Portada :: Mundo :: China
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-11-2017

El PCCh y la Revolucin de Octubre

Xulio Ros
Rebelin


La Revolucin de Octubre mostr a China el camino del socialismo, se acostumbra a enfatizar por parte del PCCh. Estos das, con motivo del centenario, se aprestaba a conmemorarlo con un nuevo libro sobre Lenin en edicin conjunta con el Partido Comunista de la Federacin Rusa. Y en el reciente XIX Congreso, en su informe, Xi Jinping aluda tambin al centenario con una frmula bastante usual en la retrica poltica del gigante asitico.

El PCCh no olvida que su fundacin se debi a Chen Duxiu o a Li Dazhao pero tambin a la Komintern, si bien las reservas y cierto distanciamiento comenzaron muy pronto. El nfasis en las peculiaridades chinas, liderado por Mao y otros, se confrontaba a cada paso con las tcticas de inspiracin sovitica. La sustitucin del campesinado por el proletariado como principal soporte de la revolucin fue un proceso difcil que encontraba resistencia en la poderosa influencia sovitica a travs de los llamados 28 bolcheviques (liderados por Wang Ming y Po Ku) que se haban hecho cargo del PCCh en 1931. Frente a los que consideraban peritos de la perfeccin revolucionaria carentes de la ms mnima experiencia prctica, Mao apostaba por inundar la realidad formando pequeas bases en las aldeas con pequeos ejrcitos que se iran fortaleciendo poco a poco hasta converger en la Repblica Sovitica que el Gran Timonel fundara a comienzos de los aos treinta.

Tras el triunfo de la revolucin, el auxilio de la URSS fue una garanta de supervivencia, pero al PCCh le segua costando entenderse bien con Mosc. Los lderes vencedores de la guerra contra el KMT y el invasor nipn nunca creyeron demasiado en la poltica sugerida desde el Kremlin (ingreso en las filas del KMT, la estrategia urbana, aceptacin incondicional del liderazgo del movimiento comunista internacional, etc.). Bien es verdad que el PCUS ayud mucho al PCCh en los primeros aos, con amplios apoyos reflejados en su primer Plan Quinquenal. Igualmente, la Constitucin de 1954 se bas en la sovitica de 1936 si bien con dos salvedades importantes: la institucin de la presidencia del Estado y el control partidario del poder militar y policial.

Las polticas de los aos cincuenta y sesenta distanciaron a los dos partidos y mientras Mosc pona el acento en la industria, Mao diriga su mirada hacia la agricultura. Tras el XX Congreso del PCUS (1956), Mao visit la URSS por segunda vez y su alejamiento se acrecent. El Gran Salto Adelante precipit la retirada de la ayuda sovitica (1960). Las crticas de Jruschev afectaban tanto al modelo econmico como a las hostilidades con Taiwn o India, que Mosc tampoco apoyaba. Mao, decan algunos, quera llegar al comunismo antes que la URSS. El nacionalismo y el utopismo de la revolucin china jugaban a la contra del entendimiento.

En las discrepancias de los aos sesenta con el PCUS hubo razones de todo tipo. El teln de fondo de la crtica a la desestalinizacin y al revisionismo de Mosc se complet con una interpretacin diferente de la coexistencia pacfica, el deseo del PCCh de participar en la definicin de la lnea poltica general del orbe socialista que era concebida y ejecutada de modo prcticamente unilateral por el PCUS, o la posesin de armamento atmico propio.

Tras largos lustros de intensa polmica, con la adopcin de la poltica de reforma y apertura a un lado, y la perestroika y la glasnost a otro, se apagaron poco a poco los ecos de aquella dramtica confrontacin que tuvo proyecciones trgicas en tantos conflictos internacionales. Recibido en China con honores en 1989, Gorbachov, artfice del deshielo, peda al PCUS menos crticas al rumbo chino y ms atencin a sus xitos.

Pese a las distancias manifestadas por la desigual evolucin del PCCh y del PCUS, la disolucin de la URSS se vivi y se vive an- en el PCCh como un verdadero drama y las lecciones de lo sucedido inspiran el temor a que lo mismo pueda suceder en China. No es de extraar por eso que en Beijing se sigan extremando las cautelas y se analice con lupa cualquier iniciativa de cambio a la luz de un baremo infalible: debilita o refuerza al PCCh?

Xulio Ros es director del Observatorio de la Poltica China

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter