Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-11-2017

Mercosur-UE
Apuran en secreto un acuerdo que ahondara desequilibrios y prdida de empleos

Claudio della Croce
CLAE


Mientras altos funcionarios del Mercosur y la Unin Europea han ratificado en los ltimos das la firme voluntad poltica de alcanzar un acuerdo antes de fin de ao, crecen las dudas y las demandas para trasparentar lo que se negocia en las reuniones, que hasta ahora se han mantenido en el ms estricto secretismo.

En Argentina el Secretario de Relaciones Econmicas Internacionales, Horacio Reyser, afirm en el Congreso de su pas que se trata de una insercin inteligente, pero segn los diputados presentes el el hecho que se mantienen en completa reserva los criterios y posiciones que se presentarn por parte del Mercosur ante la nueva ronda negociacin.

Algunos legisladores argentinos suponen que no se llegara a un entendimiento por el hecho que los europeos no ampliaran su oferta en relacin a los temas crticos de la carne y los bicombustibles, pero no habra que descartar que los gobiernos del Mercosur terminaran aceptando las restricciones europeas a cambio de promesas de cooperacin y/o futuras apertura.

Los presidentes de Argentina y Brasil, Mauricio Macri y Michel Temer, con el aval silencioso de Paraguay y Uruguay, estn decididos a mostrar su voluntad de abrirse al mundo aceptando las exigencias europeas de no hacer mayores concesiones a la demandas de apertura de sus mercados agrcolas (sus oferta de apertura para las carnes y biocombustibles es aun menor que en propuestas anteriores).

En el marco del clima poltico anti-TLCs existente en los pases europeos cooptado por el avance de una derecha regresiva el presidente de la Comisin Europea, Jean Claude Juncker, desea demostrar a su opinin pblica que gracias a la actitud aperturista de los gobiernos neoliberales del Mercosur, Europa solo obtendr beneficios del acuerdo no solo por ganar mayores mercados para los productos europeos ante el ahorro de ms de 4,400 millones de euros (5.200 millones de dlares) que representara tres veces ms que las reducciones logradas en recientes negociaciones con Canad y Japn.

Asimismo, garantizara a los europeos, entre otros beneficios, mayores ingresos para sus empresas por la mayor apertura en reas de servicios, incluyendo en particular el sector financiero, compras pblicas, y la mayor extensin para la proteccin monoplicas de sus patentes medicinales.

El economista y docente de la Universidad de Buenos Aires Jorge Marchini seala que de avanzarse en la firma inmediata del acuerdo en las condiciones planteadas. aunque fuera en forma preliminar y estuviera pleno de expresiones de deseo de cooperacin y complementariedad, y tal como ha ocurrido con otros pises con acuerdos europeos en la regin, es de esperar que ahondar las asimetras y el desequilbrio en las relaciones comerciales y econmicos en general de la regin con Europa ya en la actualidad crecientemente deficitarias tanto en comercio como en el movimiento de capitales.

A su vez, el eurodiputado Helmut Scholz, coordinador de la bancada de Izquierda Unitaria (GUE/NGL) para los asuntos de comercio internacional, seala que una apertura precipitada a una economa como la europea puede tener consecuencias dramticas en el Mercosur para el empleo, en particular el industrial, la seguridad alimentaria, enfocando el uso de la tierra hacia los productos de exportacin como el etanol.

Y tambin, agrega, para la estabilidad financiera de la regin, dado que la liberalizacin financiera limita fuertemente el espacio poltico de los gobiernos para reaccionar ante cualquier futura crisis financiera, que desafortunadamente no tardar, considerando que los gobiernos no han reaccionado con decisin despus de la crisis del 2008″.

La desinformacin y el secretismo

La desinformacin sobre el tema ha logrado que reine cierta confusin, desconocimiento y/o una prdida de foco de atencin sobre el acuerdo y sus consecuencias en los sectores progresistas .

Los europeos han sido muy inteligentes en presentar este acuerdo como distinto a ALCA, aunque sus condiciones y exigencias seran aun mucho ms severas. Tambin contribuye a la desconcierto por esta negociacin histricamente regresiva, el hecho que la mayor parte de las organizaciones y movimientos anti-globalizadores (muchos de ellos con apoyo de fondos pblicos europeos o de partidos polticos que apoyan el acuerdo) concentran en la actualidad su atencin solo en la prxima Conferencia Ministerial de la OMC en Buenos Aires a principios de diciembre.

Lo paradjico es que mientras se pone toda la atencin en la muy paralizada Ronda de la OMC, en una reunin en la cual no se esperan novedades , tal vez el mismo marco sirva para sacar de la galera el anuncio del acuerdo Mercosur- Unin Europea con un abrazo de los presidentes del Mercosur con Juncker. Si asi ocurre, podra quedar hacia la historia como una muestra ms de las dificultades existentes para los sectores de izquierda y progresistas para ubicarse en forma efectiva y no solo declamativa en este perodo de tantos cambios y desconcierto.

Claudio della Croce. Economista y docente argentino, investigador asociado al Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE,www.estrategia.la)

Eurodiputado critica duramente actual negociacin UE-Mercosur: peor que la del ALCA

CLAE

El eurodiputado Helmut Scholz, coordinador de la bancada de Izquierda Unitaria (GUE/NGL) para los asuntos de comercio internacional afirm que la firma de un tratado de liberalizacin comercial entre el Mercosur y la Unin Europea servir para ahondar desequilibrios. Scholz seal que una apertura precipitada a una economa como la europea puede tener consecuencias dramticas en el Mercosur para el empleo, en particular el industrial, la seguridad alimentaria, enfocando el uso de la tierra hacia los productos de exportacin como el etanol, y para la estabilidad financiera de la regin, dado que la liberalizacin financiera limita fuertemente el espacio poltico de los gobiernos para reaccionar ante cualquier futura crisis financiera, que desafortunadamente no tardar, considerando que los gobiernos no han reaccionado con decisin despus de la crisis del 2008″.

- Cal es su opinin sobre la alternativa que se concrete inmediatamente el acuerdo de liberalizacin Mercosur-Unin Europea?

Veo con muy buenos ojos un estrechamiento y una intensificacin de las relaciones econmicas y de cooperacin entre la Unin europea y Mercosur, pero tengo serias dudas sobre el hecho que deba ser en la forma de un tratado de libre comercio, y en particular con el contenido de un acuerdo de libre-comercio tan fuerte como el que propone la Unin europea a una regin que constituye una regin mucho ms dbil econmicamente en particular industrialmente. Yo pensaba que los pases de Mercosur estaban vacunados contra las formulas neoliberales despus de lo que padecieron durante los aos 90, y no hay dudas de que la Comisin impone un modelo de acuerdo que va muy all de la OMC y del ALCA, y que reproduce las mismas recetas neoliberales obsoletas, con un mandato de negociacin que data del principio del milenario, que por lo tanto no contempla los nuevos imperativos sociales pero ante todo en materia de cambio climtico.

- Cules son las ventajas y desventajas que puede traer aparejado para nuestras economias y sociedades en general la mayor apertura?

Ya se puede ver que las negociaciones sern buen negocio para los productores de etanol (ante todo brasileros), y para los productores de carne. En cuanto a las cuotas de carne el reparto entre pases de Mercosur no parece haberse acordado. De antemano vemos que habr una cuota importante de carne producida de manera intensiva en establos, con un alto costo en contaminacin. No se ve claramente cules son los dems intereses ofensivos de Mercosur. En cambio la UE tiene muy claro que podra aumentar su control sobre el sector de servicios de Mercosur, avanzar con el comercio electrnico, que obvia las obligaciones sociales y fiscales, aumentar las exportaciones de maquinarias, carros y dems productos industriales, y los productos agrcolas transformados.

El sector de produccin de carne europeo puede padecer considerando la gran capacidad de los pases de Mercosur, y en particular los productores irlandeses quienes adems estn afectados por la prdida de mercado que van a tener en Inglaterra con el Brexit. La apertura de los mercados pblicos a niveles diversos, nacionales y locales, puede poner en peligro las pequeas y medianas empresas que viven en gran parte de los mercados pblicos. Y las reglas pueden tambin impedir la recuperacin y la extensin de los servicios pblicos que son esenciales considerando los niveles de pobreza existentes en la regin.

- Qu efectos puede tener un acuerdo amplio con Europa sobre la integracin y complementacin regional latinoamericana?

Soy partidario de una intensificacin de la cooperacin y del comercio de la UE con Argentina, en ciertas reas donde haya igualdad de oportunidades, pero tambin s que lo ms importante es el refuerzo de los mercados nacionales y regionales. Esto ha sido una gran fuerza de la UE, su capacidad de comerciar localmente, de consolidar su mercado interno. Por casi 70% de su comercio, la UE comercia con la UE, aunque la Comisin est dando prioridad al comercio transocenico, lo cual me parece una decisin errada.

Esto tal vez es la gran debilidad de Mercosur, el hecho que sus intercambios regionales, entre pases de Mercosur, y entre pases de Amrica del Sur o Amrica latina son muy bajos. Una apertura precipitada el Mercado de Mercosur a una economa como la Europea puede tener consecuencias dramticas para el empleo, en particular sobre el empleo industrial, para la seguridad alimentaria, enfocando el uso de la tierra hacia los productos de exportacin como el etanol, y para la estabilidad financiera de la regin, dado que la liberalizacin financiera limita fuertemente el espacio poltico de los gobiernos para reaccionar ante cualquier futura crisis financiera, que desafortunadamente no tardara considerando que los gobiernos no han reaccionado con decisin despus de la crisis del 2008.

La UE acaba de abandonar su proyecto de reformar el sector bancario para impedirles realizar operaciones altamente especulativas con los depsitos de sus clientes. Sobre este ltimo punto, los equipos negociadores anteriores haban sido muy cautelosos, pero los equipos actuales parecen dispuestos a firmar con la UE como sea, movidos ante todo por razones polticas e ideolgicas y no por preocupaciones econmicas y sociales, y mucho menos medioambientales.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter