Portada :: Opinin :: 2017, cien aos de la revolucin rusa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-11-2017

100 aos de la Revolucin Socialista
El triunfo que marc el camino

OLEP
Rebelin


En octubre de 1917, en Rusia las cosas estaban decididas. El Partido Bolchevique deba tomar el poder. El 25 de octubre, en el viejo calendario, era la fecha en la que se reuniran los soviets de toda Rusia (las asambleas de obreros, campesinos y soldados que en febrero derrocaron al zar). Se trataba del segundo congreso de los soviets. Los bolcheviques haban insistido varios meses antes en que los soviets deban tomar el poder, que la anhelada paz, el necesario pan y la tierra, slo seran posibles cuando los obreros tomaran el poder. Fueron duras las discusiones al interior del Partido Bolchevique, haba an compaeros que no estaban seguros del momento, queran esperar a que terminara el congreso y queran participar en la asamblea constituyente convocada por el gobierno provisional de Kerenski. Lenin vea en este retraso un error fatal para la revolucin, para el dirigente estaba claro que era el momento de tomar el poder y que las dilaciones eran una herida mortal para el movimiento revolucionario.

Pero en octubre todo estaba decidido. El partido bolchevique haba formado el Comit Militar Revolucionario (CMR), el centro desde donde se dirigira la insurreccin. Ah estaban los compaeros encargados de planificar, de conseguir los pertrechos, de entrenar a los compaeros, de ordenar y rendirle cuentas al Comit Central (la direccin poltica del Partido), en fin, los responsables directos del triunfo o el fracaso de la insurreccin armada. Cuando el da dispuesto lleg, las tropas revolucionarias estaban prestas a tomar el Palacio de Invierno, en la ciudad de Petrogrado, pues era la sede del gobierno provisional. Un golpe contundente en Petrogrado y Mosc era lo que necesitaba la insurreccin. Obtener un primer triunfo, pasar a la ofensiva, tal era la primera tarea del CMR.

La maana del 25 de octubre los obreros y los soldados revolucionarios ocuparon el Palacio de Invierno casi sin resistencia. El soviet de Petrogrado haba tomado como sede el Smonly, un edificio que haba sido una escuela para seoritas. En el Smonly iban y venan los encargados de llevar los mensajes, los volantes, las provisiones y las armas. Cuando los mencheviques (los socialistas moderados) se retiraron de la asamblea del soviet bajo protesta, pretendieron marchar hacia el Palacio de Invierno para mostrar su apoyo a Kerenski y al gobierno, pero no llegaron lejos, pues un batalln revolucionario les cerr el paso y los mand a sus casas. No haba espacio en la calle para reaccionarios. En Mosc la cosa no fue tan sencilla, los bolcheviques en esta ciudad tardaron en organizar el Comit Militar local, no lograron obtener a tiempo los pertrechos e iniciaron tarde la movilizacin de los revolucionarios. Estos pequeos errores costaron vidas de obreros ejecutados en la fbrica de municiones y de trabajadores fusilados en el Kremlin, cuando el Palacio fue tomado por los reaccionarios, durante los seis das que duraron los combates callejeros. Finalmente los obreros se impusieron contra un enemigo menos numeroso, pero ms disciplinado, con pertrechos y experiencia.

Hay que sealar que durante los primeros meses de la insurreccin, incluyendo la toma de Mosc, las tropas revolucionarias evitaron pasar por las armas a los enemigos, pues haba entre los revolucionarios un nimo de construccin y de paz. Entre los reaccionarios, sin embargo, haba la consigna de destruirlo todo, de aniquilar, de torturar, de hacer perpetuar la violencia con ms violencia. Estos fueron presentados en la prensa extranjera como demcratas que luchaban contra los monstruos comunistas, contra los bolcheviques golpistas que se haban apoderado de Rusia. Pues bien, los monstruos comunistas aprendieron con dolor que la burguesa es un enemigo sin piedad y que sin piedad debe ser tratado en la victoria.

Haban ganado la revolucin? No, las tomas de Petrogrado y de Mosc fueron la primera victoria, el primer paso que sent este pueblo en el camino hacia la construccin de una nueva sociedad, slo que para ellos no se trataba de un lejano programa, de una consigna o de una fantasa inalcanzable. Los obreros y los campesinos rusos tomaron el poder y, con ello, su propio destino en sus manos. Cules fueron las primeras medidas de esta revolucin? Primero cumplir con las promesas que haban hecho, lograr la paz y la tierra. El pan fue lo ms difcil, pues a estos das de gloria y victoria siguieron los das de la resistencia, ya que 14 potencias extranjeras atacaron la joven revolucin. Los capitalistas suspendieron su guerra para unirse con un nuevo objetivo: ahogar en sangre a la joven revolucin rusa, mostrarle al proletariado que no se rendira sin dar hasta el ltimo combate. Pero el proletariado ruso se sobrepuso, tras seis aos de duros combates, de defender hasta el ltimo reducto, la revolucin socialista de octubre por fin venci a los enemigos internos y externos. Fue muy alto el costo de esta revolucin, pero hubiera sido ms alto el costo de perderla.

Al conmemorar la victoria de los bolcheviques en ese octubre de 1917 no debemos desligarla de los logros que despus de aos de ardua lucha consiguieron los proletarios rusos: Rusia fue el primer pas con una economa socialista, planificada y eficiente; el primero en el que se reconocieron todos los derechos a las mujeres y en reconocer a las naciones avasalladas en el pasado con el estatus de autonoma; fue la primera nacin en la que los obreros tuvieron voz y voto en las decisiones econmicas; la que enfrent y derrot al nazismo en la segunda guerra mundial; fue el primer pas en dar completos derechos a los trabajadores, vivienda digna, escuela gratuita en todos los niveles; y el primer pas en abatir el analfabetismo, tambin fue el primero en enviar un hombre al espacio. Cul es el mejor reconocimiento al sacrificio de estos hombres y mujeres que dieron la vida por un nuevo mundo? Un foro, un concierto, un poema, un himno cantado a todo pulmn? No, el mejor homenaje al sacrificio de nuestros hermanos de clase es seguir sus pasos con firmeza, con decisin y con coraje. Octubre marc el camino, los proletarios de todos los pases sabremos llegar a su final.

Nota:

Este artculo fue publicado como parte de la seccin RECUPERANDO LA HISTORIA del No. 30 de FRAGUA, rgano de prensa de la Organizacin de Lucha por la Emancipacin Popular (OLEP), Octubre-Noviembre 2017.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter