Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-11-2017

Alguien esperaba de EEUU un cambio real y limpio de su poltica hacia Cuba?

Patricio Montesinos
Rebelin


Voy a comenzar esta nota con una reflexin de Fidel Castro que subraya lo siguiente: An cuando un da mejoraran las relaciones entre Cuba Socialista y el imperio, no por ello cejara ese imperio en aplastar a la Revolucin Cubana

Pero, el lder histrico de la mayor de las Antillas dijo ms en un discurso por el XXXII aniversario de las Fuerzas Armadas y del desembarco del Granma, celebrado en la habanera Plaza de la Revolucin en 1988: el imperio no oculta destruir nuestro proceso revolucionario, lo explican los defensores de su filosofa, acot.

Fidel, uno de los ms grandes conocedores de Estados Unidos en la historia contempornea, expres entonces que hay algunos tericos de la vecina potencia del Norte que han sido partidarios de que Washington realizara cambios en su poltica hacia Cuba para penetrarla, debilitarla y destruirla, si es posible, incluso, pacficamente.

Agreg en aquella intervencin que otros piensan que mientras ms beligerancia se le d al decano archipilago caribeo, ms activo y efectivo ser en sus luchas en el escenario de Nuestra de Amrica y del mundo.

El Comandante en Jefe, como le dirn siempre sus compatriotas y millones de agradecidos en la humanidad, augur que mientras exista el imperio, el pueblo cubano nunca podr bajar la guardia, ni descuidar su defensa.

Los hechos confirman lo asegurado por Fidel hace casi tres dcadas. El demcrata expresidente norteamericano Barack Obama, y sus cercanos tanques pensantes, pretendan destronar a la Revolucin Cubana de forma pacifica, con cantos de sirena, pero, claro, sin levantar definitivamente el criminal bloqueo que Estados Unidos le impone a la Isla en los ltimos casi 60 aos.

Ahora, el actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, torpe y agresivo como sus asesores anticubanos, escogi nuevamente el camino errado y frustrado de la confrontacin, con tonos discordantes de los viejos tiempos de la llamada Guerra Fra, y acaba de poner en vigor nuevas medidas que arrecian la guerra econmica, comercial y financiera contra la mayor de las Antillas.

El propsito ha sido y ser siendo el mismo: ahogar a la Revolucin Cubana porque desde su triunfo, el 1 de enero de 1959, representa un paradigma para los pueblos de la Patria Grande y del mundo, y uno de los mayores obstculos para los intereses hegemnicos de Washington en este hemisferio.

Los sucesivos regmenes de turno de Estados Unidos han pretendido desaparecer de la faz de la tierra el ejemplo solidario, altruista, digno, pacfico, y de resistencia de Cuba, y por supuesto ninguno lo ha conseguido.

Tampoco Trump, y quienes vengan detrs, lo podrn hacer. Por el contrario, pueden estar seguros que el archipilago caribeo continuar su prolongado batallar frente a las agresiones de Washington, al mismo tiempo de estar dispuesto a dialogar y convivir pacficamente con su poderoso vecino del norte, siempre y cuando se respete su soberana, independencia y principios.

De Cuba s todos podemos esperar con seguridad que nunca claudicar, no as de un honesto y verdadero cambio de la poltica de Estados Unidos hacia la nacin antillana.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter