Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-11-2017

ibia Tamayo es fundadora de la parte baja del nordeste antioqueo, donde lleg hace ms de treinta aos huyendo de la violencia
Colonizando tierras a pie

Bibiana Ramrez
Agencia Prensa Rural


Desde aqu le pertenece a doa Libia, por todo ese borde que ve all. Ella fue de las primeras en llegar a esta regin. A nosotros nos cedi una buena parte, dice Gerardo mientras seala la montaa. Y esto lo caminamos nosotros, cierto Gerardo?, dice Fany con una risa tmida. Gerardo tambin sonre y dice que el camino casi no le renda, Fany le refuta diciendo que no es cierto, que tena un paso constante y ligero. Sonren y siguen mirando por la ventanilla, tal vez aorando aqullas pocas cuando se caminaban todo el nordeste, hablando de derechos humanos y abriendo trochas.

Vamos rumbo a la parte baja del nordeste antioqueo, veredas bastante alejadas de Remedios, pasando desde Martan, Santa Luca, El Pollo, donde hay una base militar, despus por El Popero, Gorgona, Paso de la Mula, Plaza Nueva y Camelias. Hasta ah llega la carretera. Cerca, no tan cerca, est el ro Tamar que ya es lmite con el Sur de Bolvar. Cuando llueve es posible que los carros se queden atascados en el lodo y los ros se crecen hasta desbordarse, dejndolos incomunicados.

Entrando a estas veredas ya no es posible ver esa selva nativa y tupida que hay ms adentro. Los madereros y la ganadera se han consumido gran parte de esta vegetacin. Sin embargo hay monte para rato. Ya muchas familias estn optando por cuidar lo que les queda porque saben que ah est el agua.

Descubriendo montaas

Todas esas regiones fueron colonizadas por campesinos desplazados y pobres deseando salvar sus vidas, pues ya haban perdido sus bienes en manos de los paramilitares.

Libia Tamayo, que todos conocen como la abuela, fue la primera en entrar a la parte baja del nordeste y lleg all, no porque quiso sino porque le toc. Ella sali desplazada en 1983 de Puerto Berro con su compaero, dos nietos y Gustavo, un trabajador. En Berro nos perseguan los Masetos, los oy mentar? Eran unos paras. Ellos nos hicieron salir de all. Por aqu no conocamos nada, ni sabamos para dnde venamos. l dijo: vmonos, salvemos aunque sea la vida. A un poco de familias nos hicieron salir con un montn de nios y la mera ropita que llevbamos puesta.

En el 84 lograron llegar, abriendo monte hasta Plaza Nueva. Hacan estaciones de ocho y quince das. Armaban algn ranchito de plstico o paja y ah se quedaban mientras cogan energas para seguir. Eran tierras baldas. En Plaza Nueva se quedaron varios aos. La subsistencia no era fcil, no haba caminos, todos tocaba inventarlos.

Nosotros vivamos de la madera. El marido mo cortaba palos para llevarlos a Campo Bijao y luego a Barrancabermeja. Vala ms el flete que la madera. Minera no se haca. Despus que se abri la tierra fue que vino a aparecer. El revuelto nos tocaba cargarlo como a dos horas y en una mula, desde Remedios, traa la comida para nosotros. Cuando eso no haba base militar en El Pollo. Esa base lleg cuando se empezaron a abrir caminos por aqu y lleg gente desplazada de muchos lados.

Hasta ah, Libia y su familia crean haber encontrado un lugar tranquilo. Cuando se cre la base militar, en los noventa, los soldados entraban por toda esa regin. Cuando ya se form el casero de Plaza Nueva, empez el control de las comidas. Uno llevaba el bultico de panela para el mes o mes y medio y se lo recortaban a la mitad, as era con el arroz. Como en ese lado haba guerrilla, nos decan que era para ellos. Comenzamos a mercar por Campo Bijao hasta Barranca por el ro en johnson, pero era muy costoso y por ah tambin quitaban los mercados, en Cuatro Bocas, donde salan los paracos.

Atropellos del Ejrcito

Y la llegada de la base trajo consigo mltiples excesos con esos campesinos que buscaban un futuro en otras tierras. Cuando Libia viva en Plaza Nueva, casi viva a la intemperie. Aqu comenzaron los sufrimientos con el Ejrcito. Ah nos tocaba dormir en el monte casi diario. Un da nos toc arrancar a toda carrera y dejamos todo, al otro da que volvimos estaba la comida regada en el patio, la ropa, las ollas estaban hundidas, a la mquina de moler le haba volteado el tornillo. Y deca mi compaero: esa gente s es daina. Eso lo haca el Ejrcito que era el que nos persegua por all.

Cada quince das aparecan por cualquier lado de la montaa y siempre llegaban preguntando por la guerrilla. Los soldados se hacan cerca de la casa de Libia, a acampar. Eso era cada momentico a pedir cosas, que si tena gallinas, que si tiene tal cosa, tal otra que para que les vendiera. Pero nosotros que tenamos las cosas medidas, no podamos.

Aos despus se fue poblando esa regin. Llegaron nuevas familias. Empezaron a abrir las carreteras. Tenan das tranquilos, cuando el Ejrcito no apareca, pero otros das de alarma y temor, por ejemplo con los bombardeos que fueron constantes. Por la finca de don Domingo el Ejrcito bombarde a la guerrilla. Yendo para Los Bogotanos tiraron unas bombas por all en la montaa. En La Gorgona tambin. Ya cuando estaban en proceso de paz tambin bombardearon y mataron a dos guerrilleros.

Gerardo, Fany, Libia, fundadores de Cahucopana en la parte baja, empezaron a hacer denuncias, a interlocutar con el Ejrcito. Lograron que los dejaran tranquilos y se retiraran de esa zona, pero los militares se quedaron en la base.

Los conflictos cambian

Libia fue haciendo intercambio con esas tierras o a los que llegaban les ceda parte para que hicieran sus ranchos. Ella es fundadora de la junta de accin comunal, hace 27 aos. Yo toda la vida hice parte de la junta. Yo en todo tengo que estar menos en misa, as yo no hable, siempre estoy analizando y pendiente. A m me acobija una timidez, mucha pena que me da. Me da miedo equivocarme.

Ya se retir de la junta porque dice que los aos ya no le ayudan. Sin embargo est en el comit de mujeres. Pero ella misma asegura que la gente en esa vereda ha sido difcil de organizar. Les gusta mucho el chisme y poco actuar.

Se han presentado discordias en la junta. Adems estn llegando problemticas que antes no se vean. Aqu se estn entrando marihuaneros, ladrones, atracadores por los caminos y ya no estamos tranquilos. Llegan encapuchados, como hace das a Plaza Nueva. Estn robando ganado. Hace dos meses se le perdieron a Jeremas once vacas. A otro vecino le robaron una. No se sabe quines son.

Libia ahora tiene una casa de madera, colorida y que sirve de tienda en Camelias. Es una lder querida y reconocida en toda la regin. Algunos vecinos llegan a saludarla, a comprar algn fresco o a ver cmo est de salud. Ella, con su sonrisa tmida, los recibe y les da algunas noticias. El sol del medio da pega duro sobre los tejados de lata y la carretera de tierra. As, con ese sol tan bravo nos caminamos todo este nordeste.


Fuente original: http://prensarural.org/spip/spip.php?article22355



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter