Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-11-2017

Hay que impedir la evolucin del huevo de la serpiente en la Argentina

Jos Luis Lens Fernndez
Rebelin


Asistimos hoy a un plan diablico del Contubernio1 que nos gobierna, ante una sociedad anestesiada, desarmada e inerme. El plan es diablico porque est calculado y planificado con perversidad y capacidad de ejecucin. Claro que, su complemento imprescindible es una sociedad que, mayoritariamente, est anestesiada, es polticamente ignorante, no tiene capacidad de reaccin y se encuentra inerme, lo que qued plasmado claramente en el resultado de las ltimas elecciones, un espaldarazo a un gobierno cuyos intereses son completamente contrarios a los de esa mayora que lo convalida en las urnas. Una mayora que, nos sorprenda o no, vota a su verdugo. Es cierto que el modelo de la democracia liberal formal sirve hoy mucho ms a la oligarqua que al pueblo, lo que nos hace pensar que si nos quedamos en el terreno poltico-electoral, la posibilidad de hacerle mella al Contubernio que nos gobierna, es cada vez menor pero, por otro lado, no debemos descuidar el tema poltico-electoral, porque el apoyo de la ciudadana en las urnas le limpia el camino a este gobierno para hacer efectivas dos de sus grandes necesidades: 1) Obtener la legitimidad de la poblacin, esto es, su consenso para realizar el ajuste brutal y 2) Darle una clara seal al mercado de que va a pagar la deuda inmensa que est contrayendo.

El apoyo electoral, que no fue mayoritario, porque ms del sesenta por ciento de la poblacin votante no respald al gobierno, sin embargo le dio el margen de legitimidad suficiente para sentirse fuerte para desatar su shock ajustador. Con un casi cuarenta por ciento de los votos, la hegemona total de los medios monoplicos, una oposicin fragmentada (el sesenta por ciento que no los vot), los jueces y la principal fuerza sindical disciplinados a partir del miedo a los carpetazos, estn dadas las condiciones, por lo menos en una primera instancia, para imponernos el ajuste brutal.

El plan tiene claros contenidos mafiosos porque su eje es el disciplinamiento a partir del miedo. Es notable su efecto sobre el Poder Judicial. Los jueces se someten al servicio del Contubernio mafioso, con lo cual literalmente desaparece el Estado de Derecho, porque ya no podemos hablar de independencia de los poderes y, entonces, debemos decirle adis a la Repblica. Se vacan de significado los conceptos de Democracia, Repblica y Estado de Derecho. Entramos, de hecho, en un rgimen de excepcionalidad institucional, el prembulo de un sistema dictatorial.

Este disciplinamiento tambin es aplicado a los sindicalistas. Mediante todo tipo de amenazas, los burcratas sindicales son llevados lo que no los disculpa de su traicin a la causa de los trabajadores- a pactar y colaborar con los planes del gobierno. En este caso acordando los ejes del ajuste brutal: la mal llamada flexibilizacin laboral, el ajuste previsional y la reforma impositiva.

Para la poblacin tienen la manipulacin. Mientras se aplica el ajuste brutal, la sociedad es distrada mediante los shows mediticos montados en la hiptesis del combate a la corrupcin del gobierno anterior. A travs de verdaderos linchamientos mediticos, las principales figuras del gobierno anterior son juzgadas y encarceladas violando las normas establecidas por jueces sometidos a las rdenes del Contubernio. Estamos, sin duda, en la etapa del huevo de la serpiente2, esto es, incubando una verdadera dictadura con fachada democrtica, Y no queremos ms dictaduras, ya tuvimos suficientes. De nosotros depende, entonces, impedir el intolerable atropello del Contubernio al pueblo y a la Nacin argentina.

Est ms que claro, que el logro de los ajustes brutales requiere de la anulacin del Estado de Derecho. Antao, la oligarqua lo logr promoviendo los golpes cvico-militares, cuya primera accin siempre fue la suspensin del Estado de Derecho, cerrando el Congreso, prohibiendo los partidos polticos y guardando las urnas. Hoy, una sociedad que fue perdiendo su espritu crtico y cultura poltica, mientras los medios de comunicacin se concentraban hegemnicamente, le permite a la oligarqua anular el Estado de Derecho en el marco de una fachada democrtica. Ayer nos robaban la democracia mediante golpes cvico-militares. Hoy nos la roban mediante contubernios como el que nos gobierna, con la colaboracin de un conjunto de periodistas y comunicadores mercenarios hegemnicos, burcratas sindicales y legisladores y gobernadores pseudo peronistas y el silencio cmplice de una gran parte de la poblacin.

La resistencia contra la opresin de la oligarqua que debemos organizar ya, no tolera el dique partidario y nos reclama a gritos la bsqueda imperiosa de la unidad de todo el bloque de los que ideolgicamente estamos parados del lado de los dominados. Peronistas, kirchneristas, radicales, socialistas, izquierdistas, todos los que estamos parados en la vereda popular tenemos que unirnos en frente muy amplio para abortar la evolucin del huevo de la serpiente. Esto es lo que nos reclama la hora, por lo que no hay cabida para los personalismos y las mezquinas luchas internas entre fracciones. Tenemos que trazar una lnea muy clara entre los que estn con la avanzada oligrquica, con los colaboradores del gobierno y los escurridizos dadores de gobernabilidad y los que tenemos claro que en esta jugada, si no reaccionamos a tiempo, volvemos a perder la democracia y, junto con ella, los derechos conquistados, el nivel de vida conseguido por las mayoras populares y la dignidad por la que venimos luchando todo el tiempo.

Notas:

1  El Contubernio est conformado por Cambiemos, el Grupo Clarn y los jueces de Comodoro PY.

2 El huevo de la serpiente es una expresin que se hizo popular a finales de los 70 y principios de los 80 del siglo pasado y que an hoy se utiliza. Proviene del ttulo de una pelcula de Igmar Berman estrenada en 1977. En ella, uno de los personajes, el Dr. Vergerus, dice Cualquiera puede ver el futuro, es como un huevo de serpiente . A travs de la fina membrana se puede distinguir un inocente reptil ya formado. La pelcula trascurre en los aos 20 en Alemania, donde ya se intua el auge de los totalitarismos nazis. Pero la paradoja estaba en que, a pesar de que todo el mundo era capaz de verlo, incluso con cierta simpata, nadie imaginaba las terribles consecuencias finales. Hoy nos est pasando algo similar. Con la falsa hiptesis de que los funcionarios del gobierno anterior se robaron todo, estn logrando que la poblacin sienta simpata por un gobierno que, mediante mtodos mafiosos est destruyendo el Estado de Derecho con fines inconfesables. La serpiente est tomando forma y si no abortamos su evolucin a tiempo, crecer y nos devorar. Lograrlo depende de cada uno de nosotros. No es posible eludir la responsabilidad que nos cabe en esta hora de nuestra Patria.

Jos Luis Lens Fernndez es Doctor en Filosofa (UNED) y Profesor de Ciencias Polticas (Universidad Nacional de Buenos Aires)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter