Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-11-2017

Es un problema de supervivencia

Gerardo Honty
La diaria


Se est celebrando en Bonn la 23 Conferencia de las Partes de la Convencin de Cambio Climtico (COP 23), que se extender hasta el 17 de noviembre. La principal tarea de la reunin es comenzar a definir todos los asuntos que quedaron pendientes tras el Acuerdo de Pars de 2015. Recordemos que aquel acuerdo, a pesar de los auspiciosos titulares con que fue anunciado, no signific ningn avance respecto de las anteriores decisiones de la convencin, y los temas principales no se resolvieron. (1)

Pero la conferencia no empez de la mejor manera. El secretario general de la Organizacin Meteorolgica Mundial (OMM), Petteri Taalas, present durante la inauguracin de la reunin, el 6 de noviembre, un avance de su informe Estado del clima mundial 2017. All se anuncia que este ao va a ser uno de los tres ms clidos jams registrados (los otros dos fueron 2015 y 2016), con episodios de efectos devastadores huracanes, inundaciones, olas de calor y sequas cada vez ms frecuentes.

Segn adelant Taalas, los indicadores del cambio climtico a largo plazo, como el incremento de las concentraciones de dixido de carbono, el aumento del nivel del mar y la acidificacin del ocano, siguen aumentando mientras los hielos del rtico, la extensin del hielo marino de la Antrtida y los glaciares continan reducindose. Las consecuencias previstas de estos cambios para la estabilidad de los ecosistemas terrestres, as como la capacidad de producir alimentos y proveer agua para consumo humano, son muy negativas, pero ms se teme por las imprevistas.

Sin embargo, seguramente lo ms terrible para las autoridades nacionales all presentes haya sido el demoledor dato que evidencia la inutilidad del Acuerdo de Pars. Segn el reporte de la OMM, la tasa de aumento del CO2 de 2015 a 2016 es decir, al ao siguiente del tan promocionado acuerdo fue la ms alta jams registrada, a saber, de 3,3 partes por milln/ao. Esto supuso que la concentracin de CO2 alcanzara las 403,3 partes por milln, la mayor concentracin de gases de efecto invernadero jams antes registrada. Y los datos en tiempo real de diversos lugares especficos indican que los niveles de dixido de carbono, metano y xido nitroso siguieron aumentando en 2017.

Las olas de calor aumentaron en todo el mundo. Las muertes y enfermedades relacionadas con el calor han aumentado de forma constante y el nmero de personas vulnerables expuestas a episodios de olas de calor se ha incrementado en aproximadamente 125 millones. En varios pases, entre ellos Australia, Pakistn, Irn, Barin, Omn, China, Espaa, Italia, Francia y Estados Unidos, las altas temperaturas alcanzaron niveles nunca antes registrados. En particular en Amrica del Sur, Santiago de Chile registr la mayor temperatura conocida (37,4 C), lo que contribuy a la propagacin de los mayores incendios forestales en la historia chilena, que arrasaron 614.000 hectreas de bosque. En Puerto Madryn (Argentina) se alcanz una temperatura de 43,5 C, la ms alta registrada tan al sur (43 S) en ningn lugar del mundo.

Las sequas fueron extremas en varios pases de frica y en el sur de Europa. Italia sufri las ms altas temperaturas histricas, lo que provoc enormes prdidas agrcolas. Segn el reporte, los fenmenos extremos afectan a la seguridad alimentaria de millones de personas, especialmente a las ms vulnerables. En los pases en desarrollo, 26% de los daos y las prdidas causados por tormentas, inundaciones y sequas de mediana y gran escala recay sobre la agricultura.

Los eventos climticos extremos continan aumentando su frecuencia e intensidad. El ndice de energa ciclnica acumulada, que mide la intensidad total y la duracin de los ciclones, alcanz en setiembre su valor mensual ms elevado jams registrado.

Este avance del informe de la OMM contiene 16 pginas con un resumen de datos similares a estos para todas las reas y aspectos afectados por el cambio climtico, como la salud, la economa y los ecosistemas de todo el planeta. (2) La conclusin es evidente: cada vez estamos peor, y los 25 aos de negociaciones internacionales sobre medioambiente (clima, bosques, biodiversidad, agua, ocanos) han sido completamente ineficaces.

Las prioridades nacionales

La situacin del medioambiente global no mejorar, y los impactos negativos tendern a agudizarse. Ningn pas quedar ajeno a esta realidad, y de ah que sea relevante atender con mayor esmero la conservacin de aspectos tan relevantes para la vida como el agua, los suelos, la biodiversidad y los ecosistemas. Si esto era muy importante en el pasado, de ahora en ms se tratar de una cuestin de supervivencia. Y no estamos hablando de un futuro muy lejano. La propia secretaria ejecutiva de la Convencin de Cambio Climtico alert, tras la firma del Acuerdo de Pars, que slo se contaba con tres aos para iniciar los cambios radicales que se requeran para evitar el cambio climtico peligroso. Ya estamos a dos aos de la firma del Acuerdo de Pars, y esta decisin ni siquiera est en la agenda de la reunin de Bonn.

Los gases ya acumulados en la atmsfera permanecern al menos durante 1.000 aos ms, segn los datos aportados por la ciencia, lo que significa que ms all de los acuerdos que se alcancen si se alcanzan alguna vez, el cambio climtico y sus impactos asociados, como el aumento de la temperatura, las sequas, los eventos extremos y las inundaciones, continuarn a pesar de todo.

Para pases como Uruguay, la conservacin del suelo, el agua y la biodiversidad deberan ser tareas prioritarias. En los ltimos aos, desde el Ministerio de Ganadera, Agricultura y Pesca se ha lanzado la idea de que Uruguay produce alimentos para ms de 30 millones de personas, olvidando que su tarea primordial es asegurar los alimentos y el agua limpia para los tres millones que aqu vivimos. Las presiones sobre los ecosistemas nacionales se agudizan, y en el contexto de catstrofe ambiental global que se avecina, cuidar los recursos naturales del pas debera estar por encima de la exportacin de productos agropecuarios y forestales para consumidores extranjeros. No es un problema de insolidaridad internacional, es un problema de supervivencia.

(1). Vase mi columna de aquel entonces, disponible en https://ladiaria.uy/articulo/2015/12/el-elogio-de-la-impotencia/.

(2). Puede descargarse de https://public.wmo.int/es.

Gerardo Honty, analista del Centro Latino Americano de Ecologa Social.

Fuente: https://ladiaria.com.uy/articulo/2017/11/es-un-problema-de-supervivencia/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter