Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-11-2017

Cul es el verdadero motivo que lleva a Montoro a intervenir las cuentas del Ayuntamiento de Madrid?

Eduardo Garzn
La Marea


Cmo es posible que Montoro haya decidido intervenir las cuentas de un ayuntamiento que tiene ms de 1.000 millones de supervit y que ha reducido la deuda un 40% en apenas dos aos? Lo lgico en principio es pensar que una intervencin de las cuentas tiene sentido cuando su administracin responsable tiene problemas econmicos, pero no es el caso del Ayuntamiento de Madrid. Entonces?

La explicacin oficial del Ministerio radica en que el Ayuntamiento de Madrid, aunque tenga supervit y reduzca deuda, incumple la Regla de Gasto. Esta Regla naci en 2012 con la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera (LOEPSF) -que es el desarrollo del reformado artculo 135 de la Constitucin Espaola- y su razn de ser es limitar la cantidad de gasto que puede registrar una administracin pblica. Ese lmite no tiene nada que ver con los ingresos (como podra parecer lgico, para no gastar ms de lo que se ingresa), sino que queda fijado en funcin del crecimiento estimado de la economa espaola (la estimacin la realiza el Ministerio y, por cierto, raramente acierta con ella). Por lo tanto, esta Regla suele provocar que el gasto de las administraciones sea menor que los ingresos, para que as quede suficiente dinero sin gastar, engrose el supervit y pueda ser utilizado para pagar deuda a los bancos. se es el objetivo de la Regla de Gasto (recordemos, hija del artculo 135 de la Constitucin): priorizar el pago de la deuda frente a cualquier otro tipo de gasto pblico.

Por lo tanto, lo que el Ministerio est criticando del Ayuntamiento de Madrid no es que tenga las cuentas saneadas (que a todas luces las tiene), sino que haya incrementando tanto la inversin y el gasto social y provocado por lo tanto una notable reduccin del supervit y del dinero que se paga a la banca. Pero es que en esto consista el proyecto econmico que Ahora Madrid recoga en su programa electoral y que est aplicando exitosamente: priorizar -a diferencia de lo que ocurra con gobiernos del PP- la gestin honesta y eficaz de los recursos pblicos con el objetivo de maximizar el bienestar de la ciudadana madrilea. Poner la economa al servicio de la gente y no de los bancos. Para ello es preciso utilizar el dinero del Ayuntamiento en aras de incrementar las inversiones y el gasto social, que en slo dos aos han crecido un 102% y un 74%, respectivamente. Evidentemente, todo ese dinero que se utiliza en mejorar la ciudad es dinero que dejas de tener en la cuenta bancaria, que dejas de utilizar para engrosar el supervit y que dejas de utilizar para pagar deuda a los bancos.

Pero lo cierto es que el Ayuntamiento de Madrid no es la nica administracin que incumple esta particular regla. De hecho, la administracin de cuyas cuentas es responsable el ministro Montoro, la administracin central, ha incumplido sistemticamente esta regla (con la excepcin de 2016, y debido a un cambio de metodologa). Lo mismo ocurre con muchas comunidades autnomas y otros muchos ayuntamientos. Entonces, por qu esa evidente obsesin del Ministerio con Madrid, que le ha llevado por primera vez en la historia a intervenir las cuentas de un ayuntamiento por este motivo?

Muy fcil: porque el supervit del Ayuntamiento de Madrid es el ms voluminoso de todos y es el que ms necesita Montoro para presentar unas cuentas bonitas en Bruselas.

La clave es que cuanto ms supervit tenga el Ayuntamiento de Madrid, ms dficit pblico puede tener la administracin central que gestiona Montoro. Esto es as porque Bruselas no mira las cuentas de cada una de las administraciones sino que mira las cuentas del conjunto de ellas. El supervit de Madrid sirve para maquillar las maltrechas cuentas de Montoro, y por eso ste se niega a que el Ayuntamiento de la capital reduzca su supervit para invertir en infraestructuras o incrementar la inversin social. Es decir, no se trata de un castigo al Ayuntamiento por no manejar bien sus cuentas, sino que es una maniobra para aprovecharse del supervit de la capital. Montoro puede permitir que un pequeo ayuntamiento se salte la Regla de Gasto y pierda algunos millones de supervit, pero no puede permitir perder los casi 1.000 millones de euros de Madrid. Sobre todo porque permitirlo podra hacer que el ejemplo de Madrid fuese imitado por tantas otras administraciones, y es que el conjunto de las corporaciones locales registra un supervit superior a los 7.000 millones de euros que Montoro necesita como el comer!

Ni que decir tiene, adems, que en todo este movimiento tambin hay una cuestin poltica de enorme calado: el Ministerio est encantado de poner palos en las ruedas a un ayuntamiento que est demostrando que hay alternativas a las polticas de austeridad. El gobierno de Ahora Madrid ha puesto ya de manifiesto que se pueden sanear las cuentas al mismo tiempo que pones la economa al servicio de la mayora social y no de los bancos. Los fanticos de la austeridad, entre los que se encuentra Montoro, no pueden permitir que este ejemplo triunfe y se difunda, y por eso estn tratando por todos los medios que su proyecto poltico no prospere.

Pero el Ministerio se ha extralimitado en sus competencias, y es lo que el gobierno de Ahora Madrid est utilizando en los tribunales para defenderse de los ataques polticos de Montoro. Resulta que -tal y como explica la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, AIReF- la Regla de Gasto espaola es mucho ms restrictiva que la Regla de Gasto de la Unin Europea porque sta se aplica sobre el conjunto de las administraciones y no sobre cada una de ellas y adems ni siquiera es de obligado cumplimiento. Pero es que hay ms: el Ministerio est realizando una interpretacin de la Regla de Gasto que no viene recogida en la legislacin que fue aprobada en el Congreso de los Diputados, sino que se apoya en una orden ministerial que no tiene carcter normativo y que excede los criterios que la ley establece para la Regla de Gasto. Es decir, que existe una discrepancia de interpretacin de la Regla de Gasto entre el Ministerio y el Ayuntamiento que tendrn que dirimir los tribunales.

Veremos en qu acaba la cosa.

Eduardo Garzn es asesor de economa en Ayuntamiento de Madrid

Fuente: http://www.lamarea.com/2017/11/09/cual-es-el-verdadero-motivo-que-lleva-a-montoro-a-intervenir-las-cuentas-del-ayuntamiento-de-madrid/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter