Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-11-2017

Gurriel y la bandera cubana

Jess Arboleya
Progreso Semanal


Al terminar el ltimo juego de la llamada Serie Mundial de Bisbol de Estados Unidos ocurri un hecho poco esperado, el pelotero Yulieski Gurriel celebr el triunfo de su equipo arropado por una bandera cubana.

Segn me cont un amigo, ello despert el aplauso de los fanticos que se reunan en un lugar de La Habana para presenciar el juego en vivo y una emocin similar, aunque en la intimidad del hogar, la sintieron millones de cubanos que vieron el partido un da despus por la TV nacional.

Se haban sentido reflejados en la victoria de algo tan ajeno como un equipo de Texas y fue as gracias al gesto de este muchacho que segua siendo el Yuli para ellos.

Despus de una brillante carrea, Yulieski Gurriel abandon Cuba junto con su hermano menor, otro prospecto de la pelota cubana, el 8 de febrero de 2016, una vez terminada la Serie del Caribe en Repblica Dominicana. A pesar del sensacionalismo que rode el acontecimiento -fuga del hotel en autos militares dominicanos, traslado clandestino a Hait y aparicin en Miami-, es una historia bastante comn para la mayora de los 23 cubanos que hoy juegan en las Grandes Ligas norteamericanas.

Cuba tiene poco que hacer para contrarrestar esta hemorragia constante de sus mejores peloteros, toda vez que debe competir en desventaja con el prestigio, la fama y los enormes ingresos que ofrece el bisbol norteamericano, especialmente en una poca en que la comercializacin del movimiento deportivo ha superado las barreras nacionales y ticas que antes lo limitaban.

Se trata de un robo de talentos mucho ms grave que el que ocurre en cualquier otra parte del mundo, toda vez que Cuba efectivamente ha invertido en el desarrollo integral de estos atletas, pero no es un fenmeno muy distinto a lo que est ocurriendo con muchos jvenes cubanos. Su causa fundamental es la misma: Cuba produce un talento, en este caso deportivo, que el pas no puede retribuir a plenitud y el mercado se aprovecha de ello. A esto se suma que emigrar no tiene las connotaciones polticas que tena antes. Cuesta trabajo convencer a estos jvenes que jugar pelota en cualquier parte constituye un acto antipatritico, aunque el paquete de la desercin casi siempre incluye alguna que otra declaracin poltica y estn obligados a firmar contratos que les prohben jugar en Cuba o beneficiar al pas con sus ingresos.

Tampoco el pueblo cubano los percibe de una manera negativa y el triunfo de sus peloteros en cualquier parte contina siendo una fuente de orgullo nacional. En esto radica el impacto del gesto de Guriel con la bandera. Es una demostracin de que el amor por Cuba est presente de manera abrumadora en los miles de cubanos que hoy viven en todo el mundo.

Debe ser visto como una fortaleza de la nacin que permite abrir caminos en una poltica ms inclusiva respecto a la emigracin y sus relaciones con la sociedad cubana, hasta llegar a convertirlo en un fenmeno normal, lo que se denomina la circularidad migratoria, para lo cual se requiere importantes modificaciones de las normas existentes.

A ms corto plazo, es un sentimiento que potencia la posibilidad de atenuar los efectos ms negativos de la salida del pas de aquellos jvenes que tanto pueden contribuir a su desarrollo. Incluso en la pelota, basta revisar lo que en febrero pasado declar el propio Gurriel a Play Off Magazine:

La verdad es que siempre se extraa, uno nunca va a olvidar todos esos grandes momentos que vivi en el bisbol cubano. No pierdo la esperanza de regresar algn da al pas que me vio nacer y al que le debo todo lo que soy para representar con orgullo, una vez ms, la camisa de las cuatro letras.

Contra esa manera de pensar, comn en la mayora de los cubanos que andan por el mundo, no puede, a la larga, ninguna poltica norteamericana, pero hay que acabar de entenderlo.

Fuente: http://progresosemanal.us/20171106/gurriel-la-bandera-cubana/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter