Portada :: Mundo :: China
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-11-2017

Xi toma el control total del futuro de China

Michael Roberts
Michael Roberts (Blog)




Xi Jinping ha sido consagrado como lder ms poderoso de China desde Mao Zedong despus de que un nuevo legado de pensamiento poltico con su nombre fuese incluido en los estatutos del Partido Comunista. La simblica medida se produjo el ltimo da del XIX Congreso, que dur una semana en Beijing, en el que Xi se ha comprometido a dirigir la segunda mayor economa del mundo hacia una nueva era de poder e influencia internacionales.

En la ceremonia de clausura en el Gran Saln del Pueblo de la poca de Mao, se anunci que el pensamiento de Xi sobre el socialismo con caractersticas chinas para una Nueva Era quedaba inscrito en los estatutos del partido. El Congreso acuerda por unanimidad que el pensamiento Xi Jinping ... constituye [una de] las guas de accin del partido en su constitucin, afirma una resolucin.

Al mismo tiempo, se anunci el nuevo Comit Permanente del Politbur de siete miembros. Todos estos lderes supremos tienen ms de 62 aos y por lo tanto no sern elegibles para convertirse en secretario general del partido dentro de cinco aos. Lo que significa con toda seguridad que Xi tendr un tercer mandato, algo sin precedentes, como lder del partido hasta 2029 y as seguir a la cabeza de la mquina de estado chino toda una generacin.

Lo que esto me dice es que, bajo Xi, China nunca iniciar el desmantelamiento del partido y la mquina del estados para desarrollar una 'democracia burguesa' basado en una economa de mercado plena y capitalista. China seguir siendo una economa fundamentalmente dirigida y controlada por el estado, con los sectores claves' de la economa de propiedad pblica y controlada por la elite del partido.

Las empresas extranjeras no encuentran esta perspectiva atractiva, como era de esperar. En una encuesta de enero entre 462 empresas de Estados Unidos de la Cmara Americana de Comercio en China, el 81 por ciento dijo que se sentan menos bienvenidos en China, mientras que ms del 60 por ciento tienen poca o ninguna confianza de que el pas abrir an ms sus mercados en los prximos tres aos.

De hecho, China sigue ocupando el puesto 59 entre los 62 pases evaluados por la Organizacin para la Cooperacin y el Desarrollo Econmico en trminos de apertura a la inversin extranjera directa. Al mismo tiempo, la IED es cada vez menos importante para la economa: en 2016 represent poco ms del 1 por ciento del PIB de China, por debajo del 2,3 por ciento en 2006 y un 4,8 por ciento en 1996.

Una causa de preocupacin an mayor para las multinacionales son los planes de Beijing para replicar tecnologas extranjeras y apoyar a sus campeones nacionales que puedan exportarlas globalmente. Un programa puesto en marcha en 2015, llamado Hecho en China 2025, tiene como objetivo hacer que el pas sea competitivo dentro de una dcada en 10 industrias, incluyendo aviones, vehculos de nueva energa, y la biotecnologa. China, bajo Xi, tiene como objetivo no slo ser el centro manufacturero de la economa mundial, sino tambin ocupar un lugar destacado en innovacin y tecnologa para competir con los EEUU y otras economas capitalistas avanzadas dentro de una generacin.

Beijing tiene como objetivo impulsar la cuota de robots de fabricacin nacional a ms del 50 por ciento de las ventas totales en 2020, que fue ya del 31 por ciento el ao pasado. Las compaas chinas como E-Deodara Robot Equipments, Siasun Robot & Automation y Anhui Efort Intelligent Equipments aspiran a convertirse en multinacionales, desafiando a compaas similares como ABB Robotics de Suiza y la japonesa Fanuc por el liderazgo en un mercado de 11 mil millones de dlares.

Bajo XI, China tambin ha redoblado esfuerzos para construir su propia industria de semiconductores. El pas compra alrededor del 59 por ciento de los chips que se venden en todo el mundo, pero los fabricados en el pas representan slo el 16,2 por ciento de los ingresos de las ventas globales de la industria, de acuerdo con la consultora PwC. Para cambiar esto, Made in China 2025 destina 150 mil millones de dlares de inversin en 10 aos. Un informe de enero de 2017 del Consejo Presidencial de Asesores en Ciencia y Tecnologa de EE UU detalla los amplios subsidios de China a sus fabricantes de chips, la obligacin de las empresas nacionales de comprar slo a proveedores locales, y el requisito de que las empresas estadounidenses transfieran tecnologa a China a cambio de acceso a su mercado.

Y el imperialismo estadounidense tiene miedo. El secretario de Comercio de Estados Unidos Wilbur Ross ha descrito el plan como un ataque al genio americano. En un excelente nuevo libro, The US vs China: Asias new cold war?, Jude Woodward, un asiduo visitante y conferenciante en China, seala las medidas desesperadas que los EEUU est adoptando para tratar de aislar a China, bloquear su progreso econmico y cercarla militarmente. Pero tambin afirma que esta poltica est fallando. China no est aceptando el control que la quieren imponer las multinacionales extranjeras; est desarrollando continuamente vnculos comerciales y de inversin con el resto de Asia; y, con la excepcin del Japn de Abe, est teniendo xito en mantener a los estados capitalistas asiticos ambivalentes entre la 'mantequilla' de China y las 'armas' de Estados Unidos. Como resultado, China ha sido capaz de mantener su independencia del imperialismo estadounidense y del capitalismo global como ningn otro estado.

Esto nos lleva a la cuestin de si China es un estado capitalista o no. Creo que la mayora de los economistas polticos marxistas estn de acuerdo con la teora econmica dominante que asume o acepta que China es capitalista. Sin embargo, no es mi caso. China no es capitalista. La produccin de mercancas con fines de lucro, basada en relaciones espontneas del mercado, es lo que caracteriza al capitalismo. La tasa de ganancia determina sus ciclos de inversin y genera crisis econmicas peridicas. Esto no se aplica en China. En China, la propiedad pblica de los medios de produccin y la planificacin del estado siguen siendo dominantes y la base de poder del Partido Comunista se basa en la propiedad pblica. El ascenso econmico de China se ha conseguido sin que el modo de produccin capitalista sea dominante.

El Socialismo con caractersticas chinas es una bestia extraa. Por supuesto, no es 'socialismo' de acuerdo con ninguna definicin marxista o de control obrero democrtico. Y ha habido una expansin significativa de las empresas privadas, tanto nacionales como extranjeras en los ltimos 30 aos, con el establecimiento de un mercado de valores y otras instituciones financieras.

Pero la gran mayora del empleo y la inversin tiene lugar a travs de empresas pblicas o por instituciones que estn bajo la direccin y el control del Partido Comunista. La mayor parte de las industrias competitivas globales de China no son multinacionales de propiedad extranjera, sino empresas estatales chinas.

Y puedo proporcionar algunas pruebas que, en la medida que yo sepa, no han sido planteadas por otros comentaristas. Recientemente el FMI public una serie de datos completa del tamao del sector pblico y de su inversin y su crecimiento, que se remonta 50 aos para todos los pases del mundo. Estos datos ofrece algunos resultados sorprendentes.

Demuestran que China tiene un stock de activos del sector pblico por valor de 150% del PIB anual; Slo Japn tiene algo similar con el 130%. Todas las otras economas capitalistas importantes tiene menos del 50% del PIB en activos pblicos. Cada ao, la inversin pblica de China en relacin al PIB es de alrededor del 16% en comparacin con el 3-4% en los EEUU y el Reino Unido. Y aqu est la cifra decisiva. El volumen del stock de activos productivos pblicos en relacin con los activos del sector capitalista privado en China es tres veces mayor. En los EEUU y el Reino Unido, los bienes pblicos son menos del 50% de los activos privados. Incluso en las 'economas mixtas' de India o Japn, la proporcin de activos pblicos en relacin con los privados solo es del 75%. Esto demuestra que en China la propiedad pblica de los medios de produccin es dominante - a diferencia de cualquier otra economa importante.

Un informe de la Comisin de Revisin Econmica y de Seguridad Estados Unidos-China encontr que La parte de propiedad y control estatal de la economa china es grande. Basndose en suposiciones razonables, parece que el sector pblico visible- las empresas estatales y las entidades controladas directamente por las empresas estatales, representan ms del 40% del PIB no agrcola de China. Si se consideran las contribuciones de las entidades controladas indirectamente, colectivos urbanos y empresas municipales pblicas, la proporcin del PIB de propiedad y control del Estado es de aproximadamente el 50%. Los grandes bancos son propiedad del Estado y sus polticas de crdito y de depsito estn dirigidas por el gobierno (para disgusto del Banco Central de China y otros elementos pro-capitalistas). No hay flujo libre de capitales extranjeros dentro y fuera de China. Los controles de capital son impuestos y aplicados y el valor de la moneda se manipula segn los objetivos econmicos (para gran disgusto del Congreso de Estados Unidos y los fondos de cobertura occidentales).

Al mismo tiempo, el aparato del Partido Comunista / estado se infiltra en todos los niveles de la industria y la actividad en China. De acuerdo con un informe de Joseph Fang y otros (http://www.nber.org/papers/w17687), hay organizaciones del partido en cada corporacin que emplea a ms de tres miembros del partido comunista. Cada organizacin del partido elige a un secretario del partido. El secretario del partido es el eje central del sistema de gestin alternativa de cada empresa. Esto ampla el control del partido ms all de las empresas estatales a las empresas privatizadas y las empresas propiedad de los gobiernos locales en el sector privado o nuevas organizaciones econmicas como se las llama. En 1999, slo el 3% de ellas tena clulas del partido. Ahora la cifra es de casi el 13%. Como seala el informe: El Partido Comunista Chino (PCC), controla la promocin profesional de todo el personal de alto nivel en todas las agencias reguladoras, todas las empresas de propiedad estatal (EPE), y prcticamente todas las principales instituciones financieras de propiedad estatal (EPE) y las posiciones determinantes del partido en todas, menos las empresas ms pequeas, no pblicas, que siguen sometidas a una direccin leninista.

La realidad es que casi todas las empresas chinas que emplean a ms de 100 personas tienen un sistema de control basado en clulas del partido. Esta no es una reliquia de la era maosta. Es la estructura actual establecida especficamente para mantener el control del partido en la economa. Como el informe de Fang dice: El Departamento de Organizacin del PCCh gestiona todas las promociones de alto nivel de todos los bancos, reguladores, ministerios y organismos gubernamentales, empresas estatales, e incluso muchas empresas no pblicas, designadas oficialmente. El partido promueve a gente en los bancos, agencias reguladoras, las empresas, los gobiernos y los rganos del Partido, gestionando gran parte de la economa nacional en un gran cuadro de gestin de recursos humanos. Un cuadro joven y ambicioso puede comenzar en un ministerio estatal, unirse a los mandos intermedios de un banco pblico, aceptar un alto cargo del partido en una empresa cotizada, ser promovido a un puesto de regulacin superior, aceptar el nombramiento como alcalde o gobernador de provincia, convertirse en un CEO de un banco pblico diferente, y quizs por ltimo, ascender a los escalones superiores del gobierno central o el PCCh - todo gracias al Departamento de Organizacin del PCCh.

El Partido Comunista de China es mencionado en los estatutos de muchas de las mayores empresas del pas, que describen al partido como un elemento director que juega un papel central de una manera organizada, institucionalizada y concreta y provee direccin [y] gestiona la situacin general.

Hay 102 empresas estatales clave con activos de 50 billones de yuanes, que incluyen empresas pblicas de petrleo, operadores de telecomunicaciones, generadores de energa y fabricantes de armas. Xiao Yaqing, director de la Comisin de Supervisin y Administracin de Activos Estatales del Consejo de Estado (SASAC), escribi en la publicacin de la Escuela Central del Partido Tiempo de Estudio que cuando una empresa estatal tiene un consejo de administracin, el jefe del partido tambin tiende a ser el presidente del consejo. Los miembros del Partido Comunista en las empresas estatales forman el el fundamento de clase ms slido y fiable que permite al Partido Comunista gobernar. Xiao califica la idea de la privatizacin de los bienes del Estado como un pensamiento mal orientado.

Estos 102 grandes conglomerados contribuyeron el 60 por ciento de las inversiones exteriores de China a finales de 2016. Las empresas estatales, incluyendo China General Nuclear Power Corp y China National Nuclear Corp han asimilado tecnologas, a veces occidentales con cooperacin o sin ella, y ahora tienen proyectos en Argentina, Kenia, Pakistn y el Reino Unido. Y la gran Nueva Ruta de la Seda' para el centro de Asia no est dirigido a obtener beneficios. Se trata de expandir la influencia econmica de China a nivel mundial y extraer recursos tecnolgicos y naturales para la economa nacional.

Esto tambin contradice la idea comn entre algunos economistas marxistas de que la exportacin de capital de China para invertir en proyectos en el extranjero es producto de la necesidad de absorber el 'excedente de capital' domstico, similar a la exportacin de capital de las economas capitalistas antes de 1914, que Lenin consider una caracterstica clave del imperialismo. China no est invirtiendo en el extranjero a travs de sus empresas estatales debido a un 'exceso de capital' o incluso porque la tasa de ganancia de las empresas estatales y capitalistas esta cayendo.

Del mismo modo, la gran expansin de la inversin en infraestructura a partir de 2008 para contrarrestar el impacto del colapso del comercio mundial desde la crisis financiera global y la Gran Recesin que golpea las economas capitalistas no ha sido un gasto pblico a travs del endeudamiento de tipo keynesiano, como la mayora de los economistas y (algunos) marxistas argumentan. Fue un programa de inversiones de las corporaciones estatales planificada y financiada por los bancos de propiedad estatal dirigidos por el Estado. Fue lo que Keynes llam una 'inversin socializada, pero que nunca fue puesta en prctica en las economas capitalistas durante la Gran Depresin, porque hacerlo sera sustituir el capitalismo.

La ley del valor del modo de produccin capitalista opera en China, principalmente a travs del comercio exterior y la entrada de capitales, as como a travs de los mercados internos de bienes, servicios y fondos. Por lo que la economa china se ve afectada por la ley del valor. Eso no es realmente sorprendente. No se puede 'construir el socialismo en un solo pas' (y si un pas est bajo una autocracia y sin democracia obrera, es as por definicin). La globalizacin y la ley del valor de los mercados mundiales se filtran a la economa china. Pero el impacto es 'distorsionado', 'frenado' y bloqueado por la 'interferencia' burocrtica del estado y la estructura del partido hasta el punto de que todava no puede dominar y dirigir la trayectoria de la economa china.

Es cierto que la desigualdad de la riqueza y el ingreso en China bajo el 'socialismo con caractersticas chinas' es muy alta. Hay un creciente nmero de multimillonarios (muchos de los cuales estn relacionados con los lderes comunistas). El coeficiente de Gini de China, un ndice de desigualdad de los ingresos, ha pasado del 0,30 en 1978, cuando el Partido Comunista comenz a abrir la economa a las fuerzas del mercado, a un mximo del 0,49 justo antes de la Recesin Global. De hecho, el coeficiente Gini de China ha subido ms que en cualquier otra economa asitica en las ltimas dos dcadas. Este aumento fue en parte el resultado de la urbanizacin de la economa en la medida en que los campesinos rurales han emigrado a las ciudades. Los salarios urbanos en los talleres y las fbricas estn dejando atrs cada vez ms los ingresos de los campesinos (no es que los salarios urbanos sean nada del otro mundo, porque a los trabajadores de montaje de i-pads de Apple se les paga menos de 2 dlares la hora).

Pero tambin es en parte el resultado de la lite que controla las palancas del poder y se est enriqueciendo, permitiendo al mismo tiempo que algunos multimillonarios chinos florezcan. La urbanizacin se ha ralentizado desde la Gran Recesin y tambin lo ha hecho el crecimiento econmico y el ndice de desigualdad de Gini se ha reducido un poco.

La economa china se protege parcialmente de la ley del valor y la economa capitalista mundial. Pero la amenaza de la 'va capitalista' permanece. De hecho, los datos del FMI muestran que, mientras que los activos del sector pblico en China siguen siendo casi dos veces mayores que los activos del sector capitalista, la brecha se est cerrando.

Bajo Xi, parece que la mayora de la lite del partido continuar con un modelo econmico que est dominado por las corporaciones estatales dirigidas a todos los niveles por cuadros comunistas. Esto es debido a que incluso la elite se dan cuenta de que si adopta la va capitalista y la ley del valor se convierte en dominante, se expondr al pueblo chino a una inestabilidad econmica crnica (booms y crisis), a la inseguridad de empleo e ingresos y a mayores desigualdades.

Por otra parte, Xi y la lite del partido estn unidos en su oposicin a la democracia socialista como cualquier marxista la entendera. Desean preservar su rgimen autocrtico y los privilegios que se derivan de l. La gente todava tienen un papel que jugar. Han luchado batallas locales por el medio ambiente, sus pueblos y sus puestos de trabajo y salarios. Pero no han luchado por ms democracia o poder econmico.

De hecho, la mayora apoya al rgimen. Los chinos apoyan al gobierno, pero estn preocupados por la corrupcin y la desigualdad - las dos cuestiones que Xi afirma que est combatiendo (pero en las que fracasar).

Una reciente encuesta realizada por el Centro de Investigacin Pew encontr que el 77% de los encuestados creen que su forma de vida en China necesita ser protegida de la influencia externa. El politlogo Bruce Dickson colabor con expertos chinos para estudiar la percepcin pblica del Partido Comunista de China gobernante. Los investigadores llevaron a cabo entrevistas directas con unas 4.000 personas en 50 ciudades de todo el pas. Dickson concluy: No importa cmo se mida, no importa qu preguntas se pregunten, los resultados indican siempre que la gran mayora de la gente est realmente satisfecha con el status quo.

Parece que Xi y su banda durarn bastante tiempo.

Fuente: https://thenextrecession.wordpress.com/2017/10/25/xi-takes-full-control-of-chinas-future/

Traduccin de Gustavo Buster para Sin permiso



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter