Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-11-2017

Guatemala
Cuando los despojados de CODECA desalambran la finca

Ollantay Itzamn
Rebelin


Hace unos das atrs, en vsperas del Da de los Difuntos, los narcofinqueros que usurpan tierras mayas, en el Departamento de Izabal, expulsaron violentamente a decenas de familias mayas qhechs, de dichas tierras, como si stos fuesen muertos en vida. Y, lo ms vergonzoso, con el auxilio del Estado y el silencio de la ciudadana.

Horas despus, comunidades indgenas y campesinas, organizadas en resistencia, articuladas en el movimiento del Comit de Desarrollo Campesino (CODECA), taparon todas las arterias camineras del pas exigiendo la renuncia del gobierno corrupto y de todos los diputados del Congreso de la Repblica, y convocando a un proceso constituyente popular y plurinacional para fundar un Estado Plurinacional en Guatemala.

Este movimiento indocampesino que se mueve como multitudes de hormigas auto organizadas y auto financiadas, de manera simultnea y persistente, en este momento, se ha convertido en un incmodo actor para la obtusa oligarqua, y en un tbano incisivo para la Guatemala acostumbrada a dormitar.

En lo que va del mes de noviembre, en el Departamento de Quich, asesinaron a Antonio Prez de Len, defensor comunitario de CODECA, cuando ste se diriga a participar en el ltimo Paro Nacional, e intentaron asesinar (y dejaron semi muerto) a Jacinto Brito, defensor coordinador de CODECA en el rea Ixil. El defensor comunitario Vicente Caldern, en plena accin colectiva de protesta, y delante de la Polica Nacional Civil, fue arrollado por un empresario del lugar con motorizado blindado, en el Departamento de Izabal, durante el segundo da del ltimo Paro Nacional.

La sistemtica criminalizacin (procesos penales maoso en contra de defensores), es otro de los modus operandi que utilizan los criminales antisujetos para desactivar-adoctrinar-someter a indgenas y campesinos desobedientes que estn rompiendo los cercos de la finca llamada Guatemala.

Qu hace que CODECA rompa los cercos de la finca?

Lealtad a las comunidades antes que a la cooperacin internacional. Mientras el resto de las organizaciones indgenas campesinas, con la firma de los Acuerdos de Paz (1996), se congregaban en la ciudad capital para disputarse la ayuda al desarrollo, las y los defensores de CODECA optaron por sus milpas y comunidades. Y, fruto de esa perseverancia estoica de 25 aos de organizacin-concientizacin-movilizacin-autogestin, ahora, se ha convertido en el Moiss maya que intenta encaminar a los pueblos por el xodo libertario postergado.

Claridad ideolgica y poltica. Las y los defensores principales de CODECA optaron por la construccin del poder local (asambleario) antes que la agenda de la incidencia/gobernabilidad promovida por el Fondo Monetario Internacional/Banco Mundial.

Esa claridad poltica los mantuvo en la perseverancia de apostar (contra corriente) por cambios estructurales desde las comunidades. No estuvieron del todo satisfechos con los limitados contenidos de los Acuerdos de Paz que ya quedaron en el recuerdo.

Por eso, en su asamblea nacional del 2016, consensuaron (lo que ya venan trabajando desde 2012) impulsar el proceso constituyente popular y plurinacional para la creacin del Estado Plurinacional. Y, al mismo tiempo, acordaron crear un instrumento poltico propio para disputar el poder electoralmente.

Capacidad de resiliencia. El desprestigio meditico y la criminalizacin fueron constantes para convertir a CODECA, en el imaginario colectivo nacional, en una organizacin criminal.

Incluso el defenestrado gobierno de Otto Prez Molina cre la unidad de Fiscala Anticodeca (contra el hurto de fluidos), pero, hasta el momento, no existe ningn integrante del movimiento encarcelado. En 2014, secuestraron y encarcelaron nada menos que a los principales defensores del movimiento. Y, la ONU, determin dicho abuso como detencin arbitraria.

Pero, ante la sistemtica criminalizacin, indgenas y campesinos se autoproclamaron defensores comunitarios de derechos. Y ante el desprestigio meditico, indgenas y campesinos con mnimo grado de escolaridad se asumieron como comunicadores comunitarios de derechos desde la Internet. Y all van, convirtiendo las desventajas en ventajas. Rompiendo el alambrado del cerco meditico.

Austeridad y cultura de autosostenimiento. Ninguna agencia de cooperacin asentada en Guatemala apoya a CODECA, pero tampoco este movimiento cuenta con equipo tcnico de planilla. Son los mismos [email protected] profesionales de defensores campesinos quienes aportan en la gestin y administracin a cambio de asignaciones casi simblicas.

Cada [email protected] aporta mensualmente para el movimiento el monto de Q.3. Son las comunidades quienes sostienen todas las actividades del movimiento. Por eso CODECA avanza sin prisa, ni pausa.

Formacin asamblearia permanente. Bajo los rboles o en los corredores de viviendas realizan sendas asambleas formativas para el ejercicio y defensa responsable de sus derechos.

La organizacin nos abri los ojos, afirman con gratitud. Quizs por ello, indgenas y campesinos tradicionalmente habitados por el miedo se atreven, ahora, no slo a resistirse a pagar las facturas abusivas de energa elctrica (exigiendo la nacionalizacin de este servicio), sino que afirman no tenemos Estado. Esos corruptos no nos representan. Y, en consecuencia, proponen e impulsan un proceso constituyente plurinacional, incluso cuando en las ciudades, y para la izquierda poltica neoliberal, esa propuesta sobrepase las capacidades de comprensin

As es cmo van rompiendo el alambrado de esta finca llamada Guatemala. Desde los lugares menos sospechadas, de abajo hacia arriba, del campo hacia la ciudad.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter