Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-11-2017

Entrevista a Joaqun Miras Albarrn sobre Praxis poltica y Estado republicano. Crtica del republicanismo liberal
Sabemos que gracias a los clsicos, a la tradicin, somos ms sabios

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Entre otras muchas cosas, algunas de ellas recordadas y comentadas en anteriores conversaciones aqu publicadas, en www.rebelion.org Joaqun Miras Albarrn es miembro-fundador de Espai Marx y autor de Repensar la poltica y Praxis poltica y Estado republicano (Vilassar de Dalt (Barcelona), El Viejo Topo, 2016)

***

Seguimos en la segunda parte de tu libro: "La Repblica es una cultura comn de vida. Crtica del republicanismo liberal". Estamos en la pgina 102, "La tradicin poltica grecolatina". Sealas que la ontologa antropolgica que fundamenta la filosofa clsica es aquella que considera al ser humano como zoon politikon, expresin que, sealas, se traduce de forma simplificada como "animal social". Por qu est mal traducida? Cmo debera traducirse si lo hiciramos de forma correcta, con toda su complejidad y sin prdida de significado? 

Creo que la traduccin correcta de la expresin sera "animal cvico poltico". La nocin ontolgica posee gran hondura.

Qu hondura? 

En primer lugar, la de la prioridad ontolgica de la comunidad sobre el individuo. Ya he insistido otras veces en que esta ontologa se opone radicalmente a la del individualismo antropolgico liberal.

S, s, de acuerdo. Hemos hablado de ello. 

Segn la ontologa clsica, el humano es un ser cuya naturaleza tiene la caracterstica de ser una naturaleza incompleta o indefinida-, de necesitar ser auto creada, auto puesta por el propio hacer, prctico poitico, del ser humano. Un hacer que slo puede generarse en comunidad, en grupo social. Y que constituye a todos y cada uno de los individuos de dicha comunidad. La vida humana, la vida buena, el vivir bien, tal como lo explica Aristteles, la vida humana, surge de la actividad en comunidad, la ciudad, la polis, existe para vivir bien. Y la polis, la comunidad cvica organizada, permite, adems, que los miembros de la comunidad deliberemos sobre cmo poder orientar nuestra comunidad, sobre cmo elaborar en comn el hacer que constituye a la comunidad y a cada uno de sus individuos. Si esto no fuera as, el individuo no podra auto elegirse, dotarse de fines, que, como recuerda Aristteles, estn al comienzo de toda praxis

El gran filsofo que elabora esta ontologa es Aristteles.

Queda clara, ha quedado clara en muchas otras ocasiones, tu gran admiracin filosfica por la obra del gran lgico y bilogo. 

La ontologa de la autocreacin de una vida buena que no est predeterminada innatamente por una naturaleza, y que exige la creacin, el paso del no ser al ser, de cosas, de instituciones, de actividades antes inexistentes.

Pero hay que reconocer que es pensamiento griego en general. No suelo citar a Platn, pero la nocin de creacin del mundo humano por la praxis humana est en Platn.

Muy bien visto en mi opinin eso que acabas de comentar. 

Como siempre, el texto no es un escolio marginal; de ser as, yo, que no soy filsofo, no podra tenerlo en mi casa.

Eso de que no eres filsofo es un buen chiste. Dnde est ese paso que quieres sealar? 

Est en El Banquete, en discurso que Scrates pone en boca de Diotima, y est numerado como 205 a:

-Lo siguiente. T sabes que la idea de creacin [poiesis, precisado en nota as por la edicin de Gredos] es algo mltiple, pues en realidad toda causa que haga pasar cualquier cosa del no ser al ser es creacin, de suerte que tambin todos los trabajos realizados en todas las artes son creaciones y los artfices de stas son todos creadores [poietai: precisado en nota por Gredos]

Remarco el paso: todos los trabajos realizados en todas las artes; sus artfices son tambin creadores. 

Y para la Auto creacin de la propia naturaleza del hombre, una naturaleza informe cuya caracterstica es tener que crearse, existe ya anteriormente un texto clebre de Demcrito, numerado como el B. 33.

El texto del gran atomista por favor. 

Es este: La naturaleza y la instruccin poseen cierta similitud, puesto que la instruccin transforma al hombre y, al transformarlo, produce su propia naturaleza Presocrticos, volumen 3, editorial Gredos, pgina 376

Magnifico texto. Nunca haba reparado en l 

Claro, toda esta tradicin filosfica es recogida por el platonismo Renacentista. Y la ontologa del ser humano como ser que carece de naturaleza, como ser dotado de una forma informe, como un ser cuya naturaleza carece de arquetipo o modelo ejemplar y al que la divinidad hizo del hombre una hechura de una forma indefinida, una naturaleza mudadiza y transformadora de s misma es recogida por Pico della Mirandola en el Prlogo a su De la dignidad del hombre, que yo leo en la hermosa traduccin de la Editora Nacional.

Qu magnfica editorial, qu grandes ediciones! Una decisin de un gobierno PSOE acab con ella. Rafael Snchez Ferlosio escribi sobre ello. Contina, por favor, te he vuelto a interrumpir. 

Unas pginas de cuyo prlogo mis alumnos de literatura castellana de bachillerato han ledo y comentado conmigo en clase, como texto concreto para introducir a esa unidad general que se titulaba, Introduccin al Renacimiento.

Qu suerte que han tenido tus alumnos! Me voy un poco de tema pero te pregunto abusando un poco de nuevo de tu generosidad Afirmas que este filosofar al que hacemos referencia ha constituido una tradicin. Cundo un filosofar constituye propiamente una tradicin?, qu es para ti una tradicin en el mbito que estamos considerando? 

Bueno, el trmino tradicin posee diversos sentidos. Unos, que yo creo peyorativos, son los que consideran que tradicin implica adoptar y seguir los mismo usos y formas de hacer, intelectuales o materiales, creados por la comunidad social en un determinado periodo, como manera de construir una identidad. Para poner un ejemplo extemporneo, ficticio: si Aristteles, si Agustn de Hipona llevaban tnica y sandalias, decidir que debemos llevar tnica y sandalias para preservar la tradicin. Como si el tiempo no hubiese pasado, como si no fusemos seres histricos. Acaba uno con tnica y en automvil.

Ciertamente esa que has explicado es una forma de entenderla bastante extendida: conservar, sin modificacin, los valores, consideraciones y prcticas antiguas.

Otra forma de entenderla es, en lo referente al pensamiento de estos autores mismos, y por ejemplo, adoptar su obra para reflexionar qu nos inspira la misma, adoptarla para pensar la realidad presente y para hacer en la realidad histrica presente, a sabiendas de que no es la misma realidad que constituy el contexto gentico de la obra. En este sentido, tradicin es, no ilibertad, no sometimiento a un canon, sino opcin de libre enriquecimiento intelectual.

Cosa muy distinta desde luego. 

Nosotros no somos ellos, ni lo es nuestro mundo, ni tan siquiera nuestras conclusiones; y puede ser que hasta sepamos ms, pues hemos visto acabar cosas, historia, que ellos no podan ni conjeturar: somos enanos ahorcajados a hombros de aquellos gigantes, no fundamentalistas organicistas que repiten calcadamente lo mismo.

Me voy a copiar la frase que acabas de decir. No se trata de copiar, sino de crear algo nuevo partiendo de un fondo que exige nuestra propia reflexin. 

Pero sabemos que gracias a los clsicos, a la tradicin, somos ms sabios. Sabemos que la ingenuidad intelectual, el no partir de un acervo intelectual, el no contar, a la hora de reflexionar sobre cmo hacer en nuestro presente, con la tradicin y con la forma en que sta, a lo largo de la historia, fue inspirando alternativas y soluciones ante diversas situaciones histricas concretas, nos desarma ante nuestro presente y sus problemas.

Una tradicin se constituye cuando, a lo largo del tiempo, diferentes personas o grupos de personas parten de un corpus de saber, saber terico o prctico por ejemplo, organizativo, una iglesia, una fuerza poltica-, y lo reflexionan conscientemente para pensar o hacer en un mundo distinto.

Referido a pensadores, esos pensadores son los que consideramos clsicos. Los clsicos son autores cuya obra fue pensada para su momento. Solo obras intelectuales que responden a verdaderas realidades concretas, que surgen como pensamiento que reflexiona sobre problemas reales, y que son capaces al mismo tiempo de generar pensamiento que inspira posteriormente. No se puede adoptar la decisin de ser clsico y pensar para la posteridad. Eso produce obras que no responden a ningn problema real humano y no permiten, en consecuencia, enriquecer nuestra experiencia y ayudarnos a pensar , a inspirar, ex analoga, cmo abordar los nuestros, concretos.

Vale la pena remarcar lo que acabas decir: no se puede adoptar la decisin de ser un autor clsico que piensa para la posterioridad. Pretencioso y autodestructivo. Nos detenemos aqu si te parece. Es un buen momento. 

Me parece. Seguimos cuando quieras.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter