Portada :: Opinin :: 2017, cien aos de la revolucin rusa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-11-2017

Revolucin de Octubre, ascenso de los oprimidos

Yahir Contreras
Rebelin


La verdad es siempre revolucionaria. Lenin

 

La ms profunda transformacin social en la historia de la humanidad acaeci hace cien aos en Rusia. Triunf en octubre de 1917, pero en estricto se celebra el 7 de noviembre a causa de la diferencia de das entre los calendarios juliano y gregoriano.

En Rusia naci la primera experiencia de una sociedad conducida por los de abajo con un sentido colectivo, socialista. Desde la Revolucin Francesa de 1789 la sociedad no se haba impactado en semejante magnitud. En Pars naci la sociedad conducida por la burguesa y se rompi el dique feudal en pos del capitalismo que perdura hasta nuestros das.

Con la Revolucin de Octubre, por primera vez en la historia, los oprimidos asumieron el poder poltico conducidos por los revolucionarios dirigidos por Vladimir Ilich Ulianov, conocido en la historia como Lenin. Los oprimidos derrocaron el gobierno provisional que haba apoderado del poder luego de defenestrar al zarismo. Los Soviets de obreros, soldados y campesinos asumieron todo el poder el 7 de noviembre (25 de octubre) bajo la conduccin de los bolcheviques. La insurreccin popular triunf rpidamente despus de la intentona de febrero de ese ao, que llev al gobierno provisional a diversos actores vacilantes que queran avanzar sin rupturas, conciliando con los reaccionarios de los partidos burgueses. Los revolucionarios rusos asumieron la tarea de direccin y con la alianza obrero-campesina hicieron realidad su consigna: Todo el Poder a los Soviets!

La tarea revolucionaria era titnica: construir un orden nuevo, el socialismo, que vislumbraba alcanzar la igualdad social como lo preconizaron Marx y Engels unas dcadas antes. Rusia era un pas atrasado, feudal, con incipiente capitalismo, en guerra con Europa y Asia, el zarismo estaba en crisis y la revolucin alcanzo tierra frtil. La burguesa europea -Alemania en particular y las vetustas monarquas-, se aterrorizaron de saber que en Rusia se empezaba a construir un orden nuevo, socialista, que cuestionaba su podero, que derrua el sistema capitalista con la clase obrera al frente, hombro a hombro con soldados y campesinos. La reaccin no se hizo esperar y todos los regmenes europeos se aliaron para sabotear la nueva Rusia y desataron la guerra civil en la periferia con la creacin del Ejrcito blanco para intentar retomar el poder sovitico sustentado y defendido por el Ejrcito Rojo. Los primero aos fueron intensos de conmocin social, de avances y retrocesos, de intentonas contrarrevolucionarias. Paz, pan y tierra era la consigna del poder sovitico para satisfacer a la masa obrero-campesina que se haba tomado, al fin, el poder.

Los primeros decretos del gobierno sovitico vislumbraban la revolucin: se orden el horario laboral de ocho horas, se garantiz la propiedad de la tierra para los campesinos, se declar obtener la paz con Alemania, se inici el plan de alfabetizar a toda la poblacin, se consagraron los derechos de los pueblo de Rusia y del derrocado imperio zarista bajo el principio de la autodeterminacin, se promulg la igualdad legal de los sexos, se sustituyeron los entes de justicia por nuevos bajo directrices revolucionarias, se abolieron los ttulos y rangos sociales, se separ la iglesia del Estado, se expropiaron los bienes de las iglesias y pasaron a manos estatales, as como la educacin en general. Se dot de vivienda a los desposedos de las ciudades. Se nacionalizaron las industrias y los bancos, se desconoci la deuda contrada por el zarismo. Un mundo nuevo haba nacido: se consum una revolucin democrtico-burguesa pero dirigida por revolucionarios que tenan en mente construir la utopa en este mundo, erigir a la brevedad una nueva sociedad: el socialismo. La nueva Constitucin consagr en 1918 el nuevo orden: por primera vez en la historia los oprimidos gobernaban un pas y asuman el control de las instituciones y del poder en la Repblica Socialista Federativa Sovitica de Rusia.

La genialidad de Lenin traz el derrotero, la continuidad de la revolucin: el sistema capitalista es un hueso duro de roer y la economa es un serio problema: socializar la agricultura, la produccin industrial, la pequea produccin era un paso que requera de mtodo para no colapsar. Para ello, el lder traz la Nueva Economa Poltica (NEP) que permitiera una transicin de la produccin neta capitalista y feudal a una socialista. Durante esos aos, hasta la muerte de Lenin en 1924, la tarea fue cumplida y se sentaron las bases del socialismo, tarea que se emprendi bajo los planes quinquenales, que planificaron desde el Estado toda actividad econmica estratgica. En 1922 se haba fundado la Unin de Repblicas Socialistas Soviticas que resolva la relacin entre naciones dismiles en una asociacin que perdur hasta 1991 con la disolucin de la URSS y la restauracin del capitalismo.

Durante la dcada de los 20 y 30 la Unin Sovitica ciment una produccin industrial conducida por el Estado, se moderniz la agricultura bajo las cooperativas campesinas (koljoses) y la produccin agrcola del Estado (sovjoses). En el mbito poltico, la ausencia de Lenin desat intensas polmicas que terminaron con la ruptura entre dos alas dirigidas por Trotski y Stalin, respectivamente. Pese a los juicios tendenciosos que distorsionan la historia (los errores de Stalin, la persecucin de este a Trotski, las purgas intra-partidistas, los excesos de la colectivizacin forzada) el gran logro es innegable e imborrable: la Unin Sovitica se convirti en una potencia poltica, econmica y militar que jug su decisivo papel en la Segunda Guerra Mundial, la Gran Guerra Patria. Sin la URSS la derrota de la Alemania nazi y los fascistas europeos hubiera sido muy difcil. La historia que se cuenta en estos tiempos pretende dar a Estados Unidos la victoria que el Ejrcito Rojo labr desde su resistencia por la incursin militar nazi que lleg a las puertas de Mosc, hasta la toma de Berln por tropas soviticas el mayo de 1945.

La Revolucin Rusa de 1917 marc la humanidad para siempre: pese a las derrotas de la revolucin acaecidas en Europa y diversos pases del orbe a lo largo del siglo XX, un mundo sin capitalismo es posible, un mundo gobernado por los oprimidos es posible . La penetracin de la ofensiva ideolgica desde la ltima dcada de la centuria pasada y lo que va del siglo XXI, pretende hacer creer que el neoliberalismo capitalista es invencible y que no hay esperanza. Los caminos de la historia nunca se vieron libres de obstculos y derrotas de las causas ms nobles. El futuro de la humanidad pende de un hilo sostenido por el Capital, que fiel a su esencia pretende vendernos la idea de su triunfo definitivo.

Estamos al borde de la desaparicin de la humanidad y la civilizacin por las desgracias capitalistas: destruccin acelerada del medio ambiente por la explotacin despiadada de la tierra y todos los recursos naturales no renovables, desigualdad social incontenible que se denota en la periferia y en las metrpolis, pauperizacin de grandes masas de poblacin mundial de siete mil 600 millones de habitantes, migracin desesperada a Europa, entre otra desgracias. Y al frente, desde el poder, a nivel mundial y en la mayora de pases, una clase minoritaria, la burguesa que manda desde los centros imperiales y tiene sus vasallos en cada pas colonizado o recolonizado.

La Gran Revolucin de Octubre, a un centenario de su triunfo, es un faro que an marca el derrotero. Ni los medios y la clase dominante pueden ignorarla: se preocupan por academizarla y presentarla como el pasado que no volver, como su pesadilla que ya pas. El siglo XXI alberga esperanzas como Cuba y Venezuela y varios gobiernos progresistas en Nuestra Amrica. Nada es eterno es este mundo, la fuerza de los oprimidos se levantar como los Soviets de hace un siglo. La humanidad necesita nuevos rebeldes soviets o la inminente destruccin nos hundir en la aniquilacin. Lenin an est presente con sus libros y su conduccin. Los humildes, los de abajo, tienen que tomar la palabra antes de que sea demasiado tarde. La Revolucin es necesaria antes que el sistema capitalista nos borre del universo para siempre.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter