Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-12-2005

Belgrado, Kabul, Bagdad, Qatar... Telesur?
Las bombas de EEUU contra las televisiones incmodas de los pases a los que invade

Pascual Serrano
Rebelin


El pasado 22 de noviembre el diario britnico Daily Mirror public un documento secreto del gobierno britnico en el que se deca que Bush le indic a Blair en una cumbre en la Casa Blanca celebrada el 16 de abril de 2005, que quera bombardear la sede central de la cadena de televisin rabe Al Jazzera en Qatar. La reunin se produjo cuando las fuerzas estadounidenses en Iraq estaban preparando el asalto a la ciudad de Faluya.

Aunque el gobierno Bush ha calificado esa acusacin de estrafalaria e inconcebible ha amenazado a los medios norteamericanos si publican el documento, debido a que fue revelado de manera ilegal por un funcionario por lo que quebrantaran la Ley de Secretos Oficiales. Lo que deja en evidencia su autenticidad, pues no se puede quebrantar esa ley publicando un documento falso.

Quizs ahora haya que volver a recordar que el ejrcito norteamericano ha tenido por norma bombardear sistemticamente las emisoras de televisin non gratas en todas sus recientes invasiones.

Cuando las tropas norteamericanas entraron en Bagdad el 7 de abril de 2003 entre sus primeras acciones, adems del derribo de la estatua de Sadam, estuvo la de disparar a las 7:45 un solo misil de precisin desde un caza contra el edificio de Al Jazzera en Bagdad asesinando al jefe de la oficina, Tareq Ayoub. No fue un disparo al azar: El avin volaba tan bajo que cremos que iba a aterrizar en el techo, le dira despus el periodista de la televisin rabe, Taiseer Alouni, a su colega britnico Robert Fisk. Tres das antes los responsables de la televisin haban proporcionado la ubicacin exacta de su oficina a los estadounidenses.

Tambin en su entrada a Bagdad, el mismo da del ataque con misil a Al Jazzera, un tanque norteamericano disparaba contra el hotel Palestina donde se alojaba toda la prensa extranjera acreditada provocando la muerte de los periodistas Jose Couso de Tele 5 y Taras Protsyuk, de la agencia Reuters.

El 7 de agosto de 2004, el gobierno iraqu, siguiendo las instrucciones del ejrcito ocupante norteamericano, orden el cierre de las oficinas de Al Jazzera en Bagdad y su expulsin del pas.

El 12 noviembre del ao 2001, el ejrcito norteamericano bombardeaba los locales del canal en Kabul, la capital de Afganistn, con la excusa de que habran albergado a algunos miembros de Al-Qaeda. A pesar de las promesas hechas a Al-Jazzera, la administracin norteamericana nunca ha abierto una investigacin.

Un mes antes, el 3 de octubre de 2001, Colin Powell, Secretario de Estado norteamericano, se dirigi al Jeque Hamad bin Khalifa al-Thani, emir de Qatar y principal accionista del canal, para pedirle que interviniera a fin de que Al Jazzera modificara su cobertura de los acontecimientos.

La anterior invasin en la que particip Estados Unidos fue en Yugoslavia, en esa ocasin bajo la bandera de la OTAN. All, en Belgrado, el 23 de abril de 1999, el ejrcito norteamericano bombarde la sede de la radiotelevisin de Serbia (Radiotelevizija Srbije, RTS), situada en el centro de la ciudad, causando la muerte de diecisis empleados del canal.

Los socios de Estados Unidos tampoco se quedan cortos. El 19 de enero de 2001, el ejrcito israel dinamit el edificio de la televisin y la radio palestinas La Voz de Palestina, en Ramallah, en los territorios ocupados.

He conocido a los periodistas de Al Jazzera en varias ocasiones, en Iraq y en el Lbano. No he apreciado ni el ms mnimo odio ni apologa de la violencia en su trabajo. Me han parecido profesionales ntegros, obsesionados por recoger los testimonios de la gente, de los iraques en Bagdad o de los palestinos en los campos de refugiados en el Lbano, personas cuyo acceso a los medios occidentales les est vedado y que slo pueden expresarse ante los micrfonos de esta cadena rabe.

La conclusin por tanto es clara, el gobierno norteamericano ha establecido como norma bombardear toda emisora de televisin incmoda en cada pas donde llega tras su invasin: Yugoslavia, Afganistn, Iraq, y quien sabe cul ser el prximo objetivo. Su impunidad es absoluta, los gobiernos europeos apenas expresan su indignacin con la boca pequea. En Amrica Latina una nueva televisin valiente hace pocos meses que ha nacido, Telesur. Creada por Venezuela, Brasil, Argentina, Cuba y Uruguay, ya ha dejado claro que va a apostar por un modelo de informacin enfrentado al pensamiento nico promovido por las grandes emisoras norteamericanas. Del mismo modo que Hugo Chvez ha denunciado las intenciones de Estados Unidos de asesinarlo, los periodistas hemos de advertir sobre la amenaza hacia una televisin independiente que no responder a los intereses de Bush. El tiempo demostrar si ser el nuevo objetivo de los misiles norteamericanos. Por eso es importante sealar al criminal antes de que cometa su crimen.

www.pascualserrano.net



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter