Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-11-2017

Lo que no dicen los opinlogos
Con Piera Chile ser el Paradise de la oligarqua empresarial y financiera

Leopoldo Lavn Mujica
Rebelin


Mientras que Chile se apresta a elegir un presidente que es un evasor contumaz de impuestos, y un experto en negocios turbios pero que despliega su know how o pericia de manera olmpica bajo la mirada cmplice de los opinlogos del dispositivo meditico de la oligarqua propietaria que lo financia a golpe de millones, la olla se destapa con otra filtracin que revela la extensin y proporciones gigantescas de la corrupcin de la elite mundial y de sus respectivas naciones. Esta vez los documentos que prueban los depsitos y movidas de dinero de los ricos del planeta en parasos fiscales, se les ha llamado los Paradise Papers, despus de los Panam Papers que involucraban a una oficina especialista en lavado de dinero de aqul pas.

Estos expedientes que estaban en manos del bufete Offshore Appleby revelan una vez ms los procedimientos utilizados por la elite mundial para enriquecerse sin trabajar y no cumplir con sus obligaciones legales primordiales. El resultado es el enriquecimiento ilcito y especulativo de estas esta clase parasitaria con estos giros dolosos, gracias a la globalizacin financiera al servicio de este tipo de movidas. Estos escndalos muestran de manera descarnada cmo las elites neoliberales ignoran algo fundamental en un sistema democrtico: que pagarles impuestos al Estado (devolvrselos como tributo a la sociedad en la cual actan como empresarios y propietarios de capital) es un deber ciudadano primordial.

Claro, evitar pagar sus impuestos es un deporte fiscal de lujo para las elites propietarias, deportivas y artsticas. Para eso tienen una cohorte de fiscalistas. Al punto que para justificar sus prcticas corruptas comparan los impuestos que no pagara un almacenero o un dentista (o no pagar el Transantiago), con los millones que evaden los Piera de este mundo; los mismos que lo financian en Chile con contribuciones para su campaa y que figuran en la lista top de los ms ricos de Chile en la revista Forbes.

Este tipo de razonamientos es demasiado complicado para los opinlogos de la prensa derechista.

Pero como siempre, los lacayos mercuriales como Carlos Pea (lea mis explicaciones en nota abajo) se horrorizan cuando el senador Navarro y candidato presidencial, en un foro, le lanza unas cuantas monedas en su cara al candidato de la oligarqua neoliberal (*). De los millones que Piera ha evadido en parasos fiscales y de los millones con que los clanes de la misma oligarqua propietaria le financian la campaa al millonario, ni chus ni mus.

La cantinela derechista consiste en decir que los chilenos viven en el mejor de los mundos posibles. Que son felices consumiendo y endeudados; con salud, educacin y pensiones malas, pero que se arreglarn cuando Chile crezca con Piera (esto ltimo no lo dicen as sino que apelan al crecimiento como una creencia religiosa y gracias a la varita mgica del candidato empresario). Que no hay mejor chichita que con la que se estn curando los chilenos en el siglo XXI gracias a la Transicin I. El corolario de lo anterior es que si los sper ricos chilenos invierten en Piera es porque ste les dar un rendimiento seguro. Cada uno busca su propio inters individual, as se es libre, reza la simplona ideologa pierista y neoliberal que Juan Andrs Fontaine transmite en su columna en El Mercurio.

Y en un pas dnde la justicia permite slo por un estrecho voto de la Suprema que se juzgue a los polticos por dejarse corromper por los que no pagan impuestos, es evidente que Chile con Piera ser el paraso de la oligarqua capitalista propietaria, especulativa y especialista en prcticas corruptas.

--------

(*) Carlos Pea llega al extremo de distorsionar el pensamiento tico de Aristteles en sus columnas al decir que para ste la mayor virtud es la cortesa (es la leccin que le da a Navarro). En otros trminos hay que callarse ante los poderosos y corruptos y rendirles pleitesa. Como l lo hace (el rector de la UDP). Pea ignora que para Aristteles la virtud poltica capital es la prudencia. Pero pdale ser prudente a Piera el imprudente por excelencia, dominado por su pulsin incontrolable por la acumulacin de dinero. Cuya felicidad, compartida por la oligarqua, que le hace el regalo de financiarle la campaa a condicin de que una vez en el gobierno vele por ella en su conjunto y pos sus intereses. Todos estos escndalos financieros y las prcticas de la elite propietaria y neoliberal muestran que la imprudencia es un comportamiento normal que le permite infringir las reglas para ganar dinero. Aqu s que se esconde y se teje el da a da de millones.





Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter