Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-11-2017

Entrevista a Andrs Esono, principal opositor del presidente de Guinea Ecuatorial Teodoro Obiang.
"Espaa exiga la democracia en Guinea Ecuatorial hasta que apareci el petrleo"

Gabriela Snchez
El Diario.es

El gobernante Partido Democrtico de Guinea Ecuatorial (PDGE) gana las elecciones legislativas celebradas este domingo en el pas africano con un 98,11 % de los votos, segn los primeros resultados provisionales.


El guineano Andrs Esono, principal opositor del dictador Teodoro Obiang, afronta las elecciones legislativas y municipales de este domingo desde una ms que previsible derrota. Pero las denuncias de fraude que ensucian cada una de las citas electorales en Guinea Ecuatorial no hacen tambalear su propsito de "lograr la democratizacin del pas".

El secretario general de Convergencia para la Democracia Social (CPDS) es uno de los impulsores de la coalicin electoral Juntos Podemos que, junto con Unin de Centro Derecha, pretenden unir fuerzas para plantar cara al partido de Obiang, que acumula casi 40 aos de dictadura en el pas africano.

Est de visita en Espaa para captar la atencin internacional ante la "inexistencia de garantas" que avalen los prximos comicios que pretenden elegir los diputados del parlamento ecuatoguineano, que en la actualidad cuenta con solo un representante de la oposicin.

Su esperanza est en las calles: "Si hay fraude, la poblacin tiene que manifestarse para exigir que lo que se diga en las urnas se respete".

Este domingo, se celebran elecciones legislativas y municipales. Qu garantas tienen?

Ninguna. No tienen ninguna garanta porque el gobierno no ha cambiado nada. No ha cambiado la ley electoral aunque ni siquiera cumple la deficiente legislacin actual. No ha invitado a observadores de la Unin Africana y rechaza invitar a los de la UE y otros organismos imparciales.

Estos observadores, en las elecciones de 2013 y 2016, hicieron unas recomendaciones sencillas: que todos los candidatos tuviesen acceso a los medios de comunicacin y que se limitase el uso abusivo de los recursos del Estado por parte del partido del poder. No est cumpliendo ninguna. Siempre hacen las mismas recomendaciones, pero el Gobierno nunca las cumple. Estas elecciones no van a ser diferentes y parece que pueden ser incluso peor.

Por qu?

Porque se celebran en un momento muy delicado en lo que se refiere a la situacin econmica. Hay una grave crisis econmica y social en el pas: miles de personas han perdido su puesto de trabajo, hay mucha pobreza.

El Gobierno siempre ha contado con el miedo de la poblacin que le vota. Piensa que, con ese miedo, mucha gente prefiere no meterse en temas polticos ni votar a la oposicin porque perdera su trabajo. Ahora que lo han perdido todo, estaran dispuestos a votar en contra del rgimen, por lo que la represin sobre la poblacin es an mayor, con el objetivo de volver a alzarse con ese 99% que siempre consigue en las elecciones. El rgimen hace las elecciones solo para hacer parecer que hay democracia en Guinea, aunque en realidad esta no exista.

Al fraude electoral se une, denuncia, la represin a los opositores.

Hacer la oposicin en Guinea Ecuatorial es una de las profesiones ms arriesgadas. En Guinea la oposicin no tiene derecho a nada, ni siquiera a trabajar. No solo le pasa a los polticos, los militantes conocidos de la oposicin no tienen derecho a trabajar. Incluso los sospechosos de simpatizar con la oposicin tambin tienen problemas. Un opositor no puede ganar un juicio si lo tiene contra el partido del poder. No tenemos derecho a nada.

La ltima vez que viaj a Madrid, donde se reuni con diferentes partidos polticos espaoles, fue detenido a su regreso a Guinea Ecuatorial. Qu pas?

S. Despus de Madrid, fui a Alemania y Colombia. Al volver, me detuvieron en el aeropuerto, me dijeron que tenan informacin de la Interpol de que haba comprado armas en Blgica para dar un golpe de Estado, lo cual era falso. Gracias a la movilizacin de partidos polticos espaoles, e incluso del Gobierno, me liberaron a las 24 horas.

Cmo se las arregla entonces para realizar esta labor de oposicin?

Buena parte de los que estamos en este partido hemos estudiado en Espaa por lo que tenemos ciertas ventajas. Yo trabajo para la UNED por lo que no pueden obligar a la UNED a que me eche del trabajo. Mis compaeros, muchos ingenieros, economistas, mdicos, van dando clases en colegios de monjas o en el colegio espaol. De eso vivimos.

Pero, con nuestros recursos, tenemos que intentar mantener el partido. Estamos en una situacin de presin constante. De miseria constante. El partido muchas veces tiene que hacer de ONG para personas que se nos acercan porque no tienen ni para comprarse unas aspirinas. Tenemos que encargarnos de militantes que, por el hecho de apoyar la oposicin, han perdido sus trabajos.

A usted le llegaron a acusar de comprar a un enfermo de bola para meterlo en el pas. Qu ocurri?

S, son situaciones surrealistas. En enero se celebr la Copa frica. Marruecos la haba rechazado por la situacin del bola. Y nosotros nos preguntbamos: cmo vais a aceptar la Copa? De qu partida presupuestaria vais a sacar los 40 millones de dlares? Cmo va a prevenir los casos de bola un pas que tiene la sanidad por los suelos? Entonces, pedimos a la poblacin que no fuera a los estadios, pedimos un boicot. Poco despus, publicaron una noticia diciendo que yo haba ido a los pases afectados por el bola para comprar a un enfermo y traerlo a Guinea, matar a la poblacin y decir: mirad, esto es lo que decamos.

Surrealista. Fuimos a los tribunales a denunciarlo. La polica fue bochornosa, prefabric tarjetas de embarque de los supuestos viajes. Yo les deca: dnde estn los sellos en mi pasaporte? No lo pudieron demostrar. Trajeron a un delincuente internacional que dijo que yo le haba ido a ver para ofrecerle dinero a cambio de meterlo en Guinea y que luego, deca, no le pagu y le amenac.

Los medios estuvieron cuatro meses con el tema. Llamndome asesino pero sin dejarme hablar. Me dejaron en una especie de arresto domiciliario, solo poda ir a la oficina y poco ms. Fue una violacin de mis derechos a la defensa, a la presuncin de inocencia, al derecho de expresarme. Hubo un intento de meterme en la crcel pero finalmente, no s si por la presin internacional o por la vergenza, dejaron pasar el caso.

Las relaciones entre el Gobierno espaol y el ecuatoguineano son aparentemente buenas. Qu papel tiene Espaa en su intento de impulsar un cambio?

Las relaciones no son buenas aunque lo digan, pero el Gobierno de Espaa no exige con contundencia el fin de la represin y las vulneraciones de derechos humanos. Pero a la mnima que quiera Espaa exigirlo, el gobierno lo tachar de injerencia poltica y habr consecuencias. El Gobierno guineano quiere que Espaa solo coopere y reconozca a Guinea como gobierno democrtico.

El Gobierno de Espaa cumple con esa exigencia?

Los gobiernos espaoles no son muy contundentes a la hora de exigir el respeto de los derechos humanos. Antes s: cuando Guinea era un pas pobre. Desde que empez a explotar los recursos y todas las empresas petroleras queran entrar, las exigencias al gobierno empezaron a ser cada vez ms dbiles y tmidas. El petrleo y el dinero han pasado a ser ms prioritarios que la exigencia al respeto de los derechos humanos de Guinea.

Ahora que se est explotando sus recursos y las empresas quieren entrar, las exigencias han bajado. No solo por el inters de los gobiernos de llevar multinacionales al pas sino tambin porque el margen de maniobra para presionar al gobierno tambin se ha reducido.

El gobierno guineano ya no depende de la ayuda internacional, as que les puede mandar a frer esprragos porque tiene recursos propios y recursos codiciados por las grandes potencias. El Gobierno de Guinea siempre ha jugado con esa baza. Si Occidente le presiona demasiado, se dirige a los chinos para que ocupen su espacio. Y a Occidente no le interesa que China ocupe el espacio.

Su partido, Convergencia para la Democracia Social (CPDS), se ha unido con Unin de Centro Derecha (UCD) en la coalicin electoral Juntos Podemos. Por qu?

Hemos hecho la coalicin ante una situacin en la que el partido del Gobierno usa todos los recursos del Estado a su antojo. Por ejemplo, la prensa. Hemos mantenido una reunin con el Gobierno y nos han asignado un equipo de radio y televisin. Graban imgenes de nuestros actos pero, en el momento de informar, solo emiten unos segundos de imgenes y no permiten que salga nuestra voz. Ellos hablan por nosotros y dicen lo ms intrascendente de nuestro discurso. Ante esa situacin, vimos que un solo partido no puede enfrentarse al partido del poder. La unin hace la fuerza. Por eso lanzamos un nico mensaje de unin por el cambio a la poblacin, a los militantes que nos exigen esa unidad .

Tenemos la experiencia de 1995, la nica vez que la oposicin se uni. Y tenemos la experiencia de otros pases africanos donde han conseguido deshacerse de dictaduras gracias a ello. Cuando estamos unidos, somos ms fuertes.

Qu posibilidades reales tienen de obtener ms escaos?

Las posibilidades que tenemos se basan en poder llegar a la poblacin para decirle que "ahora o nunca". Y, si hay fraude, la poblacin tiene que salir a la calle para exigir que lo que se diga en las urnas se respete.

No hay agua, no hay hospitales, los hospitales son privados para la gente con recursos. El rgimen no ha construido escuelas. Se ha invertido mucho en otras construcciones: puentes enormes, grandes hoteles, aeropuerto desde el que no salen aviones durante semanas Y no se ha construido ni una escuela. Tanto es as que los centros privados tienen que establecer turnos.

Para ejemplificarlo: en el distrito electoral de Bata, hay 38 centros de enseanza secundaria, de ellos 33 son privados, construidas por asociaciones religiosas o familias para que los nios no estn en la calle. De los cinco que hay, tres se construyeron en la poca colonial y dos con (el anterior dictador Francisco) Macas. En este rgimen, no ha construido ninguno. No han construido infraestructuras que beneficien a la poblacin. No. La poblacin vive al margen del petrleo. Gracias a esas obras, hay una ley de inversiones segn la cual todas las empresas extranjeras tienen que contar con un socio local, siempre del presidente y de su familia o del poder.

Pide que sus votantes salgan a la calle pero qu consecuencias suele tener para la poblacin manifestarse contra el Gobierno?

Hay una ley que permite que los ciudadanos se manifiesten pacficamente pero nunca han permitido una manifestacin de la oposicin. Las nicas que se celebran en Guinea Ecuatorial son de apoyo a Obiang o a algn miembro de su familia, pero nunca hay una manifestacin de inters social.

En 2013, tras el fraude electoral, anunciamos que nos manifestaramos, el Gobierno no nos dio permiso y el da de la protesta amaneci con toda la zona acordonada por tanques. A m me detuvieron junto con otros compaeros a pesar de que habamos anunciado que lo bamos a hacer para que la manifestacin transcurriese con normalidad. Nuestra sede permaneci dos semanas rodeada, asediada.

Pero volveremos a salir, porque la poblacin guineana est muy cansada. Uno puede aguantar la represin y la falta de libertades cuando se le da de comer. Pero no puede aguantar la represin mientras ve que sus nios no tienen ni para comer ni tienen dinero para estudiar. En estas condiciones si unos no tienen dinero para pagar, no irn a la escuela. Es difcil que uno aguante tantas privaciones, porque la situacin al final acaba estallando.

La oposicin llam una y otra vez al gobierno a sentarse pero siempre la maniobra para distraer a la gente, para engaar.

Cules son las principales reformas que proponen para generar ese cambio?

Querramos producir cambios en la Constitucin y en varias leyes del pas. Reducir los poderes del jefe de Estado, que el Parlamento pueda desarrollar su labor, que el actual ni legisla ni controla al gobierno: solo se limita a ratificar las decisiones que el Gobierno manda al parlamento. No ejerce de control: es dependiente del gobierno. Por eso, necesitamos un cambio constitucional en el senado, que solo bloquea todo lo que sale del Parlamento y no venga del partido del gobierno.

Teniendo en cuenta este atosigamiento que relata, no piensa en tirar la toalla?

A veces da miedo porque en Guinea te puede pasar de todo. Sigo porque de qu me sirve ir al exilio? Si todava hay un margen para seguir luchando por la democracia, tengo la confianza en que terminar llegando a Guinea Ecuatorial porque la causa de la democracia es una causa justa. Lo importante es mantener la llama de la lucha encendida. Si no lo hacemos nosotros, ya lo harn otros.

Fuente: http://www.eldiario.es/desalambre/Espana-democracia-Guinea-Ecuatorial-aparecio_0_706580129.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter