Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-11-2017

Los Zetas, en el corazn del poder pblico

Editorial de La Jornada


De acuerdo con un estudio divulgado por Ariel Dulitzky, ex relator de la ONU y ahora director de la Clnica de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas, el grupo delictivo Los Zetas entreg sobornos a funcionarios de Petrleos Mexicanos (Pemex), de la Comisin Federal de Electricidad (CFE), de la Procuradura General de la Repblica (PGR), as como a los gobernadores de Veracruz y Coahuila y a elementos del Ejrcito Mexicano. El documento se basa en testigos en audiencias penales en Estados Unidos, entre ellos Juan Carlos Hinojosa, que fue contador de esa organizacin criminal, quien habl de entregas de dinero para ganar licitaciones en nombre de empresas que operaban para Los Zetas.

Aunque los testimonios de testigos protegidos deben tomarse con la precaucin debida, los mencionados por el equipo universitario texano corroboran mltiples y desatendidas denuncias sobre la connivencia entre altos funcionarios y los crteles del narcotrfico, y permiten entender el rotundo fracaso de la estrategia de lucha contra la delincuencia adoptada en el sexenio pasado la cual, sin arreglos turbios como los mencionados, resultara difcilmente explicable.

Por ejemplo, no es fcil entender que los grupos dedicados al robo y la comercializacin ilcita de combustibles hayan prosperado sin la complicidad de empleados de alto nivel de Pemex; no sera posible la persistencia de las organizaciones criminales en extensas regiones del pas, de no ser por la inaccin de las autoridades, y esta inaccin slo puede entenderse por la corrupcin de altos mandos de la administracin pblica.

As, pues, los datos de la Universidad de Texas validan innumerables deducciones realizadas desde hace lustros por diversas voces polticas, sociales y acadmicas, y resultan plenamente verosmiles en la medida en que encajan con la pavorosa realidad de la corrupcin en el pas. sta tiene como componente fundamental la penetracin de la delincuencia organizada en el aparato de Estado y particularmente grave en instituciones que tienen la obligacin legal de combatirla, como la PGR, o que la han recibido como un encargo ajeno a su misin constitucional, como el Ejrcito Mexicano, o que tienen una indudable relevancia estratgica, como Pemex y la CFE.

En aos recientes se ha comprobado con datos duros que la severa descomposicin en la administracin pblica no es etrea ni cultural, sino que tiene nombres y apellidos: los escndalos de Grupo Higa, OHL, Odebrecht y los Papeles de Panam.

Las inadmisibles prcticas fiscales de la masiva devolucin de impuestos a un puado de consorcios y las ms recientes filtraciones sobre la utilizacin consuetudinaria de mecanismos offshore por un pequeo grupo de privilegiados habran debido conducir a investigaciones puntuales y exhaustivas, no a mecanismos de simulacin y distraccin de la opinin pblica. Ahora, el panorama de relaciones corruptas entre Los Zetas y distintos mbitos gubernamentales y empresas pblicas confirma la urgencia de emprender un saneamiento sincero, riguroso y a fondo de la corrupcin enquistada en las instituciones.

Porque, una vez conocidos estos datos, es ineludible el hecho de que la venalidad y la descomposicin en diversas entidades gubernamentales se traducen, en una forma mucho ms directa e inmediata de lo que podra pensarse, en zozobra, violencia y muerte para los ciudadanos pacficos y honrados.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2017/11/07/opinion/002a1edi



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter