tenido inters de retirar a los cadetes de la Escuela Militar, oficiales, soldados de bajo rango y hasta generales de all. Tanto los aparatos de Inteligencia de la Dictadura militar (DINA, CNI), como los uniformados de las administraciones civiles continan bajo el influjo ideolgico directo de los intereses de Estados Unidos. Colombia, Mxico, Per y los principales aliados polticos de EEUU, no slo hacen negocios, sino que tambin mantienen la misma complicidad militar. Ahora bien, La Escuela de Las Amricas es uno de los tantos brazos injerencistas de Estados Unidos. El Fuerte Aguayo fue financiado por el Comando Sur. All se estableci un centro de entrenamiento supuestamente para la paz en el 2012. Antiguamente el argumento que empleaba el Estado para recibir asesora estadounidense fue el comunismo, la subversin. Hoy los pretextos son la lucha contra el narcotrfico, las misiones de paz, las catstrofes naturales. De hecho, en julio de este ao en Chile hubo una nueva conferencia de ejrcitos americanos donde Estados Unidos hizo de cabecera. A propsito de la Conferencia, se hicieron ejercicios de comando en Paraguay, otros que denunci el presidente Evo Morales en Bolivia, y de marines en las costas chilenas. Existe una serie de entrenamientos y de ejercicios militares de los cuales nuestro pas sigue participando. Desde los DDHH, nosotros sabemos que histricamente EEUU no es un garante de ellos. Por un lado, EEUU dice que est comprometido con los DDHH, pero en la realidad, prcticamente no ha firmado ninguno de los tratados del mbito en la OEA; no ha firmado el Estatuto de Roma; mantiene Guantnamo; y contina ejerciendo y fomentando la tortura. Y el terrorismo para los EEUU son los movimientos sociales, la gente que lucha por los cambios.

 

-Hace poco ustedes denunciaron que Chile es el segundo pas que recepciona mayor apoyo militar de EEUU en Latinoamrica.

 

Despus de Colombia que tiene convenios y asistencia militar de los EEUU, con nueve bases en su territorio, y donde ya conocemos los niveles de violencia estatal en contra de los liderazgos sociales en esa nacin. Entonces, que los militares partan a aprender a La Escuela de Las Amricas no ha significado ningn avance en materia de DDHH. Por el contrario.

 

-El monopolio de las armas es parte orgnica del Estado capitalista en Chile.

 

Si bien ahora mismo en Chile los militares no participan directamente en la resolucin de los conflictos sociales, obviamente que si tuviramos un cambio poltico importante que favoreciera a nuestro pueblo, los militares daran un nuevo golpe de Estado. Las Fuerzas Armadas siguen siendo los garantes del sistema socio-econmico imperante.

 

-Ustedes ya tienen experiencias solidarias con Mauricio en el cuerpo

 

Cuando todava era presidente de Brasil Lula, l hizo una visita a Chile, y nosotros organizamos una protesta en la poblacin Joao Goulart, donde le realizamos un homenaje al ex presidente brasileo cuyo gobierno fue vctima del golpe de Estado de 1964. Los terrenos de esa poblacin fueron precisamente donados por Joao Goulart. Y all fue Lula da Silva. Hicimos la manifestacin por la libertad de Mauricio, y nos llevaron presos a todos.

 

Yo considero que uno de los peores errores de los gobiernos de Lula y de Dilma Rousseff fue no colocar un freno a los sectores conservadores, tanto en el mundo militar, como en la clase poltica. Ese sector es el que con ms saa ha querido a Mauricio destruido. La misma cosa pasa en Chile. Bachelet, a pesar de ser la presidenta, se muere de miedo ante las FFAA. Podra haber destituido al Director de Carabineros por la escandalosa corrupcin que hay en esa institucin. Lo mismo podra hacer con el General Oviedo. Sin embargo, tanto en Brasil como en Chile, los presidentes se han contenido de usar todas sus prerrogativas para solucionar los graves problemas que sufre el pueblo. Y en el caso del PT brasileo, donde Dilma incluso estuvo presa en dictadura, podran, por lo menos, haber expulsado a Mauricio y en general, mejorado las condiciones carcelarias. La inmensa mayora de quienes estn presos en Brasil son pobres.

 

-Y Mauricio?

 

Mauricio fue un luchador en contra de la dictadura militar. En Europa a nuestros compaeros en el exilio les dieron proteccin, visa, trabajo, los consideran hroes, porque all saben qu fue el nazi-fascismo. Y Pinochet represent lo peor de la humanidad. Pero en Brasil y otros lugares ha sido difcil ese reconocimiento. Mauricio, independientemente de que la gente est o no de acuerdo con l, debe tener condiciones carcelarias humanas. l ha sido torturado por ms de 15 aos con un rgimen especial de aislamiento prolongado. Yo mismo estuve durante 20 das incomunicado en la crcel por razones polticas. El presidio con incomunicacin est considerado como un acto de tortura. Y afecta psicolgicamente. Para m fue muy duro. A los 7 u 8 das, yo creo que estuve casi al borde de la locura. Perd la nocin del tiempo. Trat de inventarme una rutina para sobrevivir. Cuando me llevaban al bao me rob pedazos de peridicos. En la pared escrib un listado de canciones. Fue horrible.

 

Sobre Mauricio, el Estado de Chile no ha hecho nada. Y eso da rabia, porque el gobierno, por un lado muestra condescendencia con los criminales de la dictadura, y por otro aplica represalias en contra de los luchadores sociales. Hay que recordar que existen personas que an sufren el exilio, que se encuentran en la clandestinidad. Yo creo que cualquier gobierno debiera hacer lo humanamente posible para que a los ciudadanos, en cualquier lugar del mundo que estn presos, por lo menos les sean respetados sus derechos humanos. En el caso de Mauricio, lo ms natural es que el gobierno interviniera y que Brasil lo expulsara hacia Chile, si es que no se puede conseguir su libertad.

 

15 aos por un secuestro, cuando incluso por un intento de homicidio las penas son menores? No se entiende.

 

Melisa de la organizacin Races de Resistencia explic que su colectivo en sus inicios se organiz con varios colombianos en torno a la importancia de los Acuerdos de Paz firmados en La Habana entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Una paz que debe ser con derechos, con justicia social, con reparacin a las vctimas del conflicto, etc. Con los aos se nos agreg gente de Espaa y un hermano mapuche. Paulatinamente hemos comenzado a trabajar sobre el tema de los migrantes que vienen a Chile. Y con los migrantes econmicos, a esos que les toca trabajar ms duro.

 

-Cmo observan lo que sucede con Mauricio Hernndez?

 

En Colombia nos ocurre algo parecido con Simn Trinidad, uno de los comandantes de las FARC que est recluido y totalmente aislado en una crcel de EEUU a la que fue extraditado con cargos de narcotrfico que nunca se le han podido probar. Simn Trinidad fue hecho prisionero por la retencin involuntaria de tres empresarios contratistas, pero que ya se sabe que eran agentes de Inteligencia de Estados Unidos. Las retenciones tenan la finalidad de financiar a la insurgencia.

 

Eso s, ac en Chile tiene aristas distintas. Mucha gente ve como terroristas a quienes lucharon contra la dictadura, sin entender las causas polticas de las acciones que emprendieron. Mira t, que el actual gobierno de Colombia, que es de derecha, aun as logr sacar un acuerdo con la insurgencia de las FARC, y con un reconocimiento de lucha armada histrica. Al respecto, ac es ms complejo porque no existe ese reconocimiento por parte de Estado chileno con las luchas del FPMR y del MIR. Por eso veo ms complicado el caso del compaero Mauricio Hernndez. Aqu el Estado no da cuenta de los contextos que provocaron la resistencia armada en la dictadura. Creo que Mauricio mnimamente debiera tener los mismos beneficios carcelarios. 15 aos por un secuestro, cuando incluso por un intento de homicidio las penas son menores? No se entiende.

 

Patricio Vjar es miembro de la Comunidad Ecumnica Martin Luther King, una comunidad cristiana que trabaja el tema de los DDHH en un sentido muy amplio. Somos parte del Foro del Derecho a la Educacin; de la campaa Yo No Quiero Transgnicos; de Chile Mejor sin TLC; etc.

 

-Qu consideracin tienen de la situacin de Mauricio?

 

Entendemos que la justicia nunca es venganza. Nos parece que los sistemas judiciales de Amrica Latina se preocupan ms de la sentencia que de la justicia. En consecuencia, que Mauricio viva en su pas de nacimiento es un derecho legtimo que demandar. De hecho, est contemplado en todos los tratados internacionales al respecto. Por lo menos Mauricio debiera estar en una crcel chilena, cerca de sus races y de su familia. Todos los derechos humanos estn basados en la dignidad del ser humano, toda vez que en general los sistemas carcelarios buscan el aniquilamiento y la desintegracin de la persona. Por eso estamos por la libertad de Mauricio.

 

Por su lado, Pablo Villagra, parte de la agrupacin [email protected] indic que hemos seguido largamente la situacin injusta en que se encuentra el compaero Mauricio. Como tambin estamos enterados de que su estado de nimo no afloja y ha enfrentado dignamente la prisin. Una prisin que entendemos como mucho peor que en otras partes del mundo. De tal modo que apoyamos que rpidamente sea cambiado del rgimen carcelario que padece. Ese es el primer paso para garantizar la vida del compaero.

 

El pasado 23 de octubre, los familiares y solidarios/as con la libertad de Mauricio fueron hasta La Moneda a exigir un pronunciamiento de la presidenta Michelle Bachelet que resuelva favorablemente la causa del ex luchador antifascista cautivo en Brasil. Se le hizo entrega de una carta al respecto. Todava esperamos. Zona de los archivos adjuntos

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter