Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-11-2017

Manifiesto contra la propuesta de IDIS respecto a la Lista de Espera Quirrgica y al nimo de lucro con Recursos Pblicos
Objetivo principal, del Pacto de la Sanidad Privada

Rebelin


En Junio de este ao se dio a conocer el Pacto por la Defensa de la Sanidad Privada auspiciado por la CEOE. Despus sigui la propuesta de hace unos meses lanzada por la fundacin IDIS de poner en marcha un plan de choque para la resolucin de las listas de espera quirrgicas, el cual precisa una inversin a nivel nacional de cerca de 1.500 millones de euros, de los cuales 146 millones son los que debe aportar la Comunidad de Madrid.

Hace unos das hemos asistido de nuevo a la escenificacin pblica de alianzas de empresarios de la Sanidad Privada, los que pretenden ser un Lobby o grupo de presin, con el fin de conseguir de polticos y gobiernos, a nivel nacional y autonmico, el incremento y continuidad de la presencia e influencia de la sanidad privada en el sistema Sanitario Pblico.

El llamado Pacto en Defensa de la Sanidad Privada, es la carta de presentacin a los medios y a los ciudadanos, de los intentos de consolidacin de otra de las lites extractivas de este pas, formado por empresas privadas proveedoras de recursos sanitarios y aseguradoras de salud, que desean expandir su volumen de negocio a costa del dinero destinado al sistema Sanitario Pblico.

Segn los economistas Daron Acemoglu y James A. Robinson en su libro, Por qu fracasan los pases, editorial Deusto, las lites extractivas de un pas son aquellas que se apartan de la obtencin del bien comn y dedican sus esfuerzos a su propio bienestar y al del grupo al que pertenecen. Las instituciones extractivas concentran el poder en manos de una lite reducida y fijan pocos lmites al ejercicio de su poder. Estas lites elaboran un sistema de captura de rentas que les permite, sin crear riqueza, detraer rentas de la mayor parte de la ciudadana en beneficio propio. Estas lites extractivas se encuentran en el mundo de las finanzas, de la economa, de la poltica, los medios de comunicacin y, desgraciadamente, en nuestra sanidad.

Este, malintencionadamente llamado Pacto por la Defensa de la Sanidad Privada, intenta presentar la empresa de la Sanidad Privada, como vctima del vaivn de polticos y gobiernos. Con el uso exclusivo del lenguaje y la utilizacin de la palabra defensa en el ttulo del pacto, la Sanidad Privada pasa de ser sujeto que amenaza al sistema Sanitario Pblico, debido al trato de favor que ao a ao recibe, a sujeto amenazado. Este intento de cubrirse con un traje de cordero y presentarse como vctima siendo verdugo, aunque algo ingenuo, no deja de ser efectista. Por supuesto este pacto no menciona la movilizacin social que se ha producido en los ltimos aos en contra de los intentos de privatizacin de la Sanidad. Los firmantes de este manifiesto esperamos y trabajaremos, para que, como en la fbula de Esopo, el nimo de lucro a costa de recursos pblicos de este pacto tenga un final con el que no cuentan aquellos que intentan disfrazarlo de buenas intenciones.

Huelga decir que el principal inters de la Sanidad Privada es el dinero. No estamos en contra de las empresas sanitarias privadas, pero ya que son negocios privados y tienen excelentes empresarios que no necesitan depender de los caudales pblicos, ni de subvenciones para sobrevivir, deberan pensar hacer crecer sus negocios fuera de la rbita de lo pblico.

Tristemente aqu radica el gran problema, los fondos pblicos, dinero de todos, dinero que debiendo destinarse directamente al sistema Sanitario Pblico, ao a ao se desva, en cantidad creciente y sin control a unas cuantas empresas privadas proveedoras o no de servicios sanitarios. Lo peor es que estas, cada vez ms, necesitan nutrirse con este dinero de todos, para seguir creciendo con recursos pblicos y sin que este dinero revierta en mejoras reales para la comunidad.

Este pacto no solo reclama ms dinero pblico, tambin exige se reconozca el papel complementario en el sistema sanitario y no ser discriminado por tener nimo de lucro.

Segn datos de IDIS, Espaa est 3,1 puntos por delante de la media de la OCDE (27,1%) y de "la mayora de los pases de nuestro entorno" en gasto sanitario privado, pero este pacto pide ms.

Tambin, en pos de la mal llamada colaboracin pblico-privada, que debera denominarse parasitacin privado-pblica del sistema sanitario, hace poco se mostr en la asamblea de Madrid que no solo busca nutrirse y mantener vivo al husped, que sera algo malvado pero inteligente, busca llevarlo incluso a la extincin y como un tumor, ocupar todo el espacio o mercado posible, a sabiendas que la deuda maligna que genere, en caso de acabar con el husped que parasita, ser asumida por los ciudadanos.

La historia reciente de la gestin de la Sanidad Pblica madrilea est marcada por los sucesivos intentos de privatizacin en un contexto poltico marcado por tramas corruptas hoy investigadas por la justicia, desde conciertos y externalizaciones en exceso ventajosas para las empresas privadas, pasando por la derivacin coactiva y masiva de pacientes a clnicas privadas para realizar pruebas o intervenciones quirrgicas, hasta la privatizacin en toda regla de Hospitales que se siguen pagando a un precio opaco y no justificable, con fondos pblicos para beneficio privado y de los que hoy se aprueba la revisin de los contratos con el fin de que puedan no ser tan abusivos para el bolsillo de los ciudadanos de la Comunidad de Madrid.

En este contexto, el actual gobierno de la Comunidad de Madrid activ un plan para acabar con las listas de espera, con una dotacin de 80 millones de euros, de 2016 a 2019, plan que esta siendo insuficiente o no hay voluntad de que se ejecute, pues el dinero presupuestado no se gasta, y parece que hay intencin de no concluirlo. Cualquiera que lea el texto del Plan Integral de Mejora de las Listas de Espera quirrgica, de consultas y pruebas diagnsticas del Servicio Madrileo de Salud 2016-2019 se dar cuenta que deja de lado a los profesionales a los que acusa de la misma existencia de la lista de espera que el gobierno de Madrid cre con mimo y esmero desde el 2012, con la excusa de una crisis econmica y una privatizacin de Hospitales masiva a la vista.

Hoy IDIS con gobiernos favorables pretende que creamos, que como buenos empresarios han descubierto oportunidad de negocio, gracias a las deficiencias que ha demostrado este ambicioso plan de listas de espera y se presentan como salvadores reclamando un rescate de 146 millones de euros a los madrileos para acabar con la lista de Espera quirrgica, la misma lista que la Sra. Cifuentes y el Consejero de Sanidad pretendan resolver con tan slo 80 millones. Pero el plan del IDIS es mucho ms ambicioso, pretende abarcar todo el territorio nacional por 1500 millones de euros.

Las Asociaciones, Plataformas, Sindicatos, Agrupaciones de ciudadanos y Agrupaciones polticas firmantes de este manifiesto, como ya lo han hecho otras organizaciones, nos negamos a esta propuesta y consideramos obscena, la sola posibilidad de que pueda ser tenida en consideracin por cualquiera de los Gobiernos de las 17 Comunidades Autnomas.

Nos oponemos as mismo, a que en la Comunidad de Madrid, su presidenta Sra. Cifuentes pueda no gastar los 80 millones presupuestados para acometer el plan en la Sanidad Pblica y si pueda gastar casi el doble, 146 millones en esta propuesta privada.

La razn de nuestra oposicin no es pequea, caprichosa y menos falta de razn, en caso de que algn Gobierno Autonmico acceda a asumir y presupuestar la propuesta de IDIS, estar atentando directamente a la Libre Eleccin de los pacientes, pues las derivaciones de estos se consiguen mediante la coaccin, resultado de una informacin sesgada y mal intencionada en cuanto al tiempo de espera en sus centros.

Nos oponemos porque las complicaciones que necesariamente surgirn de las ms de 614.000 intervenciones que las Empresas Privadas proponen realizar, las asumirn los pacientes y la Sanidad Pblica, sin ningn coste para estas empresas.

Nos oponemos a su vez, a que IDIS ponga precio a las listas de espera como si se olvidara que habla de pacientes pues estas intervenciones se realizan con nimo de lucro y el paciente y su salud quedan en un segundo lugar.

Nos oponemos porque sacar a los pacientes de sus centros, intervinindolos quirrgicamente lejos de sus domicilios y devolvindolos despus de nuevo a sus centros, rompe la continuidad asistencial, merma la seguridad y la calidad de la atencin que reciben y significa un trastorno para los pacientes y sus familias.

Nos oponemos porque 146 millones de Euros se extraern de los recursos pblicos de la sanidad lo que implica nuevos recortes en el Sistema Pblico y de forma directa en la atencin de muchos pacientes.

Nos oponemos pues todas las medidas que proponen estas empresas privadas pueden realizarse en los centros pblicos actuales, con menos inversin que la reclamada por IDIS.

Nos oponemos a que esta oferta, de precio tan absurdamente elevado, pueda siquiera tenerse en cuenta por pensar en los rditos electorales indirectos que genere la solucin de las listas de espera quirrgicas.

Los que suscribimos este manifiesto no tenemos nada en contra de la Sanidad Privada, es un negocio tan respetable como cualquier otro, siempre y cuando no salga de su mbito, pero estamos en contra de la financiacin de estas empresas con fondos pblicos porque son los fondos del presupuesto que alimenta la Sanidad Pblica, esto significa recortes a beneficio de los bolsillos de otros. Llevamos sufridos muchos recortes en la Sanidad Pblica, promesas incumplidas, recortes en nuestros Centros sanitarios en los que se caen los techos, se inundan salas, anidan cucarachas en sus quirfanos. Recortes que tienen como resultado un aumento sin precedentes de las Listas de Espera, que han servido para dar una imagen deteriorada de nuestra Sanidad Pblica y nefasta de nuestros polticos. Hechos que hacen pensar en una estrategia de desprestigio de lo pblico para dar paso a salvadores privados, estrategia de destruccin deliberada de uno de los mejores Sistemas Sanitarios del mundo para dejar los despojos como alimento de fondos buitre y empresas privadas.

Sra. Presidenta Cristina Cifuentes, hacer caso a esa oferta es reconocer su incapacidad de gestin, duplicar recursos y gasto para una misma causa, y un fraude a los madrileos: lo que usted es incapaz de hacer con 80 millones, lo harn fondos buitre y las empresas privadas por 146 millones de las arcas pblicas.

Los que suscribimos este manifiesto llamamos a la suma a todas las organizaciones que defienden el sistema Sanitario Pblico, tanto a nivel de la Comunidad de Madrid como a nivel Nacional, o que en su defecto se manifiesten pblicamente en contra de este Pacto y de la propuesta de IDIS que lo acompaa.

Firmantes:

ADECETMA - Asociacin de empleados del centro de transfusiones de Madrid .

AFEM - ASOCIACIN DE FACULTATIVOS ESPECIALISTAS DE MADRID.

AME - ASOCIACIN MADRILEA DE ENFERMERA .

AUDITA SANIDAD - AUDITORIA CIUDADANA DE LA DEUDA EN SANIDAD.

MATS - MOVIMIENTO ASAMBLEARIO DE TRABAJADORES-AS DE SANIDAD.

PLATAFORMA AFECTADOS POR HEPATITIS C.

PLATAFORMA CENTROS DE SALUD.

PLATAFORMA EN DEFENSA DEL HOSPITAL 12 DE OCTUBRE.

PLATAFORMA EN DEFENSA DEL HOSPITAL COMARCAL EL ESCORIAL.

PLATAFORMA SALVEMOS RAMN Y CAJAL.

PLATAFORMA CIUDADANA EN DEFENSA DE LA SANIDAD PBLICA DE SAN BLAS - CANILLEJAS.

PLATAFORMA PARA LA MEJORA Y LA DEFENSA DE LA SANIDAD PBLICA DE ALCAL DE HENARES.

PLATAFORMA SALVEMOS EL HOSPITAL PBLICO DE MSTOLES.

ARCO - Agrupacin Republicana de Coslada.

AGRUPACIN REPUBLICANA DE MSTOLES.

CRCULOS DE PODEMOS SANIDAD

RPS - FEDERACIN DE REPUBLICANOS.

JCE(m-l) - JUVENTUD COMUNISTA DE ESPAA (marxista - leninista ).

MUJERES REPUBLICANAS.

PCE(m-l) - PARTIDO COMUNISTA DE ESPAA (marxista - leninista ).

SOMOS - SOCIALISMO MOSTOLEO.

El presente documento es un inicio y queda abierto a nuevas firmas, para lo cual cualquier asociacin sindicato, colectivo o partido poltico que desee sumarse y suscribir este manifiesto, puede ponerse en contacto con cualquiera de los firmantes para hacerlo



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter